Desintoxica tu cuerpo y erradica la adicción al azúcar con este sencillo plan de 10 días

El exceso de azúcar daña nuestra salud.  Provoca muchos problemas para nuestro cuerpo  como aumento de peso, diabetes, caries, aumento del hambre, hígado graso, glicación,  proceso que envejece la piel; daño al pácreas y algunos estudios la vinculan con algunos tipos de cáncer.

El problema con el azúcar es que actúa en el cerebro como una droga al activar la producción de dopamina,  sustancia que produce sensación de bienestar y que puede llegar a provocar adicción;  por eso resulta tan difícil abandonar su consumo excesivo y lo peor es que,  generalmente, no estamos conscientes de que tenemos esa relación adictiva.

Si piensas que estás consumiendo azúcar en cantidades superiores a lo recomendado, disminuir su consumo o si quieres dejar de consumirla por completo, sigue estos consejos:

Es un proceso de desintoxicación, que por momentos puede resultar difícil de terminar, pero con determinación y un poco de sacrficio lo lograrás y la recompensa la podrás en unos 10 días.

1. Elimina el azúcar de tu dieta 

Deja de consumir productos que contengan azúcar o con colorantes y saborizantes  artificiales .  Generalmente estos alimentos contienen azúcar oculta. Alimentos como ketchup, salsas, comidas congelas, contienen un alto porcentaje de azúcar. Si vas a comprar alimentos preparados industrialmente lee primero la etiqueta y asegúrate de que no contenga azúcar.

Si te gustan los postres sustituye  la pastelería industrial,  bizcochos, helados industriales o mermeladas y reemplázalos por frutas, chocolate negro o postres ligeros hechos con muy poca azúcar o con estevia.

2. Evita las bebidas dulces

Elimina de tu dieta productos como sodas, tés, jugos tanto industriales como naturales que contegan azúcar. Estos tipos de bebidas contienen mucha azúcar, por ejemplo una coca-cola de 12 oz. contiene 39 gramos de azúcar.

3. Consume proteínas en cada comida

Al hacer ésto se consigue un balance de los niveles de azùcar en la sangre. Alimentos como carnes, pescados, huevos, leche, jogur, queso, jamón desgrasados,  legumbres (lentejas, frijoles, habas, garbanzos, etc.) semilas de soja, frutos secos, quinoa, semillas y algas.

4. Elimina las frutas y vegetales con gran contenido  de azúcar

Los vegetales y las frutas son excelentes para la salud, pero algunos tienen un gran  contenido de fructosa,  un tipo de glucosa, por lo que durante estos 10 días, no consumas vegetales como calabaza, remolacha (betabel, betarraga), camote (batata), zanahorias o  papas o frutas como mango, dátiles, peras maduras, uvas o sandía.

Consume las que poseen menos cantidad de fructosa como fresa, naranja, nectarina melocotón, manzanas verde, papaya, albaricoque (damasco) naranja, mandarina, pera con cáscara verde, pomelo (toronja), guayaba, membrillo, ciruela o kiwi.

Es importante que consumas frutas y vegetales ya  que además de antioxidantes, vitaminas y minerales te aporta fibra, necesaria para regular los intestinos.

5.  Sustituye los  carbohidratos refinados por carbohidratos complejos

Sustituye las harinas refinadas como la harina blanca, maicena  o arroz refinado, por  harina y arroz integral, avena, pasta integral,  germen de trigo y legumbres.

Un estudio encontró una relación entre el consumo de granos integrales y la reducción de la diabetes tipo 2 y también muy importante es el hecho de que los alimentos integrales se digieren de manera más lenta, lo que hará que sientas menos hambre.

6. Consume probióticos

Unos intestinos poco saludables producen más bacterías y en ese proceso de expansión y crecimiento necesitan azúcar, por lo que producen la necesidad de consumir alimentos dulces para su propia energía.

7. Incluye grasas saludables en cada comida

Consume muchos  aguacate, aceite de oliva, pescados grasos (salmón, atún, róbalo) y frutos secos. Las grasas producen saciedad lo que hará que sientas menos hambre.

8. Duerme al menos 7 u ocho horas diarias.

La  falta  de  sueño   hace subir de peso. Provoca  que  el  cuerpo  se  haga  resistente  a  la  insulina,  lo  que hace que el cuerpo  almacene  más  grasa.

Cuando  dormimos  se  equilibran los niveles de leptina,  una hormona  conocida  como  la  hormona  del  hambre. ya que es la responsable  de  generar  la  señal  de  saciedad   en  el  cerebro.

Además una persona  que no duerme lo suficiente consume más calorías para reponer energías.

9.  Haz ejercicios aeróbicosEjercicios como correr, andar en bicicleta o trotar producen dos beneficios. El primero es que durante los primeros 30 minutos luego de haber realizado este tipo de ejercicios el cuerpo usa el azùcar que consumimos como combustible y el segundo es que repone el glucógeno de los músculos.

Cuando ingieres azúcar sin haber hecho ejercicios, lo más probable es que termine convertida en grasa ya que el cuerpo tiene suficientes reservas de glucógeno.

10. Consume suficiente magnesio

El magnesio ayuda a balancear  los niveles de azúcar en la sangre.

Alimentos como vegetales de hojas verdes, granos integrales, semillas, nueces, aguacate, legumbres,  salmón o atún contienen magnesio. 

En este plan de 10 días, necesitas una cantidad adecuada de este mineral, por lo que es recomendable tomar un suplemento de magnesio para asegurárte su consumo.

11. Prepara un menú

Siguiendo las pautas de lo señalado más arriba prepara un menú para 10 días.  No tienes poqué pasar hambre,  lo importarte es que incluyas los alimentos recomendados y descartes aquellos  que se sugiere eliminar, de esta manera te asegurarás de tener los ingredientes disponibles.

Aquí te mostramos un menú para tres días. No se trata de menús para perder peso, sino para desintoxicar el cuerpo de la adicción al azúcar.

Cuando consumas jugos, tés  o infusiones no uses azùcar, sustitúyela por estevia, que tiene el mismo sabor dulce pero no contiene glucosa.

Primer día

Desayuno

  • Yogur con fresa, endulzado con estevia
  • 1 taza de cafe con leche
  • 1  galleta de avena

Media mañana

Un pedazo de fruta

Almuerzo

  • Arroz integral
  • Pollo al horno
  • Plato de ensalada verde aliñado con limón y aceite de oliva

Media tarde

Una taza de chocolate caliente hecho con chocolate negro, endulzado com estevia.

Cena

  • Un plato de lentejas con jamón serrano
  • Una fruta

Segundo día

Desayuno

Un plato de avena endulzada con estevia y pedazos de frutas

Media mañana

  • Dos galletas integrales con requesón
  • Una taza de té o café

Almuerzo

  • Sopa de vegetales
  • Ceviche- receta al final
  • Quinoa cocida con agua
  • Mousse de chocolate- receta al final

Cena

  • Dos huevos revueltos con ají pimentón
  • Dos rebanadas de pan integral con guacamole

Tercer día

  • Vaso de jugo de naranja
  • Sandwich de queso con  pan integral

Media mañana

1/2 taza de nueces

Almuerzo

  • Pasta integral con albóndigas
  • Ensalada de rúcula con tomate aliñada con acete de oliva y limón
  • Banana Split – receta al final

Cena

  • Berengenas rellenas con queso mozzarela – receta al final
  • Gelatina preparada con estevia

Recetas:

1- Ceviche

Para dos personas

Ingredientes

  • 300 gramos de pescado bajo en calorías (merluza, robadallo, lenguado, pejesapo o mero)
  • 1 cebollas blanca
  • 1 ají pimentón (pimientos)
  • 1 cucharada de cilantro picado
  • 1/2 cucharada de aceite de oliva
  • 1 limón
  • sal  al gusto

Lo ideal es preparar este plato antes de comerlo. Macerar el pescado en el limón por unos 10 minutos para que se cocine.

Mientras tanto cortar la cebolla, el cilantro y el ají pequeñitos.  Cuando veas que el pescado esté cocinado, mezclar todo, incluyendo el jugo que resulte del macerado. Agregar el aceite de oliva y la sal.

2.  Mousse de chocolate

Para dos personas

Ingredientes

  • 110 gramos de chocolate negro
  • 3 huevos
  • 1 sobrecito o 1/2cucharadita de estevia

Cortar el chocolate y colocar  a derretir en el microondas.

Separar las claras de las yemas. Batir las claras a punto de nieve y reservar.

Cuando el chocolate este derretido echarle las yemas de  a poco sin dejar de batir para que se cuajen ligeramente.

Juntar las dos mezclas y añadir la estevia, al gusto. Es bueno que quede un poco amargo porque eso le da un toque especial al postre.

Colocar en los platos de servir y guardar en la nevera para que tome la consistencia adecuada, unos 30 minutos. Ya se puede servir.

3. Banana Split

Ingredientes

  • 1 banana
  • 1/2 taza de yogur 0 calorías
  • 100 gramos chocolate negro
  •  Fruta cortada en lonjas para decorar (fresa, kiwi, cereza o naranja)

Colocar la banana cortada en dos en el plato en que se va a comer. Colocar el yogur encima.

Derretir el chocolate en el microndas y esparcirlo sobre la banana y por ultimo, colocar la fruta.

4. Berengenas rellenas

Para tres o cuatro personas

Ingredientes

  • Tres berengenas
  • 2 dientes de ajo
  • 100 gramos queso mozzarela
  • 1 lata pequeña de salsa de tomate
  • Una ramita de cilantro
  • Sal, Orêgano y pimienta

Asar en el horno las berengenas enteras a 180 durante unos 40 minutos. Dejar enfriar y cortarlas a lo largo por la mitad.

Quitar la pulpa de la berengena con una cuchara.  Mezclar la pulpa con la salsa de tomate, el ajo y el cilantro pocadito. Salpimentar y espolvorear un poco de orégano y rellenar las berengenas con esta mezcla.

Cubrir con el queso mozzarela y poner en el horno hasta que el queso quede gratinado. Ya están listas para comer.

imágenes: Cortesía Pixabay

Como el cloruro de magnesio te ayuda a conservar la salud y la juventud

Los increibles beneficios de consumir limón congelado