La chaqueta negra de corte clásico no puede faltar en el clóset femenino. Ya sea corta, a las caderas o tipo blazer, la chaqueta negra es una pieza que aporta elegancia y sobriedad.

Al ser negra, puede combinarse con prácticamente toda la gama de colores y combinaciones, lo que te permite multiplicar las posibilidades a la hora de vestir y como si todo fuera poco, estiliza la figura.

Puedes combinarla con una falda  y un lindo collar y será totalmente adecuada para una actividad a media tarde, con unos pantalones negros y un pañuelo de seda, puedes asistir a un coctel, o con unos jeans y una blusa de cualquier color tendrás un precioso conjunto para el trabajo, con la gran ventaja de que tiene la virtud de transformarse, te la puedes poner una y otra vez sin que parezca repetida.

Aquí te presentamos diferentes formas de combinarlas, sólo como guía,  ya que las posibilidades que permite esta admirable prenda son infinitas.

 

 

 

 

 

Estimula las hormonas de la felicidad de manera sencilla y natural

Antiguos secretos de belleza orientales aún vigentes y que puedes preparar tu misma