Muchos sicólogos recomiendan como terapia de salud mental y fuente de bienestar retomar un hábito que la mayoría de nosotras alguna vez  practicó.

¿Quién no llevó un diario de vida cuando adolescente? donde se escribía todo lo que se hacía o se sentía, desde detalles cotidianos a cosas más trascendentales como el primer amor,  el primer beso o la primera cerveza y donde se hablaba de los sueños y fantasías. !Qué bien se sentía!  no sólo escribiéndolo sino también releyéndolo.

Pues hoy muchos sicólogos lo recomiendan como terapia de salud mental y fuente de bienestar.

Elige el medio que te sea más sencillo y cómodo, ya sea un cuaderno, la tablet, la computadora o una grabadora.

Busca el momento donde te sientas más inspirada y plasma todo lo que te venga a la cabeza. No importa que sean hechos o sentimientos, todo es útil. Hazlo sin filtro y de la manera más honesta.

De vez en cuando vuelve a repasar lo que escribiste o grabaste. No importa el tiempo que haya pasado.

Beneficios

 

  • Puedes tener tu propio santuario

El hecho de escribir sin filtros sobre lo que has hecho, hablar de tus sentimientos  y emociones, en un espacio donde estás a  solas contigo misma produce bienestar y paz.

  • Te ayuda a encontrar puntos débiles que puedes mejorar

Al repasar lo que haz hecho o dejado de hacer, puedes detectar tus propios errores, lo que te servirá como un aprendizaje para el futuro.

  • Te permite desahogarte

En el diario vivir se presentan situaciones difíciles, donde te has podido sentir  utilizada, frustrada, herida, humillada o enojada  y muchas veces no tienes con quien comentarlo. Escribir lo que sientes se convierte en un proceso de liberación.

  • Te ayuda a tomar mejores decisiones

Ver las cosas con más calma y desde diferentes ángulos, te ayuda a aclarar las ideas y a tomar decisiones más conscientes.

  • Te permite identificar aquellas cosas que te hacen sentir mal

¿Te has sentido molesta o triste y no sabes porqué? Generalmente hay un origen concreto para ese sentimiento. Al repasar lo que ha sucedido durante el día o los días previos, pudieras encontrar la causa de ese sentimiento negativo y corregir o evitar que surja en el futuro.

  • Reduce el estrés  y la ansiedad

Plasmar tus sentimientos y emociones puede convertirse en un proceso de liberación y tienes la oportunidad de identificar las causas que provocan algunos sentimientos negativos y a encontrar soluciones.

  • Mejora tu memoria

Escribir en un diario es un ejercicio de concentración donde se estimula el cerebro a concentrarse y poner atención a hechos que quizás no están en la superficie sino que tiene que buscar en un lugar más profundo de la memoria.

  • Preserva los recuerdos

Hay eventos de tu vida de los cuales ya no te acuerdas y probablemente, muchos de ellos fueron placenteros.

Al escribirlos en un diario, quedarán para siempre y podrás re-leerlos cuantas veces quieras reviviendo los sentimientos y emociones positivas que te produjeron.

 

14 sencillas recetas de belleza con bicarbonato de sodio

La granada ¿Una nueva esperanza para la medicina ?