Conoce la dieta 5.2, que ayuda a perder peso, mejorar la salud y prevenir el envejecimiento, la más popular en Silicon Valley

La dieta 5.2 que se ha hecho popular en el último año porque además de ser bastante fácil de seguir y con la cual se consiguen resultados visibles, famosas  como Beyoncé, Miranda kerr o Jennifer Aniston se han declarado fans de la misma y  le han dado más visibilidad.

Esta fundamentada en el principio del semiayuno o ayuno intermitente y consiste en seguir una alimentación normal, de 2000 calorías durante 5 días  a la semana y los otros dos días, de  solamente 500 calorías.

 

Beneficios de la dieta 5.2

  • Reduce la grasa sin disminuir la masa muscular
  • Baja los niveles de insulina en sangre
  • Disminuye el colesterol
  • Reduce los niveles de triglicéridos
  • Reduce la inflamación
  • Algunos estudios médicos aseguran que el semiayuno ayuda a mejorar el sistema inmunológico

Ventajas de la dieta 5.2

  • Se pierde entre un 4 a un 7% de circunsferencia de cintura
  • Es más fácil de seguir ya que solamente se restringe la comida dos días a la semana.

¿ CÓMO HACER LA DIETA 5:2 ?

Los días de semiayuno no deben ser consecutivos.  Puedes distribuir los días como mejor te acomede, por ejemplo; seguir el semiayuno de 500 calorías el lunes y el jueves y comer normalmente los otros días de la semana.

Es recomendable hacer los ayunos aquellos días donde estés más ocupada, de esta forma te será más fácil restringir la comida con menos sacrificio. Un ejemplo, podría ser el siguiente:

Una dieta de 2000 calorías en un día, básicamente te permite comer normalmente sin muchas restricciones, pero es importante que esos días no consumas más de 2000 calorías,  sino se compensaría el ahorro que se ha logrado durante los días de dieta.

 

Reglas de la dieta

  • Los días libres no consumas más de 2000 calorías.
  • Trata de no abusar de las grasas ni de alimentos fritos.
  • No uses azúcar, prefiere la stevia que no agrega calorías.
  • En los días de ayuno, Toma mucha agua, al menos dos litros en un día.
  • Complementa tu dieta con ejercicios para ayudar a quemar grasas. Tanto ejercicios aeróbicos como de fuerza.

Menús de  2000 calorías

Menú 1

Desayuno
  • Vaso de jugo de dos naranjas
  • Dos rodajas de pan con queso
almuerzo
  • 1/2 pechuga de pollo con puré de papa
  • Ensalada de lechuga, pepino y cebolla  aliñada con vinagre y aceite de oliva
  • 1 pedazo de cheese cake
media tarde

Yogur  descremado

Cena
  • Plato normal de pasta,  hecho con salsa de tomate sin grasa y queso Parmesano
  • 1 gelatina con frutas

Menú 2

  • Tazón de avena con leche
  • 1 tostada con mantequilla
Almuerzo
  • Pedazo promedio de carne de res magra al horno o a la parrilla
  • 1 taza de arroz blanco
  • 1/2 taza de habichuelas (judías, frijoles)
  • Ensalada de brócoli y tomate con un chorrito de aceite de oliva, vinagre y sal
Media tarde

1 plátano

Sandwich de jamón sin grasa con 1/2 cucharada de mayonesa
1 taza de leche o jugo de tomate

Menú 3

Desayuno
  • 2 huevos revueltos con un poquito de aceite
    dos tostadas
  • 1 taza de café o té con leche
Almuerzo
  • Pescado al vapor o a la parrilla
  • Rissotto con vegetales
  • 1 pedazo de melón
Media tarde
  • Dos galletas de soda con queso ricotta
Cena
  • Berengenas con carne molida magra y queso
  • Ensalada cocida de zanahoria, judías verdes (vainitas, porotos verdes) y cebolla
  • Ensalada de frutas

Menú 4

Desayuno
  • 1 batido de papaya con leche
  • dos rebanadas de pan con queso fresco
Almuerzo
  • Pastelón de puré de papas rellena con carne molida magra
  • Ensalada de tomate y mozzarella con albahaca y aceite de oliva
Media tarde

1/2 taza de frutos secos

Cena
  • Consomé de arvejas con jamón ahumado desgrasado
  • Yogur de frutas

Menú 5

Desayuno
  • 1 taza de fresas
  • 1 taza de leche con café o té
  • 2 galletas de avena
Almuerzo
  • Chuleta de cerdo fresca con poca grasa
  • Arroz con vegetales
  • Porción pequeña de flan de leche
Media tarde
  • 1 tostada de pan con aguacate machacado con un poquito de aceite de oliva
Cena
  • 4 Tacos hechos con tortillas bajas en calorías con carne molida desgrasada, queso amarillo, lechuga y aguacate
  • 1 vaso de jugo de fruta (melón, sandía, kiwi o naranja

 

Menús de 500 calorías

Estos menús los puedes hacer según tus gustos y necesidades. Hay personas que prefieren no desayunar o tomar sólo una taza de café, para luego hacer dos comidas medianas y otras,  que prefieren repartirla en tres comidas pequeñas.

Ya que las calorías permitidas son poquitas, debes elegir tus menús de la manera más inteligente para no pasar hambre. Lo bueno es que será un sacrificio de un sólo día, porque los dos siguientes puedes ingerir 2000 calorias.

Tips

  • Si te sientes con hambre, toma infusiones. Las bebidas calientes proporcionan saciedad y bienestar. Trata de no abusar del café, prefiere el tilo o la manzanilla, que además te aliviarán la ansiedad.
  • Incluye siempre, al menos una porción de vegetales y una de fruta para añadir fibra a tu dieta, de otra manera, pudieras sufrir de estreñimiento esos días.
  • Aliña las ensaladas con vinagre de manzana sasonado con ajo y con hierbas como orégano, tomillo, eneldo  o perejil y un poco de sal. También puedes  usar mostaza que no agrega calorías.
  • Toma mucha agua, al menos dos litros en un día.

Menú 1

Desayuno
  • 1 batido verde hecho con pepino, apio y menta
Almuerzo
  • 1 berengena asada cortada por la mitad con ajo y queso Ricotta
  • 1 galleta de soda
Cena
  • Consome de calabaza con cuadritos de pan integral tostado

Menú 2

Desayuno
  • 1 kiwi
  • taza de leche descremada
Almuerzo
  • 1/2 pechuga de pollo o pavo hervida con ajo sal y especias
  • Ensalada de tomate,  cebolla y lechuga
Cena
  • Coliflor cocida en salsa bechamel
  • 1 huevo hervido

Menu 3

Desayuno
  • Batido de piña o melón
  • Taza de café con un chorrito de leche descremada
Almuerzo
  • Porción de pescado blanco hervido o al horno
  • Ensalada de brócoli y zanahoria hervida
Cena
  • Dos huevos hervidos
  • Una porción grande de fruta (Kiwi, piña, fresas, melón o sandía)

Menú 4

Desayuno
  • Yogurt descremado
Almuerzo
  • Porción pequeña de carne de res magra a la plancha
  • Ensalada de repollo y tomate
Cena
  • Consomé de hongos con jamón de pavo bajo en calorías cortada en cuadritos                                                                                                                                  1
  • Mandarina

Menú 5

Desayuno
  • Té o café con  dos galletas integrales
Almuerzo
  • 1 lata de atún en agua
  • Ensalada de pepino, apio y coliflor
Cena
  • Tortilla de 1 huevo y una clara con espárragos o acelga y cebolla
  • 1 pedazo de piña

¿Quienes no deberían hacer esta dieta?

  • Personas con transtornos insulínicos
  • Mujeres embarazadas o lactantes
  • Menores de 18 años

 

30 alimentos con calorías negativas

Si quieres bajar de peso es importante tener en cuenta las calorías que aportan los alimentos que consumes.

Hay algunos alimentos que se consideran de  calorías negativas ya que contienen una cantidad tan reducida de calorías que la energía que aportan se anula por la cantidad de energía que gastamos al consumirlas.

Se estima que en el proceso de comer y digerir 100 gramos de  un alimento,  el cuerpo gasta unas 50 calorías,  por lo que aquellos   alimentos   que   contienen   menos   de   esa   cantidad,   son considerados alimentos con calorías negativas.

Conociendo  cuales  son  estos  alimentos,  puedes  preparar  platos variados, sabrosos y abundantes  con la garantía de que no te harán subir de peso.

 

1.  Berro

El berro contiene minerales como el magnesio y  calcio y vitaminascomo la A y la C.  Una taza contiene más del 100% de la cantidad de vitamina l que neceista el cuerpo en un día. Esta vitamina es necesaria para la apropiada coagulación de la sangre y la salud de los huesos.

Este vegetal es uno de los qe aportan mayor cantidad de antioxidantes.

Número total de calorías por porción de 100g: 12

2. Apio

El  apio  es  un  alimento que cuando lo comes realmente no sientes que estás comiendo algo, así que no es una sorpresa descubrir que tiene  esencialmente  cero  calorías.  La  naturaleza fibrosa del apio hace que parezca como si sólo fuera un contenedor de agua.

Número total de calorías por porción de 100g: 16

3. Lechuga

La lechuga tiene vitaminas A, B , C y E. Posee minerales como el magnesio, potasio, calcio, sodio, hierro  o  selenio.  Tiene  flavonoides que cuidan nuestro corazón, protegen al hígado y protegen nuestro  estómago  de  úlceras.  Es  diurética,  por eso está  indicada  en casos de cistitis,  cálculos  renales,  hipertensión  y  obesidad.

Número total de calorías por porción de 100g: 17

 4. Pepino

Los pepinos contienen mucha agua, así que no es sorprendente que esté en esta lista. Por eso los pepinos son ideales como adorno para ensaladas.  Puedes  comer  hasta  que  te sientas  llena,  mientras mantienes el número total de calorías en mínimos. Combinar este tipo de alimentos con un estilo de vida más activo, empezarás a inclinar la balanza a favor de tu salud, literal y figurativamente.

Número total de calorías por porción de 100g: 17

5. Zucchini o calabacín

El calabacín es bajo en calorías, además de ser un plato popular.  Es una verdura muy versátil, y al tener tan pocas calorías es difícil aumentar  de  peso  con  ella.

El total de calorías por porción de 100 g: 17

6.  Tomates

Los tomates son uno de los alimentos más saludables que se pueden comer, y es lógico que el radar los ubique como alimentos bajos en calorías.  El  licopeno  que  contienen ayuda a prevenir el cáncer y a evitar las enfermedades del corazón. Combinarlo con otros alimentos de esta lista y tendrás una comida deliciosa, baja en calorías.

Número total de calorías por porción de 100g: 17

7. Rúcula

Contiene vitaminas A y C, ácido fólico, ácido pantoténico, hierro y calcio, cobre, zinc y altoas cantidades de antioxidantes y fibra.

Número total de calorías por porción de 100g: 17

8. Alcachofa

Son  ricas  en Vitamina A, B1 y C, minerales como magnesio, fósforo  y calcioes.  Es una de las hortalizas más ricas en fibra  aportando así una sensación de plenitud tras la comida, sin olvidar los beneficios digestivos que  aporta la fibra, regulando el tránsito intestinal. Es depurativa y diurética otorgado por uno de sus componentes, la cinarina,  y  un  ligero  efecto  laxante  que  resulta  en  un  alimento recomendable    para   la   eliminación   de   líquidos   y   grasas   de nuestro  organismo.

Número total de calorías por porción de 100g: 17

9.  Espárragos

Los espárragos por lo  general  se usan como  acompañamiento en muchas comidas y es una gran opción porque su naturaleza fibrosa contribuye con la sensación de saciedad.

Número total de calorías por porción de 100g:  20

10. Acelga

Son ricas en Vitamina A y C. Contienen grandes cantidades de folatos, los cuales colaboran en la formación de los glóbulos rojos y blancos  y  los  anticuerpos  del  sistema inmunológico.  Contiene minerales como potasio, magnesio, hierro y yodo, imprescindible para que la glándula tiroides pueda producir las hormonas tiroideas

Número total de calorías por porción de 100g: 22

11. Espinaca

Posee vitaminas A, B , C, E y K. Posee minerales como el magnesio, potasio, calcio, sodio, hierro, fósforo   y  potasio. Es muy buena para la salud visual por su contenido  de  luteína  y  contiene  mucha  fibra que favorece el tránsito intestinal.

Número total de calorías por porción de 100g: 23

12. Repollo o col

El repollo o col a menudo es considerado por su capacidad para prevenir el cáncer y enfermedades del corazón. A menudo se incluye en las listas de los alimentos  que  ayudan  a perder peso, debido a su bajo contenido de  calorías  y sus muchos  beneficios.

Número total de calorías por porción de 100g: 25

 

13. Palmitos

Contiene vitaminas A, B y C y  minerale como zinc, fósforo, hierro y cobre. Es una  excelente fuente de fibra soluble por lo que combate el estreńimiento, el colestrol alto y regula el azúcar en la sangre.

Número total de calorías por porción de 100g: 25

14. Hongos o champiñones

Los hongos comestibles tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias , reductoras del proceso de envejecimiento, protección hepática, anti diabéticos, antivirales, antimicrobianos, e incluso ayudan a combatir la hipertensión arterial y a bajar el colesterol y aportan yodo un mineral indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides.

Número total de calorías por porción de 100g: 25

15. Coliflor

Es una verdura perteneciente a la familia  de  las  crucíferas,  cuyas propiedades benéficas son de sobra conocidas.  Es  antiinflamatorio y ayuda a los sistemas cardiovascular y digestivo del cuerpo.

El total de calorías por porción de 100 g: 27

16. Berengenas

Contiene vitaminas  A,  B1,  B2,  C  y  E. Es muy rica en minerales como el potasio, calcio, magnesio, hierro y fósforo, además de algunos otros componentes como el ácido fólico, fibra y carbohidratos. Favorece la circulación y reduce el colesterol.

El total de calorías por porción de 100 g: 27

17. Nabos

Tienen propiedades antiinflamatorio, así que pueden ayudar a calmar  los  síntomas  de  varias  condiciones  causadas  por inflamación excesiva en el cuerpo.

Número total de calorías por porción 100g: 28

18.  Melón

Aporta  numerosas  vitaminas  y  minerales  y  fibras. Es  diurético y actúa como un laxante suave, por lo que elimina toxinas y además ayuda a neutralizar la acidez.

Número total de calorías por porción 100g: 34

19.  Sandía

Contiene licopeno un poderoso antioxidante. Es diurética y  ayuda contra la hipertensión y también,  mejora el sistema inmunitario.

Número total de calorías por porción de 100g: 34

20. Brócoli

El brócoli es un alimento maravilloso con propiedades que combaten la aparición del cáncer. Es muy rico en fitonutrientes, así como en fibra que ayuda a mantener el ritmo apropiado del sistema digestivo, clave para mantener un peso adecuado. Incluso contiene proteína de origen vegetal que pueden ayudar, si prácticas entrenamiento de resistencia, a construir músculo.

Número total de calorías por porción de 100g: 34

21. Calabaza  ( Auyama, Zapallo) 

Esta hortaliza contiene Alfa y Beta-carotenos por lo que es altamente antioxidante. También tiene  vitamina C, B  y E y minerales como potasio y magnesio y también fibra.

Número total de calorías por porción de 100g: 35 

22. Vainitas ( alubias, ejotes, porotos verdes)

Son ricas en vitaminas A, B6 y C. y minerales como el hierro, el magnesio y el potasio.  Contribuyen a disminuir el colesterol y ayudan a evitar trastornos coronarios.  Son diuréticas y depurativas y  ayudan a reducir el contenido de grasa en las arterias.
Al ser una fuente de hierro,  combaten la anemia, bajan el nivel de azúcar en la sangre, por lo que es recomendada para diabéticos y
ayuda a aliviar dolores reumáticos.

Número total de calorías por porción de 100g: 35

23.  Fresas

Contiene vitaminas A, C, E y B y minerales. Es diurética y contiene fibra. Aporta salicilatos, unas sales muy positivas para prevenir enfermedades cardiovasculares y  degenerativas asi como para prevenir el cáncer. Contiene ácido fólico  un compuesto fundamental para las embarazadas, ya que favorece la multiplicación celular. Su carencia está asociada a casos de anemia y problemas cardiovasculares.

Número total de calorías por porción de 100g: 36

24. Mandarina

La mandarina también contiene mucha vitamina C, además contiene ácido fólico y un alto porcentaje de provitamina A, más abundante que en cualquier otro cítrico. Esta provitamina se transformará en vitamina A dentro de nuestro organismo, siendo esta vitamina otra de las responsables de reforzar nuestras defensas. Tiene minerales y mucha fibra.

Número total de calorías por porción de 100g: 40

 

25. Zanahorias

Comer zanahorias para proteger la vista es una excelente idea, pero esa es sólo una razón para comerlos. Son también un alimento con un bajo índice glicémico, así que pueden ayudar a manejar tus niveles de glucosa de sangre. Al ser un diurético natural pueden ayudar a eliminar el exceso tanto de sodio como de agua. También son un alimento antiinflamatorio, por lo que puedes utilizarlas para desinflamar el cuerpo.

Número total de calorías por porción de 100g: 41

26. Pomelo  (toronja)

Tiene la  capacidad de acelerar el metabolismo lento y se recomienda a los pacientes del corazón después de una cirugía. Tiene una alta concentración en vitamina C, esta vitamina es un potente antioxidante que previene el daño causado por los radicales libres y refuerza nuestro sistema inmunitario, por tanto el riesgo de padecer una enfermedad infecciosa como la gripe, disminuye

Número total de calorías por porción de 100g: 42

27. Remolacha  (betabel, betarraga)

Además de tener pocas calorías, las remolachas son excelentes para el organismo, ya que contiene betalainas, el antioxidante que le da su color y que sólo se encuentra en cierto tipo de alimentos.

El total de calorías por porción de 100 g: 43

 28.  Clara de huevo

Contiene vitaminas, minerales y proteínas completas y gran capacidad para producir saciedad.

Número total de calorías por porción 100g: 48

29. Naranja

Contiene  altas  dosis  de vitamina  C,  además  de  vitamina  A  y  B, minerales como magnesio, calcio y potasio. Contiene mucha fibra lo que es excelente para problemas de estreñimiento. Aumenta el colesterol bueno y regula el azúcar en la sangre.

Número total de calorías por porción de 100g: 48

30. Piña

La piña es diurética y depurativa que y contribuye a eliminar por la orina las toxinas que acumula nuestro organismo y además, previene el estreñimiento debido a la gran cantidad de fibra que aporta. La piña es rica en vitaminas C, B1, B6, ácido fólico (una vitamina del complejo B que es esencial para la vida) y minerales como el potasio. Contiene pepsina, enzima que forma parte del jugo gástrico, por lo que mejora la digestión.

Número total de calorías por porción de 100g: 50

 

Como prevenir la flacidez cuando se pierde peso

Cuando se pierde peso, es muy frecuente terminar con algo de flacidez en la piel, por lo que evitarla se convierte en una de las cosas más importantes del proceso.

Hay algunas cosas que puedes hacer para evitar que aparezcan  esta molesta condición de la piel.

 

1. Evita las dietas muy estrictas

Cuando se pierde peso muy bruscamente la piel pierde fibras de colágeno y elastina, lo que provoca pérdida de tensión y elasticidad.

Es importante perder peso paulatinamente para permitirle a la piel reponerse.

En términos generales, es recomendable no sobrepasar una pérdida superior  a 1 o 2 kilos  (2.2 o 4.4 libras) por semana, dependiendo de tu contextura corporal.

2. Consume proteínas

Las proteínas contribuyen a construir tejido y por lo tanto combaten la flacidez.

Las más indicadas son las provenientes de carnes magras, pollo, pavo, huevos, pescados,  legumbres como garbanzos y frutos secos como nueces y almendras.

3. Consume alimentos que promueban la producción de colágeno

Una de las funciones más importantes del colágeno,  es la de sostener la piel, por lo que la falta del colágeno provoca  pérdida de firmeza,  un incremento de la flacidez y la aparición de arrugas.

Una de las formas más efectivas a largo plazo es ingiriendo productos que ayuden a estimular la producción de colágeno de manera natural.

Los nutrientes más importantes, además de los proteínas son:

  • Vitamina C
  • Aceite de linaza
  • Gelatina
  • Alimentos ricos en lisina como soja, sardinas, bacalao y queso parmesano
  • Aguacate
  • Algas marinas
  • Selenio
  • Zinc
  • Prolina. Algunos alimentos como los quesos duros la contienen en alta proporción

4 Mantente hidratada

Tomar suficiente agua preserva la piel humectada y por lo tanto menos propensa a volverse flácida.

Una buena forma de asegurarse una cantidad adecuada es tener siempre a la mano un envase con agua  e ir tomando sorbitos durante el día. Asegúrate de ingerir al menos, unos 8 vasos de agua al día.

 

5. Haz ejercicios localizados

Hacer esto permite trabajar las zonas donde haz perdido más grasa y que son más suceptibles a volverse flácidas.

Dependiendo de tu morfología, puedes acumular grasa en la barbilla, los brazos, la espalda, el abdomen o los muslos.

Concéntrate en ejercitar esas partes de tu cuerpo una vez que empieces tu dieta.

6. Haz ejercicios con pesas

Las pesas hacen que los músculos trabajen más y por lo tanto no pierdan su firmeza. Es recomendable la orientación de un profesional para elegir los mejores ejercicios y evitar lesiones.

7. Reduce el consumo de alcohol y cigarrillo

Aunque parezca un cliché, ciertamente el acohol y el tabaco contribuyen a reducir la elasticidad de la piel.

8. Báñate con agua fría

Aunque no debes torturate usando agua muy helada, evita el agua muy caliente, ya que deshidratan la piel y hace que pierda elasticidad y si puedes darte el último duchazo con agua más bien fría, aún mejor.

9. Exfolia la piel

Cuando exfolias la piel, eliminas células muertas, lo que ayuda luego a tu piel a eliminar toxinas, aumentar la oxigenación y aumentar su capacidad de reponerse. Una piel exfoliada absorberá doblemente los tratamientos externos.

9. Cremas especializadas

Las cremas ayudan a mantener la piel humectada, lo que la protege de la flacidez.

Elige aquellas que tengas ingredientes emolientes. Los mejores son  la sábila, ácido hialurónico, péptidos, retinol, AHA vitamina C, E y A.

 

Conoce la dieta de la enzima prodigiosa, la dieta de la longevidad

La  dieta  de  “La Enzima Prodigiosa”  es  una  creación  del  doctor japonés  Hiromi Shinya y no se trata de una dieta solamente para perder peso, sino que mejora  la salud, en general y  previene enfermedades  como  diabetes,  cáncer,  hipertensión,  problemas cardíacos,  enfermedades degenerativas y obesidad, entre otras.

Promueve una mejora en el estilo de vida y  de  hábitos. Como resultado de estos cambios  la salud mejora y se pierde peso.

 

Principios de la dieta de la enzima prodigiosa:

Nuestro organismo funciona utilizando las enzimas, que son unas proteínas especiales producidas por el propio cuerpo para que funcionen como catalizadores, regulando  múltiples reacciones químicas que se desarrollan normalmente en nuestro cuerpo.

El autor afirma que para que se produzcan  estas enzimas en el cuerpo,  debe existir inicialmente una enzima que él llama enzima madre o enzima basal, muy necesaria para la reparación celular y cuya cantidad está limitada. El doctor Shinya mantiene que si agotamos esta enzima madre no podríamos reparar las células y enfermaríamos, por lo que su dieta persigue protegerla y promover su desarrollo. Indica que al tener más enzimas de este tipo, el cuerpo se “regenera” a nivel celular, ralentizando el desgaste, el envejecimiento y muchas enfermedades, a la vez que se pierde peso.

Guía básica de la dieta:

La dieta propuesta es  diferente a las dietas comunes, sobre todo porque no incluye gran variedad de alimentos que normalmente están recomendados en otras dietas.

Recomienda que se consuma entre 85 a 90% de vegetales frente a un 10/15% de alimentos de origen animal.

Los alimentos vegetales, a los cuales llama “alimentos enzimáticos” se deberían consumir en la siguiente proporción:

  • 50% de granos integrales y legumbres (lentejas, garbanzos, frijoles)
  • 30% vegetales verdes, amarillos y raíces (lechugas, zanahorias, papas, brócoli, remolachas, algas, etc.)
  • 5%-10% de frutas, semillas y nueces.

Por su parte,  los alimentos de origen animal  deberán ser mayormente,  pescado (mejor elegir los pequeños, pues los grandes tienden a acumular mercurio) un poco de carne de aves y huevos  y cantidades limitadas de carne roja.

Los alimentos prohibidos son los lácteos (leche, queso, yogur), los alimentos de repostería, el azúcar, chocolate, alcohol, grasas y aceites.

Define a la margarina como la peor de las grasas, por lo que no recomienda ingerirla.

El café y té deben limitarse a 2 o 3 tazas diarias, porque resultan agresivos para el estómago.

 

Recomendaciones adicionales:

  • Masticar mucho los alimentos (entre 30 y 50 veces, según de lo que se trate), para que la saliva comience con el proceso digestivo y  también para que produzca saciedad.
  • Cenar entre 3 y 5 horas antes de acostarse
  • No comer entre horas, excepto frutas (que es la que el cuerpo  digiere bien). Tomar una pieza de fruta o un zumo natural entre 30 y 60 minutos antes de las comidas principales, pues así las comidas resultan mucho menos pesadas.
  • Tomar bastante agua,  unos 6 a 10 vasos diarios, mejor  si está libre de cloro y es mineralizada.
  • Dormir de seis a ocho horas continuadas cada noche, acostándonos siempre alrededor de la misma hora.
  • Los medicamentos deben usarse sólo en ocasiones excepcionales, ya que dañan el hígado y los riñones.

 

 

  • Hacer ejercicio, pero de forma moderada (nadar, hacer yoga, montar bicicleta o realizar ejercicios aeróbicos), aunque sin fatigarse en exceso, pues ello provocaría que se liberen radicales libres, que causan desequilibrios y envejecimiento.
  • No cocinar de manera excesiva los vegetales, ya que la cocción destruye las enzimas.
  • No comer entre una comida y otra, a lo más un pedazo de fruta o jugo de fruta y siempre, al menos  de 30 a 60 minutos antes de comer.
  • Para que la dieta sea exitosa es necesario  tener una vida plena y feliz ; ya que factores como es estrés, el odio o la  ira  producen daño al cuerpo.

La mayor parte de lo que propone esta dieta tiene bastante sentido, como dormir lo suficiente, hacer ejercicios o tomar suficiente agua; sin embargo,  hay puntos donde no todos están de acuerdo,  como limitar productos como la carne de pollo,  los lácteos o las grasas buenas, así como la estricta proporción entre las proteīnas y los vegetales. De todas formas, siempre es útil saber y puedes discutir esta dieta con tu médico para evaluar si sería  beneficiosa para ti.

 

 

 

Porqué comemos de manera compulsiva y qué hacer para evitarlo

De manera natural el hambre física no causa antojos por alimentos específicos, es una sensación gradual de hambre que puede ser saciada por varios alimentos.

Las personas que padecen hambre emocional sienten hambre rápidamente luego de comer y generalmente desean un alimento específico y sienten la necesidad de satisfacer ese deseo de inmediato.

El hambre emocional a menudo causa comer en exceso y luego,  sentimientos de culpa,  de tal modo que se cataloga como un trastorno alimenticio. Es por esto que las personas que padecen este trastorno deben aprender a identificar que es un comedor compulsivo para buscar ayuda a tiempo.

 

 

Reconoce el hambre emocional

La capacidad de distinguir el hambre emocional del hambre física puede ayudarnos a evitar comer compulsivamente.

Hay estudios que definen los perfiles de las personas con sobrepeso que tienden a picotear o atracarse. Según los estudios, existen seis razones predominantes para comer en exceso:

1. La impulsividad

 Comer sin darse cuenta. Normalmente se trata de personas que aman la vida, la diversión y son optimistas. No toleran el aburrimiento y tienen intereses variados.

Un dato importante es que no dedican demasiada atención al hecho de comer y siempre están haciendo algo más aparte de comer: hablando por teléfono o viendo la televisión. Siempre tienen prisa y no se acuerdan de lo que han comido.

Picotean continuamente y con frecuencia lo hacen comen sin utilizar cubiertos; desde luego, no son exigentes con la comida.

 2. El hedonismo

Comer por placer.  Para estas personas la búsqueda del placer se extiende a la comida. Por eso comen despacio y disfrutan de la experiencia de comer, observando el sabor, el aroma, y la textura del alimento

Prefieren la calidad antes que la cantidad y no comen nada que no sea sabroso. Siempre acaban hablando de comida.

 

3. El estrés

Comer para calmarse. Son personas nerviosas, comen deprisa y les cuesta relajarse.

Son sensibles, imaginativos y muy efectivos cuando dirigen sus energías a cumplir sus metas.

Pero su energía para conseguir objetivos también les conduce a comer en exceso para calmarse.

Comen delante del refrigerador y lo hacen más a medida que aumenta su estrés.

 4. La evasión

Escapar de los problemas con la comida. Son gente cálida, compasiva y sensible a los problemas ajenos.

Aunque ayudan siempre a los demás, les cuesta resolver sus propios problemas y no los afrontan ni saben resolverlos con eficacia; tratan de eludirlos con la comida.

Comen para no pensar en los problemas, lo hacen en cualquier lugar y de pie.

Comen más a medida que los problemas se complican.

 

5 – Depresión o tristeza

 Comer para aliviarse. Son gente vulnerable y sensible

Cuando se come bajo estas condiciones, generalmente se busca  consuelo cuando se tiene el ánimo bajo, generalmente se prefieren alimentos dulces.  Comer es una actividad placentera, por lo que la comida les produce satisfacción momentánea.

6. La búsqueda de energía

 Comer para activarse. Son gente inteligente y profunda.

Toman las cosas con seriedad y son perfeccionistas que a menudo están insatisfechos con lo que hacen.

Con frecuencia se aburren y están cansados.

Cuando tienen estos sentimientos, utilizan la comida para buscar la armonía. Planean lo que van a comer y se deprimen después de hacerlo. La comida es su mejor amiga.

Si te identificas con algunas de estas situaciones, ya es un paso importante porque puedes tratar de corregir y controlar las causas que te llevan a comer de forma compulsiva.

 

Complicaciones  por comer de manera compulsiva

  • Sobrepeso u obesidad
  • Problemas gastrointestinales.
  • Problemas de vesícula biliar.
  • Hipertensión arterial.
  • Colesterol alto
  • Alto nivel de triglicéridos
  • Diabetes.
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Enfermedades articulares
  • Anorexia
  • Bulimia

 

Consejos

 1 – Identificar si experimentas estos episodios. El hecho de identificar que comemos de manera compulsiva es el primer paso para superar esta conducta.

2 – Relájate. El sentimiento de privación, nos hace pensar más en la comida.  Cuando comemos pensando que no deberíamos hacerlo  es más fácil, atracarnos.  Piensa que el comer es un derecho humano, no un privilegio de los más delgados.

4 – Si estás a dieta, dáte permiso, de vez en cuando para romperla, de esta forma el deseo por más comida queda satisfecha. Toma una porción moderada y cómela sin culpas.

3 – Anota en un diario de los alimentos que consumes y las emociones que sientes cuando comes. Anota la hora en que comiste y cómo te sentías antes y después de comer. Eso te puede ayudar a determinar tus propias causas de comer compulsivamente. Tal vez tengas deseos de comer dulces cuando estás aburrido en el trabajo, o la necesidad de una bolsa de papas cuando estás ansiosa.; cuando sepas esto, es más fácil evitar esas situaciones.

4 – Haz ejercicios. Si padeces de estrés o de una situación que te lleve a la depresión trata de combatirlo mediante ejercicios, ya que éstos  liberan endorfinas que mejoran el estado de ánimo u otras técnicas de relajación como meditación, yoga y respirar profundamente. Mastica chicle, ayuda a liberar la ansiedad.

5 – Toma infusiones: Para calmar la ansiedad, en términos generales y de manera específica,para aplacar la que te lleva a comer, tome algunas infusiones naturales que te ayudarán a controlar los deseos de comer. Entre ls mejores están: Manzanilla, tilo, valeriana, Pasiflora, Melisa, o  hierba de San Juan.

6 – Sacia el antojo con comida más saludable y con menos calorías, come frutas, galletas de avena, frutos secos, chocolate oscuro, un pedazo de queso, una taza de leche descremada, un huevo duro o una banana.

 

 

7 – Busca apoyo en otras personas. El afecto de otras personas reducen la ansiedad y además reduce los momentos en que pensamos en comida.

8 – Busca un actividad extra, como hacer deportes o pertenecer a un círculo de lectores que te distraerá de la comida.

9 – Si padeces de depresión trátala, si tu situación lo permite, lo ideal es acudir donde un profesional de la medicina sino puedes, trata de leer e investigar sobre el tema y sigue los consejos que encuentres.

10 -Toma mucha agua. Los líquidos pueden ayudarte. Cualquier tipo de líquido te ayudará a sentirte saciada. Toma bebidas calentientes, ya que te saciará doblemente y además te ayudará a eliminar toxinas.

11 – Evita alimentos etimulates. Bebidas excitantes como el café o el té, así como alimentos como el chocolate en exceso o el azúcar refinado.  aumentan nuestros los niveles de adrenalina, que a la larga provocan  ansiedad.

12. Evita tentaciones. Cuando sabes que tienes helado el refrigerador o papas fritas en la despensa, no vas a estar tranquila hasta que no se terminen; o sea cuando ya te lo hayas comido todo. Para evitar esta situación lo más recomedable es simplemente NO comprarlos y si viven con personas que no les importa comerlos, pide que no te digan cuando haya y con lo guarden en un lugar que tu no sepas. Si tu mente no “sabe’ que estos alimentos están cerca, no te van a caudsar la necesidad de comerlos.

 

El batido milagroso para adelgazar de Jennifer López

Mantente jóven y delgada con el poderoso té blanco

Las prendas a crochet en tendencia esta temporada

Como reconocer a una persona pasivo-agresiva y aprender a lidiar con ella

Té de apio para perder grasa y adelgazar tu cintura

Si quieres perder peso, el apio es un gran aliado, ya sea crudo o cocido. Hoy te traemos este té  adelgazante que te ayudará  a reducir medidas y a quemar grasa en la zona del abdomen y la cintura.

El apio tiene funciones diuréticas, por lo que te hará eliminar toxinas a través de la orina y también eliminarás grasa.

Si sufres de retención de líquidos,  el  apio  te  ayudará  a  regular  este  problema  y  a mantenerte deshinchada.

Según algunos estudios médicos, este té ayuda a acelerar el mecanismo metabólico, contribuyendo a una pérdida positiva del peso

Si usas este té junto con una alimentación balanceada sin abusar de los  carbohidratos,  azúcares  y  grasas  y  haces  ejercicios  de manera habitual,  podrás  ver  resultados  en  dos  semanas.

 

Té de apio

Ingredientes

  • 3 tallos de apio
  • Un litro de agua
  • Jugo de un limón

Preparación:

Lava y corta en trozos los tallos de apio.  Pon  a  hervir  el  agua  y  una vez  esté  hirviendo,  agrega  los tallos  de apio,  dejando  que  hiervan a   fuego   lento   para   que   suelten   sus   propiedades  por  unos   10 minutos.  Retira  del  fuego  y  deja  reposar durante 10 minutos más,  cuela  y  agrega  el  jugo  de  limón.

Pon el té en un frasco de vidrio y ya está listo para consumirlo.

Lo puedes tomar frío o caliente  durante todo el día,  las veces que desees.

Se recomienda tomarlo durante 15 días, descansar 15 días y volver a comenzar, durante el tiempo que quieras.

 

 

Guía para sobrevivir a una ruptura

Como fomentar la producción de colágeno para una piel tersa y lozana

 

Agrega estos alimentos a tu dieta y pierde peso sin sacrificios

El sólo hecho de “saber” que estamos a dieta provoca ansiedad y sentimientos de privación que a la larga pueden desencadenar en mal humor, estrés y episodios de atracones que dan al traste con gran parte de lo logrado con la dieta.

Lo ideal es llevar un régimen alimenticio equilibrado que incluya todo los tipos de alimentos de manera moderada y un programa de ejercicios para mantener un balance entre las calorías que ingerimos y  las calorías que quemamos.

Si te es difícil mantener una dieta o controlar tu deseos de comer, consume estos alimentos  de manera habitual y perderás  peso sin necesidad de embarcarte en una  dieta.

Alimentos quemagrasas

1. Frutos secos

Los frutos secos naturales como las almendras, las nueces, piñones, pistachos o avellanas, aportan fibra, proteínas y grasas monoinsaturadas que ayudan a construir músculo y a reducir el apetito.

Deben ser naturales sin tostar ni salar y comerlos en el desayuno o como merienda.

2. Yogur

Lo recomendable es tomarlo sin azúcar para que  sus  bacterias vivas y beneficiosas  lleguen al sistema digestivo en óptimas condiciones para repoblar la flora intestinal, mejorar las digestiones y el sistema inmune.

Se puede reemplazar un desayuno con una taza de yogur con fruta y luego una infusión de manzanilla o un té verde.

3. Avena

Provoca sensación de saciedad. Es rica en fibra y proteínas, lo que la convierte en un excelente desayuno, y ayuda a reducir los niveles de colesterol. Se le conoce como un purificador de la sangre, pues contiene sustancias que encapsulan grasas y toxinas para expulsarlas del cuerpo.

4. Alimentos ricos en lecitina

La lecitina es un ácido graso que influye directamente en el metabolismo de las grasas, haciendo que éstas se quemen más rápidamente. Es un micronutriente idispensable en la construcción de las células.

Una de sus propiedades es que evita el endurecimiento de las membranas celulares.

Aunque la encuentras de manera abundante en la yema de huevo, leche de soya, harina de soya, germen de trigo, tofu, semillas de lino y nueces no son alimentos que consumimos frecuentemente,  por lo que puedes tomar la  lecitina en cápsula.

5. Lentejas

Las legumbres en general, y las lentejas de manera especial ayudan a limpiar el sistema digestivo por su alto contenido en fibras. Producen saciedad y  aportan proteínas y hierro.

Una cena de un plato de lentejas con queso rallado por encima te dejará satisfecha y te aportará muchos beneficios nutritivos.

6: Huevos

Aportan proteínas y lecitina y son saciantes. Cómelos en el desayuno o sustituye una  cena con un omelete de 1 yema y dos claras con alguna verdura como espinaca, ají pimentón  o espárrago.



7. Pomelo o toronja

Posee muy poca azúcar  y tiene casi un 90% de agua. Posee gran cantidad de vitamina C la que tiene cualidades  adelgazantes . Además, a esta fruta se la recomienda para la anemia y para bajar los niveles de colesterol. Cómela en el  desayuno, preferiblemente la fruta entera o en jugos usando toda su fibra.

8. Ají picante o chiles

Es un excelente quemagrasa por la preesencia de la capsaicina, un ingrediente presente en este alimento y que ayuda a disminuir la cantidad de grasa que se aloja en el cuerpo. Asimismo, la vitamina C que poseen acelera el metabolismo, lo que permite quemar las grasas más rápidamente. Agrégalos a tus guisos de a poco para ir acostumbrándote a su sabor picante. Si tienes algún problema digestivo, como gastritis o colon irritable, debes consultar con un médico antes de integrarlo a tus comidas.

9. Quinoa

Este super alimento aporta gran cantidad de fibra y posee un alto contenido de proteínas. Es antioxidante y rico en nutrientes como el hierro, zinc, selenio y vitamina E.  Es muy saciante y la puedes comer mezclada con verduras, frutas secas, o proteínas.

10. Consomés

Son perfectos como cena . Tienen la ventaja que al ser calientes producen mayor saciedad. Son excelentes de vegetales con pocas calorías como la calabaza (zapallo, auyama), de legumbres,  arvejas, coliflor o apio. Los puedes sasonar con cebolla, ajo y pimienta.

11. Tomate

Regula la producción de leptina de tu cuerpo, una hormona que controla el apetito, además de ser rico en potasio y muy bajo en calorías. Prepara una ensalada de tomate con queso fresco y tendrás un almuerzo  completo de bajas calorias.

12. Banana

Aporta fibras que ayudan a vaciar el sistema digestivo;  es saciante y rico en potasio, lo que evita  retener más líquidos de la cuenta.

Te invitamos a visitar:

Rico batido para perder grasa localizada

Cortes de pelo, sexys y femeninos

 

El ayuno intermintente, cambia el metabolismo y resulta más efectivo para perder peso. Se ha convertido en la dieta favorita de Silicon Valley

El ayuno intermitente es una dieta que se utiliza tanto para tratar problemas de salud como para perder peso.

Se basa en una dieta con períodos donde se come y períodos donde se practica el ayuno total, durante el cual se consume solamente líquidos.

Algunos estudios indican que el ayuno alarga la vida. En laboratorios,  se ha investigado ampliamente el ayuno. En un estudio hecho en ratones con tumores,   el sistema inmune se fortaleció y terminó eliminando las células tumorales.

 

Hay diferentes tipos de ayuno intermitente. Está la fórmula 5.2, donde se come durante cinco días consecutivos a la semana y se lleva el ayuno por dos días, también, puede hacerse en día alternos; se come un día y se ayuna al siguiente.

Otra forma es seguir la dieta 16/8 donde se puede ingerir alimentos durante 8 horas y ayunar las 16 horas restantes del día, incluyendo las horas donde se está durmiendo. Haciendo la última comida a las 7 de la noche y luego esperar para comer hasta las 11 de la mañana del día siguiente, ya se está cumpliendo con esta fórmula.

Puedes elegir la que más se acomode a tu estilo de vida porque todas ofrecen ventajas muy similares.

Les resulta más difícil de seguir a las personas que tienen que comer siempre a su hora, pero es ideal para aquellas personas que pueden pasar un período de tiempo sin ingerir alimentos.

Beneficios

  • Tiene un efecto positivo en el funcionamiento del metabolismo
  • El cuerpo se vuelve más eficientes en la producción de hormonas
  • Baja los niveles de insulina en sangre
  • Ayuda a quemar grasa de manera más eficiente, asociado a los bajos niveles de insulina
  • Reduce la grasa sin disminuir la masa muscular
  • Disminuye el colesterol
  • Reduce los niveles de triglicéridos
  • Reduce la inflamación
  • Algunos estudios médicos aseguran que el ayuno ayuda a mejorar el sistema inmunológico
  • Aumenta la producción de la hormona de crecimiento
  • Limpia el sistema digestivo
  • Bajan los niveles de cortisol
  • Previene el envejecimiento

Ventajas

  • Se pierde grasa de forma rápida. la cantidad depende de la fórmula que elijas.
  • La grasa perdida, opuesto a lo que sucede luego de otras dietas, no se vuelve a recuperar.
  • Durante los períodos donde puedes comer se permite ingerir cualquier tipo de comida, pero sin abusar de los alimentos muy altos en grasas o azúcar para que tu dieta tenga éxito.

Consejos

  • Los días que no ayunes no exagerar con la comida. Un consumo  entre las  2000 a 2200 calorías al día, se considera apropiado.
  • Tomar mucha agua y líquidos los días de ayuno, ya que puede presentarse deshidratación.
  • No abusar de las grasas ni de alimentos fritos.
  • Complementar la dieta con ejercicios, tanto aeróbicos como de fuerza,  para hacer este método más eficiente, pero sin excederse, especialmente durante los días de ayuno ya que el cuerpo no dispone de suficiente energía.
  • Asegurarse de que las proteínas representen al menos un 25% del total consumido para mantener la masa muscular.
  • Si se sientes fatiga,  náuseas, dolores de cabeza o mareos, suspender la dieta.

Contraindicaciones

No deben seguir este método las mujeres embarazadas, personas con diabetes, con sistemas inmunológicos comprometidos o los nińos menores de 12 años.

 

 

Conoce cuales son las bebidas alcohólicas que más engordan

¿Te sientes sola? 12 consejos que te ayudarán

12 tips para perder peso sin hacer dieta o sacrificios

Muchas mujeres quisieran perder algo de peso, pero se les hace difícil empezar una dieta y  peor aún llevarla a término.

La sola idea de “saber” que se está a dieta produce ansiedad y eso la convierte en una cuesta difícil de subir.

Hoy te presentamos 12 trucos para que adelgaces sin necesidad de hacer una dieta. Incluyendo pequeños cambios en tu estilo de vida, bajarás de peso sin hacer sacrificios, pasar hambre o matarte en un gimnasio.

 1. Empieza el día comiendo frutas

La fruta estimula la digestión, por lo que tu metabolismo trabaja de una forma más eficiente. Después de la fruta puedes ingerir un poco de carbohidratos para que te den energía.

 2 – Consume alimentos quemagrasas

Hay alimentos que actúan de diferente formas y que ayudan a quemar más rápido las calorías consumidas, algunas nos ayudan mejorando la digestión y  eliminando toxinas, otras provocan sensación de saciedad, etc.  Estos alimentos debes incluirlos en tu alimentación ya que te ayudan a perder peso sin hacer sacrificios.

  • Avena
  • Manzana
  • Jengibre
  • Salmón
  • Té verde
  • Mostaza
  • Vinagre de manzana
  • Canela
  • Algas
  • Pimienta de cayena
  • frutas cítricas (naranja, limón, pomelo y toronja)

 

 3 –  Compra una vajilla azul

Este color ayuda a controlar el hambre y a reducir la ansiedad, por lo que evitarás la ingesta excesiva de alimentos. Por el contrario, evita totalmente los platos de color rojo, debido a que este color tiene el efecto inverso, estimula el apetito.

4 – Duerme al menos 7 horas cada día

Se ha demostrado que la falta de sueño nos hace subir de peso. Provoca que el cuerpo se haga resistente a la insulina, lo que hace que almacene más grasa.

Cuando dormimos se equilibran los niveles de leptina, una hormona conocida como la hormona del hambre. y que es la responsable de generar la señal de saciedad en el cerebro.  Cuando no dormimos lo suficiente no producimos la cantidad de leptina adecuada y entonces, sentiremos más hambre y comeremos más.

5 – Cocina tu propia comida

En vez de comprar alimentos ya preparados o comer en cafeterías o restaurantes  es recomendable que preparares tu propia comida. La mayoría de los alimentos ya preparados contienen ingredientes no saludables y un  exceso de grasa y calorías.  No tiene que ser comida de “dieta’, prepara la comida que te gusta, claro, sin excesos. Haciendo esto nada más,  puedes ahorrarte unas 2000 a 3000 calorías a la semana.

 6 –  Evita los edulcorantes artificiales

Los edulcorantes artificiales – los que proporcionan color o hacen que  el color  sea más atractivo  –  que contienen algunos alimentos industrializados, incluyendo los refrescos de “dieta” han demostrado que provocan antojos de algo dulce, además de las calorías que aportan ellos mismos. Con este sólo detalle, te puedes ahorrar unas 300 o 500 calorías al día.

7 – Acostumbra a llevar zapatos cómodos

So haces esto,  en cualquier momento del día, puedes ir caminando en vez de usar un automóvil lo que te hará quemar calorías sin darte cuenta y se traducirá en unos kilos menos al mes.

8- Come 5 comidas pequeñas

Es más eficaz comer 5  pequeńas porciones durante el día,  que comer 3 comidas grandes ya que el  metabolismo se mantiene acelerado y quema más calorías.

9 – Mastica más de 20 veces cada bocado

Cuando se come despacio, se le da tiempo al cuerpo a avisarle al cerebro de que ya no tenemos hambre, por lo que reduces la cantidad que comes. Al principio lo harás de manera consciente mientras cuentas, luego te acostumbrarás y lo harás espontáneamente obteniendo  enormes beneficios.

10. Engaña el estómago por la nariz

Algunos estudios han probado que algunos alimentos tienen la capacidad de darle la señal al cerebro de saciedad. Entre estos alimentos se encuentran el aceite de oliva, el ajo, el orégano, las bananas y el pomelo.

11 – Deja el alcohol sólo para ocasiones especiales

El alcohol contiene muchas calorías  y no te aportan ningún nutriente.

Si tienes una actividad donde no puedes evitar consumirlo, toma aquellas bebidas que tengan menos calorías. Aquí te presentamos una pequeña lista de las bebidas más comunes y su contenido de calorías en un copa mediana:

• Sidra 50
• Vodka 78
• Champaña 85
• Vino tinto 65
• Vino rosado 74
• Vino blanco 85
• Cerveza 101
• Ron 110
• Coñac 125
• Vodka 155
• Ginebra 220
• Wisky , una dosis 240
• Tequila 260

12 – Incluye una proteína en cada comida

Las proteínas tardan más en digerirse que los otros alimentos y como si fuera poco,  aceleran el metabolismo. Te  mantendrán  llena por más tiempo, lo que hace más difícil que tengas hambre.

13 -Apaga tu TV

Aunque para muchos resulta agradable, la verdad  es que comer mientras miramos televisión puede resultar en un aumento de peso. Muchas veces, las personas tienden a comer en exceso ya que su concentración no se centra en lo que consumen.

Otro factor es que generalmente los snacks contienen muchas calorías. Si quieres comer algo, apaga la televisión.

10 formas en que el perejil te hace más bella

8 alimentos que producen adicción y que seguramente no sabías.

Conoce cuál es el alimento enemigo de tu dieta

Algunos estudios han concluído que los verdaderos enemigos de una dieta para adelgazar son los azúcares y carbohidratos refinados, debido a que cuando se consumen alimentos producidos con harina y azúcar refinada como pasteles, dulces, helados o pan blanco, el nivel de glucosa en sangre aumenta de manera rápida, pero asimismo, tienen la particularidad de que este nivel de azúcar baja bruscamente produciendo hambre y deseos de volver a comer, lo que atenta con el éxito de la dieta.

La paradoja es que para tener éxito en una dieta, “debemos” satisfacer  los antojos, de vez en cuando y además hacerlo sin sentir culpabilidad;  de esta forma nos quitamos la sensación de privación eterna que se tiene cuando uno está a dieta y de esta forma  poder seguir adelante con ella. por lo que este principio aconseja consumir este tipo de alimentos, de vez en cuando.

 

 

El Índice Glucémico indica en qué medida un alimento eleva la glucosa en sangre; un alimento con un índice glucémico alto elevará la glucemia de forma inmediata y desencadenará que se active el círculo de comer – saciedad -hambre, de manera rápida.

Entre los carbohidratos hay alimentos con un índice glucémico más alto que otros y esto es bueno saberlo. Se considera aceptable un índice por debajo de 50.

Por ejemplo, las harinas refinadas contienen un mayor índice glucémico que las integrales, lo mismo pasa con el pan.

Los productos más dulces contienen más que aquellos bocadillos que no son tan dulces.

Las frutas, aunque sean dulces contienen un índice glucémico más bajo que los alimentos industrializados.

Ya lo sabes, cuando quieras saciar el deseo de comer algún bocadillo, inclínate por aquellos alimentos con índice glucémico bajo como el chocolate negro, galletas integrales, maní  o  frutas naturales con algo de crema.

Más abajo,  dos recetas de postres con bajo índice glucémico y además con pocas calorías

 

Peras con crema

Ingredientes

  • 1 pera
  • 1 cucharada de crema de leche
  • 1/4 cucharadita de canela

Corta la pera en rodajas, llévalas al horno por 5 minutos. Coloca la  crema  sobre las peras y luego y espolvorea la canela.

Indice glucémico: 50         Calorías: 155

 

Fresas con chocolate negro

Ingredientes

  • 1 taza de fresas
  • 50 gramos – Aprox. 2 cuadritos – de chocolate negro

Colocar el chocolate en el microondas hasta derretirse. Poner las fresas en un tazón y cubrir con el chocolate fundido.

Indice glucémico: 45          Calorías: 237

 

Aprende a desintoxicar la mente y comienza la semana sin estrés

10 tips para ayudarte a dormir en las noches de calor

adinserter name=”VISITINSTAGRAM”]