Prepara estos insecticidas naturales y mantén a raya a las alimañas

Todas hemos sufrido las molestias causadas por insectos y otras alimañas que llegan sin ser invitados.

En el mercado hay muchos insecticidas para matar y ahuyentar estos molestos animalitos de nuestro hogar, pero estos productos contienen insecticidas y químicos que a la larga, dañan la salud.

Prueba estos insecticidas  naturales, fáciles de hacer y económicos para mantener tu casa y plantas libres de insectos y alimañas no deseados y que además le darán un agradable aroma al ambiente de tu casa.

1. Infusión de menta

La menta ahuyenta  hormigas, pulgones, arañas  y hasta ratas.

A los humanos nos resulta muy agradable el olor a menta pero para estas alimañas no es así, por lo que los mantiene alejados.

Preparación

Hacer una infusión de menta con un vaso de agua y un puñado de menta.  Pon a herivir el agua, al momento de hervir agrega las hojas de menta y apaga el fuego. Deja que se enfríe,  cuela y coloca la infusión en un frasco atomizador.

Pulveriza esta infusión por todos los rincones de tu casa, incluyendo las entradas de la casa,  como puertas exteriores y ventanas.

2. Canela y hierbabuena

Si quieres alejar a las hormigas espolvorea canela en los bordes de puertas y ventanas, ya que no les gusta este olor.

Para deshacerte de  las polillas y las moscas blancas, prepara bolsitas de tela – sachet – y llénalas con palitos de canela y un poco de  hierbabuena. Colócalas en todos los rincones de la casa, especialmente los más oscuros y escondidos. Estos dos ingredientes alejan a las polillas y a las moscas blancas.

3. Geranio para controlar a los mosquitos

Esta planta posee un olor que aleja a estos insectos, por lo que es recomendable tener un par de maceteros en la entrada de la casa y si vas a hacer alguna actividad en el jardín de tu casa, coloca estos maceteros cerca del área, ya que evitará que los mosquitos se acerquen a las personas que estén cerca de los geranios.

4. Albahaca

Esta planta contiene varias sustancias que repelen a los mosquitos como el estrago o el limoneno.

Si quieres preparar un repelente para la piel,  puedes aplicar aceite esencial de albahaca mezclado con otro aceite neutro.

Nunca aplique aceite esencial puro directamente sobre la piel porque es muy irritante. Mezcla 6 gotas de aceite esencial de albahaca con una cucharada de algún aceite neutro como el de almendras,  coco,  jojoba o  albaricoque y aplícalo sobre la piel para evitar las picaduras de mosquito.

Si quieres mantenerlos fuera de tu casa, coloca maceteros con plantas de albahaca en las ventanas o cerca de las puertas de entrada.

5. Lavanda

Ahuyenta moscas, mosquitos, pulgas y polillas.

Una forma de mantener estos insectos a raya es colocar ramitas  de lavanda en los cajones de la ropa y en los clósets alejando principalmente a las polillas que destruyen la ropa.

Coloca ramitas en algunos rincones de la casa para alejar a las moscas y  mantén plantas de  lavandas en el exterior de tu casa donde reciban suficiente sol,  para mantener lejos a otros insectos.

La lavanda es uno de los ingredientes más utilizandos en perfumería por lo que puedes preparar un repelente de mosquito con un agradable olor a lavanda, sólo agrega unas 6 gotas de aceite esencial de lavanda en una cucharada  del aceite neutro  de tu preferencia y aplícalo sobre la piel.

Otra forma es es colocar aceite esencial de lavanda en un pozuelo y colocarlo en tu dormitorio, de esta forma los mosquitos se mantendrán fuera y  por lo demás,  te ayudá a conciliar el sueño ya que esta planta tiene efectos calmantes.

Combate la celulitis con esta mascarilla exfoliante casera y estos jugos desintoxicantes y antiinflamatorios

El secreto de belleza de Halle Berry que mantiene su piel jóven y hermosa

Estudios médicos concluyen que esta hierba evita la caída del pelo y le ayuda a crecer

La caída del cabello es un problema bastante común entre las mujeres de cualquier edad, y aunque se conocen varios productos naturales que ayudan a combatirla, nuuevos estudios médicos, han descubierto el gran poder que posee la menta, especificamente la menta piperita para revertir este problema.

Estos estudios han concluído que la menta  fortalece la raíz del cabello, evitando su caída y estimulando el crecimiento.

Un estudio realizado en Francia en el 2014, llegó a esta conclusión después  de  extensas  investigaciones   y otro hecho en  Corea,  cuyo resultado se  publicó en  el  ” Toxicological Research Journal”  donde se  investigó el efecto del aceite de menta en el crecimiento del pelo en ratones.

Primero se afeitaron los ratones y se dividieron en dos grupos. Un grupo fue tratado con Minoxidil –  la conocida droga para evitar la caída del cabello –  al 3 % y el otro grupo se trató con aceite de menta, también al 3 %.

Al cabo de 4 semanas. los ratones tratados con Minoxidil  lograron un crecimiento del pelo del  55 %  y  aquellos  a  los que se les aplicó el aceite de menta,  obtuvieron un crecimiento del 92%.



Formas de usar el aceite de menta para hacer crecer el pelo

 1. Infusión de menta

  • 1/2 litro de agua
  • 2 cucharadas de menta fresca o 1 cucharada de menta seca

Poner a hervir el agua. Cuando empiece a hervir, apagar el fuego, agregar la menta y tapar.

Cuando  se enfríe, cuela y guarda en una botella con tapa.

Sobre el pelo seco, aplica la infusión. Masajear suavemente y dejarla puesta por 30 minutos. Luego lavar el pelo de la manera habitual.

Puedes hacer lo mismo 3 o 4 veces a la semana para obtener resultados. Guarda la infusión en el refrigerador para que se mantenga fresca. Lo que quede después de una semana, debes botarlo.

2.  Aceite esencial de menta

  • 6 gotas de aceite esencial de menta
  • 15 gotas de aceite base. Puede ser de almendras, jojoba, semillas de uva o de aguacate

Mezclar los dos aceites y colocar en un frasco, preferiblemente de vidrio oscuro y guardarlo en un lugar oscuro para que los aceites no pierdan su propiedad.

Aplicar el aceite sobre el pelo seco, dando un masaje. Dejar actuar por 25 minutos y luego lavar el pelo como de costumbre.

Puedes hacer este tratamiento , de igual manera unas 3 o 4 veces a la semana.



3. Agregar al champú o al acondicionador de pelo

Añade este aceite a tu botella de champú o acondicionador; en una proporción de  4 gotas del aceite por cada onza de champú/ acondicionador.

Luego usa el champú/acondicionador de la misma forma en que lo usas habitualmente, sólo deja actuar unos minutos sobre tu cabello antes de proseguir con el lavado.

Fuentes: Temas Sobre salud, Revue Médicale

Fotografías: Haara us Fall

Consejos de maquillaje para lucir un cutis radiante

La vitamina E, ¿El secreto para mantenerse jóven?