12 tips para perder peso sin hacer dieta o sacrificios

Muchas mujeres quisieran perder algo de peso, pero se les hace difícil empezar una dieta y  peor aún llevarla a término.

La sóla idea de “saber” que se está a dieta produce ansiedad y eso la convierte en una cuesta difícil de subir.

Hoy te presentamos 12 trucos para que adelgaces sin necesidad de hacer una dieta. Incluyendo pequeños cambios en tu estilo de vida, bajarás de peso sin hacer sacrificios, pasar hambre o matarte en un gimnasio.

 1. Empieza el día comiendo frutas

La fruta estimula la digestión, por lo que tu metabolismo trabaja de una forma más eficiente. Después de la fruta puedes ingerir un poco de carbohidratos para que te den energía.

 2 – Consume alimentos quemagrasas

Hay alimentos que actúan de diferente formas y que ayudan a quemar más rápido las calorías consumidas, algunas nos ayudan mejorando la digestión y  eliminando toxinas, otras provocan sensación de saciedad, etc.  Estos alimentos debes incluirlos en tu alimentación ya que te ayudan a perder peso sin hacer sacrificios.

  • Avena
  • Manzana
  • Jengibre
  • Salmón
  • Té verde
  • Mostaza
  • Vinagre de manzana
  • Canela
  • Algas
  • Pimienta de cayena
  • frutas cítricas (naranja, limón, pomelo y toronja)

 

 3 –  Compra una vajilla azul

Este color ayuda a controlar el hambre y a reducir la ansiedad, por lo que evitarás la ingesta excesiva de alimentos. Por el contrario, evita totalmente los platos de color rojo, debido a que este color tiene el efecto inverso, estimula el apetito.

4 – Duerme al menos 7 horas cada día

Se ha demostrado que la falta de sueño nos hace subir de peso. Provoca que el cuerpo se haga resistente a la insulina, lo que hace que almacene más grasa.

Cuando dormimos se equilibran los niveles de leptina, una hormona conocida como la hormona del hambre. y que es la responsable de generar la señal de saciedad en el cerebro.  Cuando no dormimos lo suficiente no producimos la cantidad de leptina adecuada y entonces, sentiremos más hambre y comeremos más.

5 – Cocina tu propia comida

En vez de comprar alimentos ya preparados o comer en cafeterías o restaurantes  es recomendable que preparares tu propia comida. La mayoría de los alimentos ya preparados contienen ingredientes no saludables y un  exceso de grasa y calorías.  No tiene que ser comida de “dieta’, prepara la comida que te gusta, claro, sin excesos. Haciendo esto nada más,  puedes ahorrarte unas 2000 a 3000 calorías a la semana.

 6 –  Evita los edulcorantes artificiales

Los edulcorantes artificiales – los que proporcionan color o hacen que  el color  sea más atractivo  –  que contienen algunos alimentos industrializados, incluyendo los refrescos de “dieta” han demostrado que provocan antojos de algo dulce, además de las calorías que aportan ellos mismos. Con este sólo detalle, te puedes ahorrar unas 300 o 500 calorías al día.

7 – Acostumbra a llevar zapatos cómodos

So haces ésto,  en cualquier momento del día, puedes ir caminando en vez de usar un automóvil lo que te hará quemar calorías sin darte cuenta y se traducirá en unos kilos menos al mes.

 

8- Come 5 comidas pequeñas

Es más eficaz comer 5  pequeńas porciones durante el día,  que comer 3 comidas grandes ya que el  metabolismo se mantiene acelerado y quema más calorías.

9 – Mastica más de 20 veces cada bocado

Cuando se come despacio, se le da tiempo al cuerpo a avisarle al cerebro de que ya no tenemos hambre, por lo que reduces la cantidad que comes. Al principio lo harás de manera consciente mientras cuentas, luego te acostumbrarás y lo harás espontaneamente obteniendo  enormes beneficios.

10. Engaña el estómago por la nariz

Algunos estudios han probado que algunos alimentos tienen la capacidad de darle la señal al cerebro de saciedad. Entre estos alimentos se encuentran el aceite de oliva, el ajo, el orégano, las bananas y el pomelo

11 – Deja el alcohol sólo para ocasiones especiales

El alcohol contiene muchas calorías  y no te aportan ningún nutriente.

Si tienes una actividad donde no puedes evitar consumirlo, toma aquellas bebidas que tengan menos calorías. Aquí te presentamos una pequeña lista de las bebidas más comunes y su contenido de calorías en un copa mediana:

• Sidra 50
• Vodka 78
• Champaña 85
• Vino tinto 65
• Vino rosado 74
• Vino blanco 85
• Cerveza 101
• Ron 110
• Coñac 125
• Vodka 155
• Ginebra 220
• Wisky , una dosis 240
• Tequila 260

12 – Incluye una proteína en cada comida

Las proteínas tardan más en digerirse que los otros alimentos y como si fuera poco,  aceleran el metabolismo. Te  mantendrán  llena por más tiempo, lo que hace más difícil que tengas hambre.

13 -Apaga tu TV

Aunque para muchos resulta agradable, la verdad  es que comer mientras miramos televisión puede resultar en un aumento de peso. Muchas veces, las personas tienden a comer en exceso ya que su concentración no se centra en lo que consumen.

Otro factor es que generalmente los snacks contienen muchas calorías. Si quieres comer algo, apaga la televisión.

10 formas en que el perejil te hace más bella

8 alimentos que producen adicción y que seguramente no sabías.

Conoce cuál es el alimento enemigo de tu dieta

Algunos estudios han concluído que los verdaderos enemigos de una dieta para adelgazar son los azúcares y carbohidratos refinados, debido a que cuando se consumen alimentos producidos con harina y azúcar refinada como pasteles, dulces, helados o pan blanco, el nivel de glucosa en sangre aumenta de manera rápida, pero asimismo, tienen la particularidad de que este nivel de azùcar baja bruscamente produciendo hambre y deseos de volver a comer, lo que atenta con el éxito de la dieta.

La paradoja es que para tener éxito en una dieta, “debemos” satisfacer  los antojos, de vez en cuando y además hacerlo sin sentir culpabilidad;  de esta forma nos quitamos la sensación de privación eterna que se tiene cuando uno está a dieta y de esta forma  poder seguir adelante con ella. por lo que este principio aconseja consumir este tipo de alimentos, de vez en cuando.

 

 

El Índice Glucémico indica en qué medida un alimento eleva la glucosa en sangre; un alimento con un índice glucémico alto elevará la glucemia de forma inmediata y desencadenará que se active el círculo de comer – saciedad -hambre, de manera rápida.

Entre los carbohidratos hay alimentos con un índice glucémico más alto que otros y ésto es bueno saberlo. Se considera aceptable un índice por debajo de 50.

Por ejemplo, las harinas refinadas contienen un mayor índice glucémico que las integrales, lo mismo pasa con el pan.

Los productos más dulces contienen más que aquellos bocadillos que no son tan dulces.

Las frutas, aunque sean dulces contienen un índice glucémico más bajo que los alimentos industrializados.

Ya lo sabes, cuando quieras saciar el deseo de comer algún bocadillo, inclínate por aquellos alimentos con índice glucémico bajo como el chocolate negro, galletas integrales, maní  o  frutas naturales con algo de crema.

Más abajo,  dos recetas de postres con bajo índice glucémico y además con pocas calorías

 

Peras con crema

Ingredientes

  • 1 pera
  • 1 cucharada de crema de leche
  • 1/4 cucharadita de canela

Corta la pera en rodajas, llévalas al horno por 5 minutos. Coloca la  crema  sobre las peras y luego y espolvorea la canela.

Indice glucémico: 50         Calorías: 155

 

Fresas con chocolate negro

Ingredientes

  • 1 taza de fresas
  • 50 gramos – Aprox. 2 cuadritos – de chocolate negro

Colocar el chocolate en el microondas hasta derretirse. Poner las fresas en un tazón y cubrir con el chocolate fundido.

Indice glucémico: 45          Calorías: 237

 

Aprende a desintoxicar la mente y comienza la semana sin estrés

10 tips para ayudarte a dormir en las noches de calor

adinserter name=”VISITINSTAGRAM”]

Té de apio para perder grasa y adelgazar tu cintura

Si quieres perder peso, el apio es un gran aliado, ya sea crudo o cocido. Hoy te traemos este té  adelgazante que te ayudará  a reducir medidas y a quemar grasa en la zona del abdomen y la cintura.

El apio tiene funciones diuréticas, por lo que te hará eliminar toxinas a través de la orina y también eliminarás grasa.

Si sufres de retención de líquidos,  el  apio  te  ayudará  a  regular  este  problema  y  a mantenerte deshinchada.

Según algunos estudios médicos, este té ayuda a acelerar el mecanismo metabólico, contribuyendo a una pérdida positiva del peso

 

 

Si usas este té junto con una alimentación balanceada sin abusar de los  carbohidratos,  azúcares  y  grasas  y  haces  ejercicios  de manera habitual,  podrás  ver  resultados  en  dos  semanas.

Té de apio

Ingredientes

  • 3 tallos de apio
  • Un litro de agua
  • Jugo de un limón

Preparación:

Lava y corta en trozos los tallos de apio.  Pon  a  hervir  el  agua  y  una vez  esté  hirviendo,  agrega  los tallos  de apio,  dejando  que  hiervan a   fuego   lento   para   que   suelten   sus   propiedades  por  unos   10 minutos.  Retira  del  fuego  y  deja  reposar durante 10 minutos más,  cuela  y  agrega  el  jugo  de  limón.

Pon el té en un frasco de vidrio y ya está listo para consumirlo.

Lo puedes tomar frío o caliente  durante todo el día,  las veces que desees.

Se recomienda tomarlo durante 15 días, descansar 15 días y volver a comenzar, durante el tiempo que quieras.

 

 

Ácido Glicólico, uno de los ingredientes favoritos de la cosmética; lo que debes saber

Las mejores cremas antiedad a precios asequibles

20 Tips infalibles para que tu dieta tenga éxito

Llevar una dieta con éxito requiere de sacrificios y fuerza de voluntad.  Es  fácil romperla por diferentes razones, algunas que dependen de nosotros y otras de nuestro entorno.

Aquí algunos consejos que hará más fácil seguir con tu  dieta para que finalmente puedas perder esos kilos demás.

1 – Elige el momento oportuno para empezar la dieta

Tienes que estar totalmente segura de querer comenzar una dieta y que es el momento oportuno para hacerlo. No te obligues a empezar si sientes que no estás totalmente preparada para hacer los sacrificios que exige una dieta.

2 – Trata de iniciar la dieta con otra persona

Trata de que alguna amiga o familiar empiece la dieta junto contigo, de esta forma  se darán ánimo una a la otra y compararán los éxitos de cada una lo que será un incentivo para seguir adelante.

3 – Cuéntale a tus allegados que estás a dieta

Dile a tus familiares, amigos, novio y compañeros de trabajo que estás a dieta para que te den  soporte. Muchas veces las personas de tu entorno sabotean tu dieta de manera inconsciente.

4 – Pésate una vez por semana a la misma hora del día

Mantén un diario para registrar tu peso semanalmente. Esta información ayuda a controlar tu peso y realizar cambios, de ser necesario.

 

5 – Agrega más cantidad de ejercicios de manera natural a tu rutina diaria

Agregar algo de movimiento a tu vida cotidiana puede significar la pérdida de unos dos kilos a la semana y puedes hacerlo sin mucho esfuerzo.  Elige ir caminando a trabajar en vez de conducir o tomar transporte colectivo, subir escaleras en vez de usar ascensor,  levantarte  en tu trabajo para comunicar algo a un compañero de trabajo en vez de usar el teléfono.

6 – Mantén cerca alguna pieza de ropa  que sueñes ponerte

Ten a mano ese vestido que ansías ponerte o los jeans que ya no te entran. Pruébatelo de vez en cuando, cuando veas que cada vez te ajusta mejor,  tendrás más fuerzas para seguir con tu dieta.

7 -Apaga tu TV

Aunque para muchos resulta agradable, la verdad  es que comer mientras miramos televisión puede resultar en un aumento de peso. Muchas veces, las personas tienden a comer en exceso ya que su concentración no se centra en lo que consumen. Otro factor es que generalmente se eligen snacks con mucha calorías. Si quieres comer algo, levántate y aléjate de la televisión.

8 – Cocina tu propia comida

En vez comprar alimentos ya preparados o comer en cafeterías o restaurantes  es recomendable que preparares tu propia comida. La mayoría de los alimentos ya preparados contienen ingredientes no saludables y un  exceso de grasa y calorías.

9 – Come cinco comidas pequeñas durante el día

De esta forma tu metabolismo se mantendrá activo y quemará más calorías que si sólo comes tres comidas grandes.

 

10 – Nunca te saltes las comidas

Saltarse las comidas puede hacer que sientas más hambre a la hora de la comida. Si está muy hambriento a la hora de comer, hay una posibilidad de que comas en exceso.

11 – Deja el alcohol sólo para ocasiones especiales

El alcohol contiene muchas calorías  y no te aportan ningún nutriente.

12 – Incluye una proteína en cada comida

Las proteínas tardan más en digerirse que los otros alimentos y como si fuera poco aceleran el metabolismo. Te  mantendrán  llena por más tiempo, lo que hace más difícil que tengas hambre.

13 – Permítete un antojo

De vez en cuando, dáte permiso para una tentación. Hazlo sin culpas, míralo como un premio por haber hecho los sacrificios que exige estar a dieta. Esto te quitará la sensación de privación que muchas veces se siente cuando se está a dieta y te hará más fácil seguir adelante con ella.

14 – Mastica más de 20 veces cada bocado

Cuando se come despacio, se le da tiempo al cuerpo a avisarle al cerebro de que ya no tenemos hambre, por lo que reduces la cantidad que comes.

 15 -Evita los edulcorantes artificiales

Los edulcorantes artificiales – los que proporcionan color o hacen que  el color  sea más atractivo  –  que contienen algunos alimentos industrializados, incluyendo los refrescos de “dieta” han demostrado que provocan antojos de algo dulce.

 

 

16 – Elimina de tu despensa la comida que engorda

Si sabes que tienes cosas que te gustan tan cerca,  te hará caer en la tentación. Sustitúyela por alimentos saludables para satisfacer tus antojos.

17 – Cepíllate los dientes cuando sientas deseos de comer fuera de hora

Este truco es uno de los mejores cuando sientes algún antojo fuera de las comidas. Cuando sientes la boca limpia y fresca después del cepillado, no querrás arruinarla comiendo algo fuera de programa, además el frescor de la  pasta de dientes distrae tu mente.

18 – Cuando  hagas la compra no vayas con hambre

Te hará mas fácil no comprar aquellas golosinas que te encantan y evita pasar por los pasillos donde colocan loss alimentos con muchas calorías y que tanto te gustan, pero que sabotean tu dieta.

19 – Consume alimentos ricos en cromo

La falta de cromo en la alimentación acentúa el desbalance del azúcar en el cuerpo. Puedes obtener este nutriente de alimentos como el hígado de res y las verduras de hojas verdes como lechuga romana, la col, la acelga, la espinaca.

20 – Toma un vaso grande de agua

El agua de por sí te dará sensación de saciedad, pero además cuando estás deshidratada, es fácil para tu cuerpo confundir la sensación de hambre con la sed, ya que son similares.  Asi que antes de buscar que picar, tómate un vaso de agua y ve si los antojos desaparecen, y como si fuera poco, el agua  elimina  toxinas y  ayuda a aumentar el nivel de energía en el cuerpo, lo que ayuda a perder peso.

Te invitamos a leer;

Peinados que rejuvenecen

Tips para lograr un maquillaje perfecto

Conoce la dieta de la enzima prodigiosa, la dieta de la longevidad

 

 

 

4 cosas a la que debes poner atención para erradicar la grasa abdominal definitivamente

La  grasa  abdominal  es  una   de las  partes del cuerpo más difícil  de eliminar.  Esta  grasa  nos juega  una  mala  pasada  porque  se instala en  el  cuerpo  y  nos  arruina  muchas  veces  el  poder  usar ese vestido  que  tanto  nos  gusta.

Hay   una  gran  relación  entre  los  niveles  de  hormonas   y  la  grasa de la zona del  abdomen y del vientre.  Muchas  veces  hacemos  dieta  y   ejercicios   y  sin embargo   no   conseguimos   eliminarla   porque nuestras  hormonas  no  están  en  armonía.

Hay  cuatro  cosas  fundamentales  y a la vez sencillas  que  debemos hacer  para  contribuir  a  eliminar   esa  grasa  localizada  que se  ha  acumulado  en  esa zona y  que  tanto molesta.

1 –  Dormir al menos 7 horas cada día

Se  ha  demostrado  que  la  falta  de  sueño  nos  hace subir de peso. Provoca  que  el  cuerpo  se  haga  resistente  a  la  insulina,  lo  que hace que nuestro  cuerpo  almacene  más  grasa.

Cuando  dormimos  se  equilibran los niveles de leptina,  una hormona  conocida  como  la  hormona  del  hambre. ya que es la responsable  de  generar  la  señal  de  saciedad   en  el  cerebro.  Cuando  no dormimos  lo  suficiente  no  producimos la cantidad  de leptina  adecuada y entonces,  sentiremos  más hambre,  por  lo que comeremos más.

2 – Consumir vitamina C

Las frutas cítricas como la naranja, el limón o  las cerezas que están cargadas  de  vitamina  C  son grandes aliadas  a  la  hora de eliminar esa  grasa.

La vitamina C colabora en e l metabolismo de las grasas y ayuda a movilizar las grasas a un nivel profundo.

Si  no  ingieres de  manera  habitual  en  tu  dieta,   suficiente  cantidad  de estos  alimentos,  puedes  ayudarte  con suplementos  de  vitamina  C.

3 –  Consumir  alimentos  que  incrementen  tu metabolismo

Si  ya  has  intentado todas  las dietas  y  haces  ejercicios hasta agotarte  y aún tienes  el  vientre  abultado,  debes  hacer algo más para lucir un vientre plano.

Consumir los  lamados  “súper alimentos”   aumentarán  tu  metabolismo  y  te ayudarán a  quemar  más  calorías  lo  te  que  facilitará deshacerte de esa grasa demás.
Estos  deben  ser  alimentos  que  contengan  proteínas  y  fibra  de manera importante  como  las semillas de lino,  la  col  rizada,  las nueces,  el germen  de trigo  y  las semillas  de chía.

También  te  ayudarán  aquellos  alimentos  quemagrasas  como la canela,  el chocolate negro,  la mostaza,  el chile picante, la cùrcuma,  el té verde,  el café verde,  la pimienta de cayena o  el  alga  marrón.

4 –  Controlar el nivel de estrés

Vivir  constantemente  bajo  estrés  provoca  graves  daños  a nuestra salud,  tanto a nivel  mental  como  del  cuerpo. Además  de  afectar la salud   cardiovascular,  el  sistema  digestivo  y  hasta  la  piel   y   el cuero  cabelludo,  el  estrés  tiene  un vínculo importante  con  la cantidad  de  grasa  que nuestro organismo almacena.
Cuando  el  cuerpo  está  sometido  a  estrés  produce una hormona llamada  cortisol,  y  ésta  le  envía  señales  al  cerebro  para  que almacene  la  mayor  cantidad  de  grasa  posible.
Debemos  tratar  de controlar estos niveles  de  estrés en nuestro organismo de otra forma se te hará difícil lograr quemar esa grasa que está demás..
El  estrés  se  puede  reducir y colocar bajo control con la meditación, el  ejercicio,   la respiración,  con una actitud positiva,  con  suplementos  alimenticios  o  con tés de hierbas como la manzanilla, el tilo o la pasiflora.

 

Seis hierbas eficaces para tratar la ansiedad y el insomnio

Como cargar energías y evitar el cansancio y la fatiga con estos sencillos trucos

 

 

 

Reduce medidas y reafirma tus brazos en tu propia casa

Hay partes del cuerpo donde se acumula grasa como son la cintura, la papada, el vientre, los muslos o los brazos, según la genética de cada persona.

Muchas veces esa parte del cuerpo va acompañado con flacidez, especialmente el área de los brazos.  En estos casos las vendas frías son excelentes, ya que combaten ambos problemas.

El tratamiento con las vendas frías se basa en el principio de la crioteapia – Terapia fría, que es un proceso conocido como termogénesis – la cual provoca una vasoconstricción superficial y a la vez  una vasodilatación profunda compensatoria ayudando a una mejor circulación sanguínea y aumento del metabolismo y nutrición de los tejidos, que contribuye a desdoblar la grasa corporal.

Por su parte la elastocompresión que generan las vendas,  ayudan a modelar el cuerpo .

Este tipo de tratamiento regularmente es costoso, pero tú puedes preparar la misma receta en tu casa de una forma económica y fácil.

Es importante recordar que para mejores y más duraderos resultados se recomienda complementar con una dieta saludable y ejercicios.

Beneficios del tratamiento con vendas frías

  • Elimina  grasa acumulada
  • Reduce medidas
  • Reafirma de forma natural los tejidos combatiendo la flacidez
  • Elimina toxinas
  • Disminuye la celulitis
  • Optimiza la oxigenación de la piel
  • Estimula el sistema linfático

Contraindicaciones

  • Trastornos de la presión arterial
  • Enfermedades autoinmunes
  • Enfermedad de Raynaud
  • Problemas reumáticos
  • Cardiopatías
  • Piel muy sensible
  • Diálisis renal
  • Diabetes
  • Urticarias

Se aconseja que antes de realizar un tratamiento de crioterapia consultar  previamente con su médico por si se tiene alguna contraindicación que no se conozca.

Receta para preparar las vendas frías

Ingredientes:

  • 1/2 litro  de alcohol isopropílico.
  • 10 cucharadas de mentol en cristal.
  • 5 cucharadas de alcanfor líquido o 5 pastillas de 50 gramos c/u
  • 5  gotas de extracto de toronja, centella asiática o  romero
  • Vendas elásticas

Preparación

Se tritura el mentol cristalino y el alcanfor hasta que se vuelvan líquidos y entonces, se mezclan con el alcohol y se le añade el extracto elegido.

Se guarda en un envase con tapa en lugar fresco, pero no necesariamente en el refrigerador.

¿Cómo se aplican las vendas frías?

En el momento que vayamos a aplicar nuestro tratamiento, debemos disolver una taza de la solución que hemos preparado en medio litro de agua muy fría.

Empapa las vendas en este preparado, y procede a envolverte con ellas las zonas que quieras tratar.

Colocarlas siempre de abajo hacia arriba. Las vendas deben estar bien sujetas y con la presión justa, ni muy sueltas ni muy apretadas.

Déjalas puestas durante   30  a  40  minutos por sesión.   Debes esperar 2 horas para bañarte después del tratamiento.

Se aconseja hacerlo 3 o 4 días a la semana. Este tratamiento puede hacerse uno o dos meses seguidos, pero, hay que esperar por lo menos un mes antes de empezar un nuevo ciclo de tratamiento.

10 hábitos sencillos que mejoran tu salud

¿Quieres una renovación? ¿Que tal un corte de pelo que te favorezca?

 

 

La dieta de la avena, una forma rápida de perder peso sin pasar hambre

Si quieres perder algunos kilos de manera rápida, te proponemos la dieta de la avena, la cual además de tener un bajo nivel calórico te mantendrá sana y satisfecha, ya que es un cereal muy completo y lleno de nutrientes.

La avena no solo ayuda a eliminar los kilos demás, también limpia el cuerpo de toxinas, reduce el colesterol y normaliza los intestinos.

Numerosos  estudios  demuestran  que  el consumo  regulado  de  la avena  entera  es  eficiente  para  combatir  los  depósitos  de  grasa de  la  barriga  y  muslos.

La avena no sólo no engorda, sino que ayuda a perder peso y su fibra actúa como regulador metabólico.

La ventaja  de  esta dieta es que el alimento base es la avena entera (avena en hojuelas, no la instánea) que   casi  no   tiene   calorías   y   posee  un  efecto saciante  porque  al  mezclarse  con  líquidos  y  llegar  al  estómago, se  hincha  y  provoca  la  sensación  de  que  se  ha  comido  más,  por lo  que  no  se  pasa  hambre.

Valor nutricional

Una taza de avena preparada proporciona unos 6 gramos de proteínas, aproximadamnete el 30% de los requerimientos diarios.

Aporta grasas insaturadas como omega 3 y 6 que ayudan a prevenir numerosas dolencias.

No contiene grasa saturada.

Los hidratos de carbono que posee son de lenta absorción por lo que ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre.

Es de los pocos cereales que contiene fibras solubles que ayudan a reducir los niveles de colesterol y en el control de la diabetes.

¿Cuánto dura la dieta?

Se recomienda hacer la dieta durante 5 días, luego descansar dos y repetir el ciclo, por 2 semanas. Se puede hacer durante los días de semana y descansar el fin de semana, cuidándose de no excederse en el consumo de azúcar, grasas o harinas.

Es importante que al terminar este período de dos semanas seguir con una alimentación saludable y un régimen de ejercicios.

¿Qué se puede comer?

Avena entera , frutas de la estación, vegetales, queso fresco y semillas como nueces, almendras, pistachos) café, leche descremada, tés, caldo de verduras, legumbres en poca cantidad, aceite de oliva en poca cantidad y mucha agua.

Las verduras aceptadas son:
Espinacas, brócoli, cebolla, espárrago, lechuga, tomate, repollos (coles), zanahoria, puerros (ajos porros), calabacín (zucchini), champiñones (hongos, setas), guisantes verdes (petit pois) vainitas (porotos verdes, judías verdes)).

Las frutas que más se recomiendan son:  Manzana, pera, naranja, melón, kiwi, fresa, frambuesa, plátano (banana).

  • El queso fresco puede reemplazarse por yogurt, queso ricotta o cottage descremado.

¿Cómo se prepara la avena?

Dejar en remojo tres cucharadas de avena 3 o 4 horas antes de consumir, ya sea en agua, yogur o en leche descremada. Se recomienda hacerlo en leche, ya que ésta aporta proteínas, vitaminas y minerales También puedes cocerla unos cuantos minutos en leche descremada o agua y así la puedes comer caliente. Se puede usar edulcorante sin calorías para endulzarla.

En el menú la llamaremos “ una taza de avena”.

Menú

Te presentamos 5 menús como guía.

• Puedes reemplazar las frutas por cualquier otra que esté en la lista.
• Las cremas de legumbres como la lenteja o los garbanzos las puedes preparar, si prefieres, con los granos enteros
• Puedes ponerle unas gotas de aceite de oliva a las ensaladas

Lunes

Desayuno
1/2 taza de fresas y nueces
1 taza de cafe
2 galletas de avena ( mira la receta mas abajo)

Almuerzo
1 taza de avena
Un plato grande con ensalada de zanahoria, brócoli y cebolla en aros

Merienda
1 banana
1 taza de té verde

Cena
1 taza de avena
Un consomé de de auyama (zapallo)

Martes

Desayuno
1 taza de avena
1 pera

Almuerzo
1 taza de avena
Crema de lentejas con tres nueces picadas

Merienda
1 naranja
1 taza de té verde

Cena
Ensalada Caprese preparada con 1 tomate, 1 pedazo de queso fresco, unas gotas de aceite de oliva y una pizca de orégano.

Miércoles

Desayuno
1 taza de avena
1 pedazo de melón mediano

Almuerzo
1 taza de avena
Ensaladas de judías verdes (vainitas, porotos verdes) y hongos con queso Ricotta

Merienda
1 galleta de avena
1 taza de té verde

Cena
1 taza de avena
Crema de espárragos

Jueves

Desayuno
Jugo de naranja
yogur con tres cucharas de avena
1 tacita de café

Almuerzo
1 taza de avena
Ensalada de tayota (elote) hervida con tomate y espárragos verdes

Merienda
1 manzana asada

Cena
1 taza de avena
Crema de garbanzos con 4 o 5 almendras

Viernes

Desayuno
1 taza de avena
1 pedazo de melón mediano
1 taza de té verde

Almuerzo
1 taza de avena
1 berengena horneada cortada en lonjas con un poco de aceite de oliva y queso rayado

Merienda
1 yogur

Cena

1 taza de avena
Crema de hongos

Receta de las galletas de avena y banana

Ingredientes

  • 1 taza de avena en copos
  • 1 banana madura

Preparación
Remoja  la  avena  en  agua  por  3  o  4 horas,  escúrrela   y  reserva. Aplasta la banana con un tenedor y mezcla con los copos de avena que tenías reservada.  Pon la mezcla en moldes redondos y hornea en el horno precalentado durante 10 minutos.

Mascarilla de gelatina y aceite de coco para reparar el cabello dañado

Practica los ejercicios de kegel y mejora tu vida sexual

 

 

Lista completa de alimentos para que conozcas su índice glucémico

Algunos estudios han concluído que los verdaderos enemigos de una dieta para adelgazar son los azúcares y carbohidratos refinados, debido a que cuando se consumen alimentos producidos con harina y azúcar refinada como pasteles, dulces, helados o pan blanco, el nivel de glucosa en sangre aumenta de manera rápida, pero asimismo, tienen la particularidad de que este nivel de azúcar baja bruscamente produciendo hambre y deseos de volver a comer, lo que atenta con el éxito de la dieta.

El Índice Glucémico indica con qué rapidéz un alimento eleva la glucosa en sangre; un alimento con un índice glucémico alto elevará la glucemia de forma inmediata y desencadenará que se active el círculo de comer – saciedad -hambre, de manera rápida.

Existen varias dietas basadas en el control del índice glicémico como la Dieta de la Zona o la dieta de los Carbohidratos lentos. Estas dietas se basan en la elección de alimentos que no provoquen una subida rápida de azúcar en sangre.

Entre los carbohidratos hay alimentos con un índice glucémico más alto que otros y ésto es bueno saberlo. Se considera aceptable un índice por debajo de 50.

Por ejemplo, las harinas refinadas contienen un mayor índice glucémico que las integrales, lo mismo pasa con el pan.

Las frutas, aunque sean dulces contienen un índice glucémico más bajo que los alimentos industrializados.

Consumir alimentos  con bajo  índice glucémico y bajar el consumo de grasa, definitivamente te ayudará a perder peso, además de controlar y evitar la diabetes.

Más abajo, una lista por orden alfabético de los alimentos y su correspondiente índice glucémico. Elegir los alimentos que contengan el IG más bajo, ayudaría a controlar el peso.

Es importante considerar una porción mediana, ya que este indicador no especifica la cantidad de alimento a consumir.

Se considera bajo los valores de 0 a 50, medio de 51 a 69 y alto de70 a 110.

 

  Alimento                           Indice Glucémico    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

26 rituales y tradiciones de fin de año para atraer la buena suerte y el amor

6 aderezos sabrosos y bajos en calorías para tus ensaladas

10 desayunos fáciles, ricos y con pocas calorías

El Desayuno  es una de las comidas más importantes. Luego de pasar muchas horas en ayunas, el cuerpo necesita energía.

Es importante que el desayuno contenga carbohidratos, grasas y proteínas para obtener los nutrientes que requieres para hacer frente a tus actividades diarias.

Se ha comprobado que las personas que toman un desayuno balanceado, mantienen un peso dentro de límites que se consideran saludables.

Las calorías necesarias para que una persona mantenga su peso están dentro de las 1800 a 2300; dependiendo de si es hombre o mujer, su altura y edad.

El desayuno debería cubrir entre un 20 a un 30% de las calorías ingeridas durante el día; es decir entre 600 a 550 calorías.

Si quieres perder peso, la cantidad de calorías sería menor.

Aquí te presentamos 10 desayunos que proporcionan las proteínas, vitaminas y minerales necesarías para empezar tu día.

Si no te gusta el café o el sólo, le puedes agregar un chorrito de leche descremada o reeplazarlo por el té de tu agrado, ya sea té verde o de hierbas.

No agregues azúcar, en su lugar endulza con Estevia u otro edulcorante sin calorías.

Desayuno # 1

  • 1 pedazo de melón
  • 1 taza de café con leche
  • 1 tostada con jamón de pavo

Total aprox. de calorías: 295

Desayuno # 2

  • 1 vaso de licuado verde (ver receta # 1 más abajo)
  • 2 huevos revueltos
  • 1 tostada de pan integral
  • Café o té

Total aprox. de calorías: 325

 

Desayuno # 3

  • 1 manzana ( se puede reemplazar por pera o albaricoque)
  • Yogur natural
  • 1 rodaja de pan integral con un chorrito de aceite de oliva y orégano
  • Café o té

Total aprox. de calorías: 320

Desayuno # 4

  • 1 batido de frutas
  • 2 huevos pasados por agua
  • 2s galletas saladas integrales
  • Café o té

Total aprox. de calorías: 335

Desayuno # 5

  • Yogur natural
  • 1/2 taza de frutos secos
  • 1 galleta integral mediana
  • Café o té

Total aprox. de calorías: 280

Desayuno # 6

  • 1 vaso de jugo de naranja endulzado con Estevia
  • 1 bol mediano de avena con leche
  • Café o té

Total aprox. de calorías: 335

 

Desayuno # 7

  • 1 smoothie de fruta (ver receta # 2 más abajo)
  • 1 huevo duro
  • 1 galleta de avena
  • Café o té

Total aprox. de calorías: 360

Desayuno # 8

  • 1/2 toronja (pomelo)
  • taza de café con leche
  • 1 tostada con requesón

Total aprox. de calorías: 310

Desayuno # 9

  • 1 vaso de jugo de papaya con leche
  • 1 Mini- pizza (ver receta # 3 más abajo)
  • Café o té

Total aprox. de calorías: 320

Desayuno # 10

  • 1 bol mediano de cereal bajo en calorías (ver lista más abajo)
  • 1 tostada con guacamole (ver receta # 4 más abajo)
  • Café o té

Total aprox. de calorías: 300

Cereales con pocas calorías:

Cereal                                                  Calorías por porción (sin leche)

Kellogs All-Bran                                                              78
Whole Grain de General Mills                                100
Cherios de General Mills                                           110
Kellogs Especial                                                            117
Avena Vida de Quaker                                               119
Reese, de General Mills                                            130
Frosted Mini Trigo, de Kellogg                              189

Recetas 

1. Licuado verde

  • 1 taza de espinacas
  • 1/2 pepino
  • 1 tajada de melón verde
  • 1 ramita de menta
  • Agua

Poner todos los ingredientes en la licuadora. Si tienes un procesador que tritura totalmente los alimentos, puedes dejar la cáscara del pepino ya que proporciona muchos beneficios. Agregar agua suficiente para conseguir la consistencia  deseada.

2.  Smothie de frutas

  • 1 banana pequeña
  • 1 pedazo de melón o sandía
  • 1 naranja
  • 1/2 yogurt descremado sin azucar

Licuar bien todo con un poco de agua. Agregar el yogurt y terminar de licuar hasta obtener una consitencia cremosa.

3. Mini-pizza

  • 1 lonja de pan (Preferiblemte integral)
  • 1 lonja de tomate
  • 1 torreja de queso mozzarella

Quitar la orilla al pan. Tostar ligeramente el pan para darle más consistencia, luego poner el tomate y el queso sobre el pan y hornear.  Al terminar agregar un poquito de orégano.

4. Guacamole

  • 1 pedazo mediano de aguacate
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • Una pizca de sal

Aplastar el aguacate, agregar el aceite de oliva y terminar con la sal. untar sobre la tostada.

Te invitamos a visitar:

Como reducir medidas con Vick-vaporub

6 sabrosos aliños bajos en calorias

 

 

 

Baja 2 kilos en tres días y sin pasar hambre con la dieta de la gelatina

La dieta de la gelatina es ideal para aquellas ocasiones donde debemos perder peso y medidas en un corto tiempo.

Con esta dieta, puedes llegar a perder unos dos kilos – unas cinco libras – en sólo tres días.

Una  taza  de  gelatina  ligth  contiene  unas  20  calorías  y  está  conformada  principalmente de proteínas, lo que te ayuda a mejorar el tono muscular y de paso mantener tu piel más elástica.

Otra ventaja es que a pesar de tener tan pocas calorías es bastante saciante.

Como es una dieta muy baja en calorías, no debe extenderse por más de tres días para evitar  el  efecto  rebote.  Luego  de  este período y perder tus primeros dos kilos, debes continuar con una dieta de más largo plazo. Si quieres mantener tu peso, con alimentarte de manera equilibrada y hacer ejercicios de forma habitual, será suficiente.

Menú

Primer día

Desayuno

Una infusión caliente, puede ser  té verde, de menta o manzanilla y una taza de gelatina light.

Media mañana

Una porción de fruta fresca

Almuerzo

Caldo de vegetales sin grasa y de postre gelatina. Puedes tomar todo lo que quieras de caldo y de gelatina

Merienda

Una taza de café con leche desnatada

Cena

Caldo de vegetales sin grasa; una lata de atún y una taza de gelatina. Puedes comer todo lo que quieras de caldo y de gelatina.

Segundo día

Desayuno

Una taza de leche descremada con café o té y una taza de gelatina light

Media mañana

Una porción de fruta fresca

Almuerzo

Ensalada grande de vegetales con 1/2 cucharada de aceite de oliva y poca sal con cuatro nueces picadas y de postre gelatina.

Merienda

Una taza de yogurt

Cena

Consomé de guisantes o auyama (zapallo) , una porción mediana de carne magra. Puede ser carne de vaca, cordero o pescado-  acompañada de tomate y pepino  picados y de postre gelatina.

Tercer día

Desayuno

Una porción de fruta fresca y una taza de gelatina light

Media mañana

Una taza de yogur sin grasa

Almuerzo

Berenjenas asadas con queso mozarella, vegetales con 1/2 cucharada de aceite de oliva y poca sal y de postre gelatina.

Merienda

Una taza de yogurt

Cena

Ensalada grande de vegetales con 1/2 cucharada de aceite de oliva, un pedazo mediano de pechuga de pollo a la plancha y de postre gelatina.

NOTAS

  • Las frutas permitidas son: ciruela, naranja, mandarina, toronja (pomelos), cereza, frambueza, fresa, sandía, melón, piña, papaya,  albaricoque (damasco)  y manzana.
  • Los vegetales permitidos son; lechuga, rúcula, espinaca, auyama, (zapallo), guisantes (arvejas, petit pois), judías verdes (porotos verdes, vainitas) calabacín, berenjena, brócoli, coliflor, endibias, nabos, rábano y pepino.
  • Conumir mucha agua.
  • Se recomienda practicar ejercicio para que el resultado sea más efectivo.

Fotografías: Regimea

Te invitamos a leer:

Tratamientos de belleza con aspirina

El batido milagroso para adelgazar de Jennifer López