La mejor forma de almacenar tu café para disfrutar de sus propiedades

Los consumidores de café saben distinguir perfectamente, cuando toman un “buen”  café y cuando no.

El sabor y el aroma de un buen café es algo que apasiona a un consumidor gourmet de esta bebida.

La forma de almacenarlo es vital para conseguir ese sabor y ese aroma que tanto atrae.

Hoy te contamos lo que debes hacer y lo que debes evitar para disfrutar siempre de un buen café.

Estos consejos son igualmente válidos para el café molido como para el que viene en granos.

1. Café recién tostado

El café conserva aproximadamente por unos 30 días su mejor aroma y sabor. Si es posible, trata de comprar un café recién tostado. Mira la fecha de tueste que viene en el envase y elige el más fresco.

Si eres exigente con tu café, bien vale la pena obtenerlo de un productor de café directamente.

Siempre trata de comprar paquetes pequeños para no darle tiempo a que pierda sus mejores propiedades.

2. Prefiere el café en granos

Si eres una verdadera gormet del café, prefiere comprar el café en granos, ya que el  molido pierde más rápidamente su aroma y sabor al tener mayor superficie en  contacto con el aire.

Puedes tener un molinillo para moler tu propio café para la semana. El aroma y sabor duran casi intactos aproximadamente unos 7 días.

 

3. No lo guardes en el congelador

La Asociación Nacional de Café de Estados Unidos, (NCA) recomienda NO congelar el café ya que el envase donde se guarda contiene oxīgeno y el café puede llegar a “quemarse” o a perder propiedades por efecto del frío extremo.

Tampoco es recomedable mantenerlo en el refrigerador, ya que sufre cambios bruscos de temperatura y que puede cambiar su sabor.  Esto ocurre principalmente porque debemos sacar el envase cada vez que preparamos café.

4.  Guárdalo en un lugar fresco

Evita las zonas más calientes de tu cocina para que el café no se degrade, ya que uno de los enemigos de un buen café son las altas temperaturas.

5. Utiliza un envase hermético

Muchas veces el café que compramos viene en envases que no son herméticos y por lo tanto dejan pasar el aire. Cámbialo a un envase con tapa, ya sea metálico, de vidrio o plástico. Dentro del envase cubre el café con papel film para evitar su contacto con el aire.

Si viene en un paquete que puedas doblar, enróllalo tratando de que no quede aire y usa unas pinzas grandes para que cerrarlo herméticamente.

Los pocitos individuales no son totalment herméticos. Si tienes una máquina de café que usa este tipo de pocitos, colócalos en un envase más grande que sea hermético.

6. Usa un envase opaco

Debes estar consciente de que el café es enemigo del aire, la humedad,  la luz y el calor, por eso debes eligir un envase que evite dejar pasar la luz.

 

 

Como mantener a raya unos poros abiertos

Los 12 mejores bocadillos para antes de ir a la cama, que no engordan

 

 

Estudios indican que el café protege el hígado

Muchos  estudios  ya  habían  encontrado  una  relación  entre  el consumo de café y un menor riesgo de desarrollar enfermedades como la  diabetes,  cardiovasculares,  párkinson o  el  cáncer.  Ahora nuevos  estudios  han  revelado  que  también  es  beneficioso  para  mantener un  hígado saludable.

Uno  de  estos  estudios  fue realizado por el Instituto Nacional del Cáncer en Bethesda (EEUU) sobre una muestra de 27, 793 participantes  de  más  de  20 años y concluyó que los participantes que tomaban tres o más tazas de café al día tenían niveles más bajos de todos los marcadores de la función hepática, en comparación con los que no consumían café nunca.

Otro  de  los  estudios,  realizado  con ratones, en la Universidad de Duke en Estados Unidos, probó que la cafeína presente en el café, actúa en las grasas almacenadas en las células hepáticas, por lo que se  llegó  a  la  conclusión de que un consumo equivalente a 4 tazas de café al día, podría ser beneficioso para prevenir el hígado graso.

 

 

Como  sugieren los  estudios,  el  café  puede  ayudar  a  proteger  la salud del hígado en general y prevenir el hígado graso.

La  cantidad  diaria recomendada  es  entre  tres  a  cuatro  tazas  pequeñas – de las  tradicionales  para  tomar café, siempre teniendo en cuenta  de no superar los 200 mg.  Más de esa cantidad pudiera traer  efectos  secundarios,  como  presión   arterial  alta,  insomnio, acidez  estomacal,  taquicardia,  irritabilidad,  entre otros.

También es importante recordar que hay personas que la cafeína les afecta de manera sensible el sueño, por lo que es recomendable que la última taza la tomen entre  cinco o seis horas antes de ir a la cama.

Debemos   considerar   que  otros productos como las  bebidas  de  cola  y  el  té   también contienen  cafeína  por  lo  que  en  caso  de  consumir  estas   bebidas,  entonces,  la cantidad  de  tazas  de  café recomendadas   serían   menos.    No  se   recomienda  tomar  café   después de la 6 de la tarde, para evitar el insomnio.

Estas dos tablas te pueden servir como guía para que puedas controlar mejor la cantidad de cafeína que consumes.

Tabla I

Cantidad de cafeína por porción

Bebida                                                                   cafeína

  • taza pequeña de café filtrado o de cafetera                55  mg
  • taza de 180 ml de café filtrado o cafetera                   120 mg
  • taza pequeña de cafe expreso                                             65  mg
  • taza de te negro                                                                           40 mg
  • taza de café descafeinado de 180 ml                                   2 mg
  • Coca- cola de 330 ml                                                                 41 mg
  • Coca- cola light de 330 ml                                                       41 mg
  • Pepsi cola de 360 ml                                                                  35 mg
  • Pepsi light de 360 ml                                                                 33 mg

 

Tabla II

Cantidad de cafeína por cada 100 gramos del producto

  • Café expreso                                                                            72,22  mg
  • Cafe filtrado o de cafetera                                               66,67  mg
  • Coca cola regular                                                                  43,54  mg
  • Coca cola Light                                                                       36,64  mg
  • Coca cola Zero 27,93 Pepsi Light                                34,23  mg
  • Red Bull                                                                                       34,10  mg
  • Dynamite                                                                                   33,60  mg
  • Té negro                                                                                      22,22  mg
  • Café descafeinado                                                                    1,11  mg

 Nota:

Los valores de las tablas pueden variar un poco, pues la cantidad de cafeína contenida en el café depende del tipo que usamos ademas de la forma en que lo preparamos que puede variar desde un café  bien claro a uno  bien cargado.

Te invitamos a visitar:

Prevee el envejecimiento y mantén tu piel joven con este jugo natural

2 Mascarillas de gelatina para detener la caída del cabello, ayudarlo crecer y darle brillo