10 pasos para lograr una vida exitosa

La definición de éxito varia con cada persona, pero siempre está vinculada a logros personales que implican una vida más plena y feliz.

Es muy común que por momentos se perciba que nuestra vida se estanca. No nos sentimos  a gusto con lo que tenemos, con lo que somos o el rumbo que ha tomado nuestra vida.

Hay cosas que tú puedes hacer para mejorar las cosas, pero requiere de disposición y determinación para lograrlo.

Los grandes cambios generalmente no se producen de la noche a la mañana, sino que son los pequeños detalles que se van sumando y al final logran un gran impacto en nuestras vidas.

Más abajo, una guía que puede ayudarte a diseñar tu propia estrategia y alcanzar tus objetivos.

1. Encuentra la motivación

Debes estar convencida de lo que quieres cambiar o mejorar y de que tú puedes hacerlo.

Imagínate como será tu vida una vez que hayas logrado tus metas. Esa imagen será una poderosa fuerza que te mantendrá enfocada a pesar de los obstáculos que encuentres o los tropiezos que des en el camino.

2. Haz una lista

Enumera las cosas que deseas modificar o mejorar en tu vida. Ya sea un trabajo que no  satisface,  aumentar tus ingresos, ampliar tu  vida social, restablecer tus relaciones familiares o mejorar tu físico.

Debes elegir objetivos que sean importantes para ti,  en otras palabra, que alcanzarlos proporcionen grandes cambios en la forma que percibas tu vida.

3. Prioriza tus metas

Puedes empezar con las que te resulten menos difíciles de lograr o con las que te molestan más. Eso depende de la situación particular de cada quien.

Cuando las ideas quedan escritas, es más fácil recordarlas. Al pasar de los meses las metas soñadas pueden ir desvaneciéndose, pero si las tienes por escrito, puedes leer y releerlas cuantas veces quieras y será una ayuda memoria para el año entero.

4. No trates de alcanzarlas todas a la vez

Empieza por las primeras de la lista y las más fáciles de lograr y a medida que las vayas incorporándo a tu vida, ve agregando otras.

Tratar de lograr muchos cambios a la vez, genera estrés lo que contribuye al fracaso.

5. Focalízate en tu objetivo

Dirige toda tu energía y atención a lograr tu primer objetivo. Para lograr tus metas, requerirás hacer cambios en tus hábitos. Muchas veces deberás salir de tu zona de confort y eso requiere hacer sacrificios. Si mentalizas este hecho será más fácil pasar por eso.

Descarta aquellas actividades que no aportan nada a tu causa y te roban tiempo y energía como prestar demasiada atención al teléfono celular o mirar mucha televisión.

6. Ve haciendo los cambios necesarios

Una vez que hayas elegido el primer punto a cambiar y te hayas enfocado en lograrlo, establece una estrategia.

Por ejemplo, si quieres cambiar de trabajo, es posible que debas mejorar tus aptitudes ya sea  estudiando cursos técnicos de medio término, aprendiendo o mejorarando un idioma o inscribiéndote en una carrera universitaria. Aunque esto último parezca muy complicado, será un gran cambio y una vez que hayas cursado algunos semestres tu curriculum  tendrá mayor valoración.

Si deseas mejorar tu salud o condición física, debes hacer cambios en tu estilo de vida como comer de manera saludable y hacer ejercicios.

7. Crea un calendario

Haz un programa, anotando las  metas que quieres alcanzar, la estrategia a seguir con las fechas correspondientes, de esta forma puedes analizar los hechos reales.

Tienes que saber que para lograr tus metas, requerirás hacer cambios en tus hábitos. Muchas veces deberás salir de tu zona de confort y eso requiere mucha disciplina y  sacrificios. Si mentalizas este hecho será más fácil pasar por ellos.

 

8. Establece pequeñas metas claras y precisas

En vez de proponerte “adelgazar”, lo que puede convertirse en algo un poco ambiguo y más difícil de alcanzar, planifica por etapas, como “perder dos kilos por mes” lo que resulta más fácil de alcanzar y cuantificar y además te dará la motivación para seguir con tu plan final que es el de adelgazar.

Otro ejemplo es la meta de ahorrar que también es un concepto amplio, si estableces, un porcentaje de tu salario como un 10% mensual, es más fácil controlar que lo cumplas.

9. Apóyate en alguien

Contar con una persona que te recuede de vez en cuando que te estás saliendo del camino trazado es un gran soporte.

Debes asegurarte de que sea alguien que quiera lo mejor para ti y que además sea una persona cercana, que veas habitalmente como tu madre o tu mejor amiga.

10. Pregúntate por qué no logras alguna meta en especial

Si algunos propósitos son especialmente difíciles de cumplir, tómate el tiempo para encontrar la causa de porqué se te hace tan difícil.

Si analizas las causas, es muy probable que encuentres la solución. Enfócate en experiencias anteriores.

Como ayudar a tu tiroides a funcionar correctamente de manera natural

Sencillo truco, avalado científicamente, hará que concilies el sueño más rápido y duermas mejor

 

 

15 señales de que eres exitosa y quizás tu misma no lo sabías

Todos hemos tenido un período en nuestras vidas que no nos sentimos muy bien,  que las cosas nos salen mal y que nos cuesta ver  la luz  al final del túnel.

Cuando esta situación se prolonga, tendemos a pensar que somos un fracaso  y  que las cosas no cambiarán nunca a nuestro favor.

Muchas veces  es  difícil   darse  cuenta   que   en  realidad   ya  ese periodo  ha  quedado  atrás  y  que  no  sólo  la  situación  ha  mejorado notablemente,  sino que nosostras mismas hemos evolucionado para mejor.

Has  un  alto  en  el  camino  y  repasa  tu vida actual, es muy probable que reconozcas que de hecho las cosas sí han cambiado y hoy tu vida se puede catalogar de exitosa.

Revisa esta lista y trata de reconocerte en ella.

 1 – Cuentas con un plan

E l éxito  se  construye sobre una estructura y tener un plan a largo plazo te llevará a dónde quieres estar.  Si  realmente  tienes un plan para lograr tus metas, entonces ya has avanzado bastante rumbo a tu éxito. La mayoría de la gente no planifica su futuro.

2 – No buscas el halago todo el tiempo

Si  siempre  estás  esperando  un  halago   o  reconocimiento  de  los demás, resulta  frusttrante  si  no  lo recibimos.  El sólo  hecho de que no lo estés buscando, demuestra que tienes suficiente confianza en ti misma.

 3 – Eres disciplinada

La disciplina conduce al éxito y ayuda a no cometer los errores del pasado.

 4 – Has ido cumpliendo objetivos

A pesar de que las “fallas” son parte de la vida, te has aferrado a tus sueños y  a  tus objetivos  por tiempo suficiente como para hacerlos realidad. Has saboreado varias veces la victoria.  Eso  es  un maravilloso combustible.

 5 – Eres socialmente activa

Si  eres  capaz de involucrarte en muchas situaciones diferentes con una variedad de círculos sociales y buscas socializarte con personas sanas y armoniosas,  entonces no te contaminaras de gente con personalidades  negativas  además te brindará la oportunidad de conocer gente interesante y vivir nuevas oportunidades..

 

6 – Sabes esperar

La paciencia es una virtud que las personas más exitosas practican. Sin paciencia, puede ser difícil alcanzar tus metas, pero si practicas la paciencia ya eres una persona exitosa.

7 – Tienes un buen manejo de tu tiempo

La gestión del tiempo es un signo de éxito a largo plazo. Si eres capaz de hacer frente a un montón de tareas en un día cualquiera ya tienes éxito.

8 – Normalmente te gusta lo que ves en el espejo

El gustarnos como nos vemos no tiene nada que ver con la belleza clásica, sino con la aceptación de uno mismo. Si la mayor parte del tiempo te gusta tu imagen frente al espejo es una señal de éxito. Claro, hay días que eso no va a suceder y es normal, pero si en términos generales  te  agrada  lo  que devuelve el espejo significa que te amas a ti misma. Eres fantástica.

 9 – Tienes un grupo de amigos que son incondicionales

Si  te  has  dado cuenta de cuáles son realmente las personas que te respaldan y  has podido reconocer a aquellas personas que sólo pretenden hacerlo, entonces has tenido éxito.

 10 – Mantienes una actitud positiva

El  ser  positivo  y  perseguir tus metas de manera clara y consciente sobrepasando obstáculos, te convierten en una verdadera triunfadora.

11 – El lugar donde vives se siente tu hogar

Te gusta llegar a tu casa. te sientes tranquila, relajada cuando estás en el lugar donde vives.

 

12 – Amas profundamente y dejas que otros te amen

El amor es siempre riesgoso, y a veces sentimos temor por lo que nos podría pasar  si  nos  enamoramos. Si abres tu corazón al amor y a ser amada, entonces eres exitosa.

13 – Eres una persona asertiva

Saber decir un No de manera clara es esencial para que otros puedan entender  que  eres  una  persona  con  sus  propios  pensamientos y necesidades. Esto no quiere decir que seas inflexible, pero conoces perfectamente tus límites y cuando alguien quiere  transgredirlos, le pones un pare.

14 – Cuidas tu salud

Estás muy consciente que para lograr tus metas necesitas estar sana, Cuidas  de  no  abusar de  lo  que  afecta  tu  salud, ya sea que se trate de  fumar,  consumir  drogas,  abusar  del  alcohol,   comer  grasas  y  demasiada azúcar, no dormir lo suficiente, o no hacer ejercicios.

15 – Te defines como una persona feliz

Esta es la máxima definición de éxito. No importa el saldo de tu cuenta  bancaria,  o  cuán  grande  sea tu casa o cuantas maravillosas vacaciones te hayas tomado. Si eres feliz, entonces has tenido éxito en la vida.

Es  posible  que  no  te reconozcas en muchas de estos 15 puntos , no te preocupes. Está bien. Puedes sentirte satisfecha al reconocer que  has  logrado  algunas.  El  resto  ya llegará.  Simplemente  debes seguir trabajando en ello.

Mezcla estas especias y prepara un poderoso té adelgazante

10 formas en las que el vinagre te hace más bella