¿Quieres trabajar desde tu casa y ser tu propia jefa, invirtiendo muy poco o nada de dinero? Aquí te damos 15 ideas para hacerlo

Muchas veces porque no encontramos un empelo que nos satisfaga, para un mejor cuidado de los hijos,  porque no nos gusta el trabajo que hacemos, queremos evitar un trâfico infernal o ya sea que queremos administrar nuestro tiempo y ser nuestro propio jefe, un trabajo desde la casa es lo que nos conviene.

Si, pero no tenemos capital para emprender un negocio regular pensamos que no podemos independizarnos , pero no es así, hay muchas maneras de ganar dinero desde casa sin tener que contar con mucho dinero.

Haz un repaso sobre las habilidades que posees y que pudiera servirte en tu plan, si no posees  ninguna habilidad que otros pudieran requerir, aprende alguna.

Hay cursos cortos de cosmética como cursos de maquillaje, colocar pestañas postizas o  uñas acrílicas o  tinte de cabello. Cursos sobre programación de computadora o mecánica de carros. Generalmente, son cursos económicos y si te gustan y los aprendes,  estos servicios se cobran caro.

Date a conocer hablando con amistades y conocidos y utiliza plataformas de internet como Instagram, que tiene mucha expansión y son gratuitas

 

 

Aquí te contamos de 15 formas de hacerlo con poco o nada de inversión.

Como todo en la vida, los principios son difíciles, pero con un poco de paciencia y perseverancia podrás conseguir el éxito que desea.

1. Preparar y vender alimentos desde casa

Si eres buena cocinando, entonces puedes aprovechar tus habilidades para preparar repostería o comida y hacer negocio desde tu propia casa La comida sigue siendo un buen negocio y no tienes que salir de casa para explotarlo.

Dependiendo lo que más te guste cocinar y del tiempo que estés dispuesta a dedicarle, puedes despachar almuerzos diariamente o cocinar ocasionalmente para fiestas o banquetes o dedicarte solamente  a la repostería por encargo, pues  hay mercado para los todo.

2. Cuidar mascotas

Si te gustan los animalitos, especialmente los perros, que son más fáciles de cuidar,  y tienes el espacio en tu casa como para poder tenerlos allí; éste puede ser un buen negocio para tí.

Puedes empezar, como en los otros casos, dando a conocer tu nueva actividad con amigos, vecinos y conocidos y luego crear una cuenta en instagram para darte más publicidad a precios económicos.

De a poco puedes ir ampliando los servicios ya no sólo como albergue, sino puedes ofrecerles otros servicios como bañarlos, cortarles el pelo etc., lo que más te guste o lo que mejor puede llegar a hacer y de esta forma tu negocio tendría más opciones.

3. Dar servcicios de bellezaSi ya conoces estas técnicas, mejor, sino, apúntate en un curso corto y aprende sobre belleza. Generalmente estos servicios se cobrann bien y si te das a conocer, puedes hacerloste de una buena clientela.

4. Gimnasio en casa

Inprovisa un ginmasio en tu casa, especialmente en el área del living.

Podría parecer una idea muy complicada, pero en realidad no lo es, todo es cuestión de proponértelo.

Los ginmasios cobran bastante por la inscripción y luego por la mensualidad, si logras juntar cuatro a cinco amigas a un precio menor que el de los gimnasios, podrías empezar obteniendo un buen dinerito y de paso tener tu propia rutina de ejercicios.

Adquiere cintas con música bailable  y anúnciate como clases de zumba,  que goza de mucha popularidad, seguramente conseguirás personas rápidamente.

Tiene la gran ventaja de que si un día te sientes indispuesta por algún motivo, puedes pedirle,  a alguna de las clientas que modere la clase mientras tu supervisas.

Mover los muebles de tu sala una hora dos o tres veces a la semana, no debería ser un gran problema y con el tiempo podrías tener dos o más grupos. Suerte!

5. Artesanía

Las artesanias siempre tienen el aprecio de la gente. Puedes innovar algo o hacer cosas tradicionales. Si sabes tejer, una bufanda de lana la puedes hacer en un para de días y te daría alguna ganancias. Las opciones son muchas, lámparas hechas con hilo de cáñamo, velas aromáticas, jabones artesanales, etc. Incluso, si tienes creatividad puedes “inventar” un producto nuevo como una muñeca vestida de ropa típica o tazas  de cerámicas con mensajes bonitos y así “crear” una marca.

Puedes buscar ideas en Youtube, donde además encontrarás tutoriales para aprender a hacer diferentes tipos de artesanías.

6. Alquilar tu vehículo

Aunque el carro es algo muy personal y una de los activos más apreciados que tenemos, si quieres hacer un dinero extra, busca un buen seguro y alquila tu carro por horas o por días. De esta forma lo conviertes en un activo. Empieza deciéndolo a tus amigos y verás que pronto aparecerán personas amigas o referidos que por alguna razón necesitan de un vehículo. Hay plataformas en algunos países que  se dedican a este negocio, como RelayRides o FlightCar.

Puedes abrir una cuenta en Instagram y anunciarte desde allí.  Puedes contratar publicidad en la misma plataforma que ronda los US$ 10 a US$ 15 para conseguir seguidores y puedes segmentar al publico al cual está dirigido. Puedes empezar por tu ciudad y luego expandirte a medida que tu público crezca. Puedes dirigirlo a los países desde donde llegan la mayor cantidad de turistas a donde vives. Si las compañias de alquiler cobran unos US$ 35 a US$ 50 diarios, tu puedes cobrar un poco menos  para ser competitiva.

7 . Contestar encuestas por Internet

Hay páginas que pagan por llenar encuentas, ya sea en dinero o en puntos que luego se traducen en dinero;  por llenar encuestas desde tu casa. Visita los sitios como: CompareEncuestas, que opinas.com voz latinum.

8. Alquilar objetos

Puedes alquilar cosas que ya tienes como máquinas podadoras, secadores de pelo, herramientas y hasta ropa de calidad.

A medida que vayas ampliado el negocio y viendo lo que demanda la gente, puedes invertir en esos artículos. Puedes rentar artículos de diferentes gamas o especialrzarte en uno sòlo.

Prepara un anuncio llamativo como “Ya no tienes que invertir dinero para hacer reparaciones en tu casa o vestir de diseñador, aquí te rentamos todo aquello que necesitas por una décima parte de lo que te costaría y que luego no volverías a usar”

Asegúrate de cobrar una garantía cuando entregues la mercancia en alquiler, suma que devolverás cuando la recuperes. Asesórate con gente que tiene experiencia en ese tipo de transacciones.

9. Enseñar a otros lo que tu sabes hacer bien

Si tocas algún instrumento musical, sabes tejer, eres buena en matemáticas o sabes algún idioma, ofrece clases de eso.

Generalmente, se paga bien, ya que se cobra por hora. Puedes empezar con gente que conoces, o los hijos de algunas vecinas. Si lo haces bien, la voz irá corriendo y te darás a conocer. También como con otros negocios, puedes abrrir una cuenta en Instagram y darte a conocer a traves de ella.

10. Bisutería

Hacer bisutería, puede resultar en un excelente negocio. Aquí necesitas usar tu imaginación y puedes llegar a hacer creaciones realmente únicas y obtener una gran ganancia por eso.

Generalmente, los materiales son bastante económicos, lo importante es tener creatividad y buen gusto para hacer joyas que puedes vender a muy buen precio. Puedes llegar a hacer verdaderas preciosuras que luego más cientas irán buscando.

Si nunca haz hecho joyas, puedes asistir a un centro donde te enseñen a hacerlas, pero también, y de manera gratis, puedes buscar en Youtube canales especializados. Más abajo, dos páginas que puedes consultar y obtener información gratis.
joyeria-artesanal.es y arte-y-plata.com

11. Cuidar niños

Los padres siempre necesitan ayuda en este asunto. Puedes ofrecer tus servicios a las familias de tu localidad. Asegúrate de estar familiarizada con conocimientos de primeros auxilios elementales.

12. Restaurar muebles viejos

Suena complicado, pero en realidad no lo es tanto. Puedes buscar en los mercados de pulgas, donde puedes encontrar verdaderas gangas o conseguir buenas ofertas comprando a personas que están vendiendo cosas usadas, por lo general se anuncian en los periódicos o por Internet.

Con la moda vintage o Shabby Chic es fácil cambiar un mueble, ni siquiera hay que ser muy experta, ya que precisamente se trata de hacerlos lucir gastados, pero hermosos.

Tambien puedes buscar  muebles antiguos con diseños originales a muy buenos precios, pintarlos de un color atractivo – con los productos de hoy día es cada vez más facil cambiar una pintura vieja. Agrega picaportes o tiradores nuevos y puedes venderlos como antiques restaurados.

Si te va bien, te puede llegar a apasionar tanto que tal vez, te dediques a tiempo completo a esta actividad en un futuro.

13.  Alquilar una habitación de tu casa

La desventaja más grande es que se pierde un poco de privacidad, pero hay casas que tienen una habitación con salida independiente.
Si vives en una zona céntrica, es una ventaja para alquilarla a turistas y en ese caso puedes ganar más dinero.

Es una excelente idea registrate en la plataforma Airbnb para conseguir clientes de otros países. Esta plataforma te asegura cierto flujo de clientes y además de ciertas garantías de seguridad en el pago y el tipo de personas que se alojarán en tu casa.

14. Vender ropa desde tu casaPuedes empezar con una pequeña cantidad de dinero y con poca mercancía. En la mayoría de las ciudades hay almacenes donde puedes conseguir ropa, accesorios, u otros productos por docena a buenos precios y luego venderlos en tu casa, incluso a crédito, para hacer tu clientela. Eso sí, tienes que tener la voluntad de que luego, debes cobrar lo que te compren para que tu negocio sea rentable.

Si logras conocer un suplidor de ropa de segunda mano de buena calidad, puedes ganar buen dinero, pues una blusa que te cueste unos US$5.00 puedes venerdla comodamente al doble.

15. Ofinista en tu casa

Hay algunas empresas que requieren del trabajo de personas que contesten el teléfono y atiendan a los clientes sin necesidad de contratarlos como empleados. De esta forma se han creado los   “Call Center”.

No tiene que ser una empresa local, puede estar ubicada en otro país, lo importante es que tomes las llamadas y atiendas a los clientes.

Si sólo te interesa trabajar en las mañanas, o por el contrario, sólo en las tardes, puedes negociarlo, ya que pagan por horas.

Si sabes otro idioma, también puedes ofrecer los servicios de traductor.

Empieza buscando con las compañías locales y continúa tu búsqueda por Internet.

Aprovecha las múltiples propiedades del tomate con estas recetas de belleza

12 alimentos que te ayudarán a dormir mejor de manera natural