Los probióticos son bacterias beneficiosas de origen natural que mantienen nuestro intestino sano además de proporcionar otros beneficios para la salud.

Beneficios de los probióticos

  • Promueven la flora intestinal
  • Evitan el estreñimiento
  • Fortalecen el sistema inmunitario
  • Previenen las alergias alimentarias
  • Mejoran y previene problemas digestivos como colitis ulcerosa y intestino permeable
  • Disminuyen los gases intestinales
  • Ayudan a prevenir la candidiasis y la salud vaginal en general
  • Normalizan la presión arterial
  • Reducen la inflación
  • Protegen contra la infección por la bacteria Elycobacter Pylori
  • Regulan los niveles de colesterol, triglicéridos y los lípidos en general

 

 

El chucrut es una excelente fuente de probióticos. Es un repollo (col) fermentado y en ese proceso de fermentación se producen probióticos. El método de fermentación es una forma tradicional de conservación de alimentos bastante sencillo ya que se usa solamente agua y sal.

Cuando las bacterias y levaduras presentes en la col no reciben oxígeno se alimentan de la propia verdura produciendo bacterias “buenas” .

La sal se utiliza como método de conservación natural ya que impide que se desarrollen bacterias dañinas.

Es importante destacar que solamente el chucrut casero posee probióticos ya que el que se vende comercialmente ha pasado por el proceso de pausterización.

La pasteurización se usa para eliminar las bacterias ,  pero en ese proceso también se eliminan las bacterias “buenas”.

 

Procedimiento

Ingredientes

  • Un repollo entero fresco
  • Una a tres cucharadas de sal marina sin yodo. El yodo es antibacteriano
  • Agua hervida, fría
  • Un frasco de vidrio esterilizado con agua hirviendo

Quita las primeras hojas del repollo que no estén frescas, lávalas y   resérvalas para usarlas más tarde.

Corta el repollo en tiras finas y agrega una cucharada de sal. Deja reposar unos 5 a 10 minutos.

Pasado estos minutos masajea con las manos para que suelte el agua. Si necesitas, agrega más sal. Deja reposar otros 10 minutos para que acabe de soltar más agua.

Debes sentir que la col (repollo) está soltando el agua, de otro modo, agrega otro poco de sal. El agua que suelta se le llama salmuera.

Prueba para saber si está a buen punto de sal.

 

 

Coloca el repollo con la salmuera en el frasco de vidrio de manera compacta, ayudándote con una cuchara de madera.

No llenes el tarro hasta el tope, deja unos dos o 3 cms (1/2 pulgada). Usa las hojas exteriores que habías lavado  y reservado para cubrir la preparación e impedir que el repollo flote y haga contacto con el aire. Es recomendable colocar algo pesado para mantener el repollo cubierto.

Tapa y guarda el frasco en un lugar que no reciba luz.  Lo ideal es mantenerlo en un lugar con una temperatura de unos 18 – 20°C. (65-68 ℉) Aunque puede estar a temperaturas más bajas.

Deja fermentar durante una semana. Puede que algo de jugo salga del frasco. Esto no es un problema. Limpia bien por fuera y deja que continúe el proceso.

Pasada la semana el chucrut deberá estar listo para consumirlo. Debes guardarlo en el refrigerador.

Se recomienda consumir con cierta moderación; unas dos o tres cucharadas, tres veces a la semana es suficiente.

Puedes agregar un poco de otros vegetales como zanahoria o cebolla, aunque el ingrediente principal debe ser el repollo.

Como usarlo

Puede usarse en salsas y vinagretas o acompañar carnes, ensaladas y guisos o también puedes agregarlo  a los emparedados o hot dogs.

 

El ayuno intermintente, cambia el metabolismo y resulta más efectivo para perder peso. Se ha convertido en la dieta favorita de Silicon Valley

¿Qué han hecho tan populares a las mascarillas de carbón activado? Cómo prepararlas tú misma