Uno  de  los programas de fitness más  populares en estos momentos es  el Body  Pump  que combina las actividades propias de los aeróbicos,  con el   trabajo muscular mediante  la  realización de ejercicios de levantamiento de pesas.

Una  de  sus  más  fieles  seguidoras es la modelo Giselle Bündchen quien  a  pesar de ser madre,  tiene un cuerpo de campeonato.

Esta rutina  se  practica en un formato de 60  minutos,  escuchando la  música de 8 pistas de un  CD  producido  por Les Mills International, la banda  sonora  de  Body Pump  y que fue  creada pensando  en  la rutina seguida   por  esta  técnica.

El  entrenamiento hace trabajar  a  todos  los  principales grupos musculares   mediante el uso de los mejores ejercicios, pesas, prensas, ascensores y rizos.

Aunque cada  participante utiliza la cantidad de peso apropiado, dependiendo de sus propias capacidades.

Aunque el programa  BodyPump  se actualiza cada tres  meses, la estructura de la clase por lo general comienza con un calentamiento, luego sigue con sentadillas, a continuación, se centra en el pecho, la espalda y los isquiotibiales. Después sigue con los tríceps,  los bíceps, estocadas, abdominales y  finalmente, una etapa de enfriamiento.

Los  platos  fuertes de la  clase de   Body  Pump   son  las sentadillas   y   launges;  rutinas  con  las  cuales  las   piernas  se  endurecen  y los muslos se  tonifican  rápidamente.

Los especialistas aconsejan realizar este entrenamiento entre dos y tres veces  por  semana dejando, al menos, un día de descanso entre dos sesiones para que sus beneficios sean mayores.

Si no se ha practicado nunca, se recomienda empezar poco a poco e ir  aumentando la intensidad  y el ritmo, así como  el peso de los discos que  se  levantan  de  forma  progresiva,  para  reducir  el riesgo de que se produzcan lesiones.

Body-pump

Beneficios

El  hecho  de  que  el  Body  pump  trabaja  tanto  la faceta anaeróbica como  la  aeróbica, lo  convierten  en  una  práctica  muy  completa  y ofrece una amplia variedad de beneficios.

  • Es  una  rutina  agradable  de  practicar  porque  la  música  está diseńada para que las personas difruten mientras la practican.
  • Quema alrededor de 550 calorías por sesión por lo que ayuda a quemar grasa corporal y perder peso.
  • Trabaja todo tipo de músculo, dando como resultado un cuerpo armónico.
  • Los resultados son rápidos y resultan visibles en relativamente poco tiempo.
  • Tiene una rutina bastante sencilla.
  • Accesible para todas las personas
  • Se refuerzan las articulaciones
  • Se mejora la resistencia física
  • A largo plazo, también contribuye a mejorar la postura, sobre todo la zona de la espalda, lo que evita los dolores de espalda.
  • Aumenta ligeramente la densidad de los huesos por los ejercicios de fuerza.

Contraindicaciones

No es recomendable que las siguientes personas sigan este tipo de entrenamineto, a menos que consulte antes con su medico y éste lo autorice.

  • Personas con problemas del corazón
  • Problemas de espalda,  cervicales o de rodilla
  • Mujeres  embarazadas

Fotografías: Clublasanta