¿Quieres una renovación? ¿Que tal un corte de pelo que te favorezca?

Si quieres una renovación, un cambio de imagen una de las opciones más potentes es realizar cambios en nuestro pelo, ya sea un nuevo corte, peinado o color.

Si decides hacerte un nuevo corte de pelo, es importante que el corte que elijas vaya bien con tu forma de cara y con tu estilo.

El corte Bob, aquel que es mas corto atrás que por delante,  sigue en boga, y es un corte que aporta elegancia a quien lo lleva y le da volumen al cabello y al ser más largo en la parte de adelante  el impacto del corte no será tanto si es que estás acostumbrada a llevar el pelo largo.

Su hermano menor, el Lob, que viene de la unión de las palabras Long Bob y que es lo mismo que el Bob, pero con el pelo más largo, también se lleva, con la ventaja de que favorece a la mayoría de las formas de cara y tipos de pelo. Se puede llevar liso, ondulado o rizado y puede ser corto;  apenas pasando la barbilla o tán largo como pasando por debajo del hombro. Ademá este corte, puede ir como el Bob, corto atrás y más largo adelante o parejo; según los gustos de cada persona.

 

 

Si le queda bien a tu cara, no descartes el pelo cortísimo, ya sea con o sin flequillo, ya que es corte que dá personalidad y destaca rasgos de tu cara.

Puedes personalizar tu corte eligiendo un color de pelo llamativo como los colores  pasteles, dejando la raíces oscuras  o dándole luz con unos highligt.

Los cortes  en  cascadas o despuntados  te darán un toque sexy y  las más jóvenes pueden considerar  un peinado asimétrico, incluso de diferentes largos que le dará un aire moderno y vanguardista.

 

 

 

Imágenes: Pinterest, Joyà Italy

 

<