Errores que cometemos y que más envejecen nuestra piel, según los expertos

La piel del rostro es sumamente delicada. Es cierto que la genética juega un papel importante en la calidad de la misma y en la forma que envejece, pero según los expertos, ésta sòlo tiene una incidencia de un 25%, el otro 75% depende de los hábitos de vida y del cuidado que le demos.

Muchos entendidos señalan los 5 factores más importantes que pueden hacer que nuestra piel envejezca de manera más rápida, así que toma nota y corrige aquello que no estás haciendo bien.

1. No usar protector solar

El sol causa daños irreparables y acelera el proceso de envejecimiento de la piel . Los rayos ultravioletas causan estragos a niveles celulares rompiendo las fibras de colágeno que ayudan a la piel a mantener su elasticidad. También son los causantes de los cambios en la pigmentación y de las consecuentes manchas solares.  Los estudios indican que este tipo de lesión cutánea ocurre a tan  sólo pocos días de la exposición solar sin protección. Por eso es importantísimo usar protector solar a diario, sin excepción, no importa si está nublado.

 

 

El protector solar  debe ser reaplicado cada tres o cuatro horas. Los rayos  del  sol  causan más envejecimiento prematuro que cualquier otra cosa, causando arrugas y líneas de expresión.

 

2. No hidratar correctamente

La  piel  tiende a resecarse  a  medida  que  vamos cumpliendo  años por lo que  mantenerla  hidratada  se  hace  más y más importante. Debes hidratar la parte externa, pero también hacerlo desde adentro tomando muchos líquidos como agua o infusiones.

Para tu cara usa una ligera crema humectante que no asfixie tus  poros.  Aplícala  inmediatamente  después  de  lavarte  el rostro o de ducharte. Sin una buena crema hidratante la piel se vuelve reseca y agrietada.

La gente le llama “el resplandor de la juventud” a ese aspecto fresco y jugoso de la piel jóven. Una piel seca, representa lo contrario. Se ve pálida, amarillenta y escamosa, lo que  te hace lucir más vieja. Este es un resultado directo de no humectar la piel.

3. No dormir lo suficiente

Dormir y descansar es la forma en la que reparamos nuestro cuerpo, incluyenso la piel.  Por lo general, la memoria y el coeficiente intelectual son mejores después de una buena noche de sueño.

Lo ideal es dormir, como mínimo, unas  7  horas cada día. La falta de un sueño reparador aumenta la concentración de factores oxidantes en el cuerpo, lo cual se refleja directamente en el rostro y es durante el sueño cuando se  libera la hormona del crecimiento, que estimula la formación de más tejidos.

Dormir menos afecta la salud y una de las cosas  que  más  se  resiente  es  la  calidad  de  tu   piel,  ya  que facilita la aparición de arrugas, ojeras y bolsas en los ojos.

Si te cuesta dormir, busca una solución natural; ejercítate, practica yoga, toma infusiones. 12 alimentos que te ayudarán a dormir mejor de manera natural

4. Fumar

El tabaquismo es uno de los peores hábitos que puede tener una persona.

Disminuye la cantidad de oxígeno en la sangre y degrada el colágeno,  provocando la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Dejar  de   fumar  puede  ser  difícil   pero  no imposible, debes hacerte el serio propósito de dejarlo y buscar el método que más te acomode para  lograrlo.

5. Aire controlado

El exceso de aire acondicionado o de calefacción eliminan la humedad del aire,  lo que causa resequedad en el cutis y provoca arrugas.

Puedes contarrestar esta resequedad con un humidificador ambiental y evitando abusar de estos aparatos. Mantén una temperatura adecuada, ni muy fría en verano, ni muy caliente en invierno.

Te invitamos a visitar:

Como verte sexy en traje de baño teniendo unos kilitos demás

Prepara agua de avena y adelgaza de forma natural

 

 

 

20 hábitos que aceleran el envejecimiento y te hacen lucir mayor

“Una bella ancianidad es,  la recompensa de una bella vida”  Esto lo dijo Pitágoras hace muchos años. Nuestro estilo de vida tendrá mucho que ver en que tan rápido nos hagamos viejos o cuanto tiempo conservemos nuestra juventud.

Hay hábitos que sin darnos cuenta aceleran el envejecimiento del cuerpo por dentro y por fuera.. Hoy te recordamos  20 de esos hábitos  que deberías evitar, si quieres lucir joven por más tiempo.

1 – Vivir bajo Estrés

Estar sometida a estrés  produce  un daño a la salud altamente conocido, pero a veces no se hace hincapié en que algunos de estos daños nos hacen lucir mayores y aceleran el proceso de envejecimiento. No manejar el estrés a largo plazo provoca incluso pérdida de memoria. Respira  profundamente por  las mañanas, por las noches y cada vez que tengas un segundo para ti durante el día.

2 -Una vida sedentaria

Debes moverte, aunque sea caminando. lo ideal es que hagas ejercicio de l tipo  aeróbico,  al  menos,  tres  veces  por  semana  para mantener sano  tu sistema  circulatorio y cardiovascular y al menos, dos veces   por  semana  hacer   ejercicios  de  fuerza  para  mantener  los músculos  en  buenas  condiciones.  El no hacer  suficiente  ejercicios aumenta   la   probabilidad   de   desarrollar  prematuramente  enfermedades como la diabetes, cáncer, hipertensión y osteoporosis.

3 -No ponerse protector solar varias veces al día

El protector solar  debe ser reaplicado cada tres o cuatro horas. Los rayos  del  sol  causan más envejecimiento prematuro que cualquier otra cosa, causando arrugas y líneas de expresión.

4 – No dormir lo suficiente

Lo ideal es dormir, como mínimo, unas  7  horas cada día. La falta de un sueño reparador aumenta la concentración de factores oxidantes en el cuerpo, lo cual se refleja directamente en el rostro y es durante el sueño cuando se  libera la hormona del crecimiento, que estimula la formación de más tejidos. Dormir menos afecta la salud y una de las cosas  que  más  se  resiente  es  la  calidad  de  tu   piel,  ya  que  le pueden salir arrugas, ojeras y bolsas en los ojos.

5- No comer suficiente frutas y verduras

Estos alimentos están cargados de antioxidantes que luchan directamente contra el proceso de envejecimiento.

6 – Fumar

El tabaquismo es uno de los peores hábitos que puede tener una persona. Lo  expone  a  diferentes  enfermedades  y  le da un aspecto más envejecido.  Dejar  de   fumar  puede  ser  difícil   pero  no imposible, debes hacerte el serio propósito de dejarlo y buscar el método que más te acomode para que puedas lograrlo.

7 -Cambios bruscos en el peso

Subir y  bajar de peso hace que la piel esté sometida a estiramientos rápidos y luego a bajones de peso que hace que la piel pierda elasticidad y eventualmente aparezcan estrías y flacidez.

8 -Exceso de azúcar

Consumir  muchos  alimentos  azucarados  produce  daños   en   el colágeno,  una  proteína  encargada  de  darle  elasticidad  a  la piel. Cuando se daña el colágeno, la piel se vuelve flácida y opaca. Trata de disminuir  el  azúcar que consumes, sustituye el azucar por frutas o azucar artificial.

9 -Pasar demasiado tiempo sentada

Si llevas mucho tiempo sentada tu cuerpo comienza a depositar azúcar en  tus  células.  Esto  provoca  diversos  daños  como  mala circulación,  exceso  de  peso  e  incluso arrugas en la piel.  Levántate cada media hora aunque sea para caminar unos 5 minutos antes de volver a sentarte otra vez.

10 – Tomar alcohol en exceso

Si  bien  una  copa de vino tinto de vez en cuando puede ser beneficiosa,   beber grandes cantidades de alcohol es un hábito que te envejece rápido.  Provoca  dańos,  entre  otras  cosas  a  las arterias, haciéndolas más estrechas, al hígado y a la piel. Además se corre el riesgo de padecer alguna enfermedad mental.

11 – No cuidar adecuadamente la piel

La piel necesita de unos cuidados básicos para mantener su elasticidad  y  luminosidad.  Lo  primero  es  una  buena limpieza todas las noches para retirar  el  maquillaje,  toxinas, polvo y bacterias y  lo segundo es mantenerla hidratada para evitar arrugas por causa de la resequedad. Lo ideal es agregar a esta rutina una crema regenadora para mantener la juventud por más tiempo.

12- Comidas fritas o con mucha grasa

Una  dieta con exceso de grasas y aceites afectan tu hígado y además te  hacen  ganar  peso, lo que tiene efectos negativos en tu salud y en tu piel, haciendo que envejezcas rápido. 

13 – Enojarse con facilidad

De acuerdo con la Dra, Jennifer Landa, de BodyLogicMD, cuando alguien  se  enoja  aumentan  los niveles de cortisol, una hormona que contribuye  al  aumento  de  peso,  la  presión arterial,  el nivel de azúcar en la sangre y el riesgo de padecer diabetes.

Cuando sientas que  estás  molesta por algo,  respira profundamente y busca pensamientos positivos para alejar el enojo de tu mente.

14. Escuchar música o la televisión muy fuerte

Si  sometes  a  tus  oídos  de  manera constante a sonido muy altos, con el tiempo irá disminuyendo tu audición y cuando te des cuenta habrás perdido un gran porcentaje de tu capacidad de audición.

15 –  No consumir suficientes proteínas

Las proteínas representan los componentes básicos de la estructura del músculo, por lo que si queremos conservar nuestra piel tonificada es necesario que las consumamos. En general, las proteínas de origen animal contienen proteínas completas  y alimentos como el huevo o las carnes magras son las fuentes por excelencia,  pero también se obtienen de otros alimentos como son la soya, la avena o las nueces.

16- Saltarse el desayuno

Esto  provoca  que  disminuya   el  nivel  de   azúcar  en  sangre,  lo  que  genera  un  suministro  insuficiente  de  nutrientes  en  el cerebro. El cuerpo reacciona  consumiendo  sus propias proteínas, se auto-devora lo que  disminuye el colágeno que a su vez causa arrugas,  flacidez  y  envejecimiento  prematuro.

17 – Consumir sal en exceso

El exceso de sodio provoca la retención de líquidos lo que se traduce en inflamación lo quel afecta las células de la piel. Existen estudios que  aseguran  que  quienes padecen hipertensión arterial tienen la densidad  capilar de la piel significativamente  más  baja que los no hipertensos.

18 -Nutrición deficiente

Además de representar una amenaza a tu salud, si no te alimentas bien, tarde o temprano tu piel sufrirá los estragos de la carencia de vitaminas y minerales que te aporta una alimentación balanceada. Tu cuerpo necesita cada día porciones de todos los tipos de alimentos, como granos, vegetales, frutas y proteínas, además de mucha agua para mantener tu piel sana y si no los recibes, no sólo sentirás los resultados, también los verás.

19 – Tomar café en exceso

Dos  o  tres  tazas  de  café al día son beneficiosas para la salud, pero cuando aumentamos su consumo, se vuelve perjudicial.

La cafeína en exceso provoca el envejecimiento prematuro de la piel al causar deshidratación.

20 – Consumir grasas trans o grasas hidrogenadas

Aumentan el riesgo de enfermedades del corazón y son perjudiciales para la  piel,  causando  inflamación  y  haciéndola mas susceptible al sol,  lo  cual  provoca  envejecimiento  de la misma. los alimentos que más  grasa- trans  contienen  son  la margarina, donas, papas fritas industriales y los alimentos fritos.

El vinagre te hace más bella

Toma este jugo para quemar grasa y desinflamar tu abdomen