A medida que cumplimos años nuestra piel, cabello, ojos, manos y cuerpo van cambiando y lo hacen paulatinamente, por lo que a veces no nos damos cuenta de este cambio.

Llega  un  momento  donde  debemos  pararnos  frente  al  espejo  y observarnos con total objetividad y ver que aspectos ya no se ven como antes y que detalles debemos mejorar.

 

A veces pequeños cambios nos quitan años. Ya sea en el maquillaje, cuidados  del  cuerpo  o  un  tipo  de  ropa.  Si en realidad quieres lucir más jóven, aquí te damos algunas ideas para ayudarte a quitarle años a tu apariencia.

1. No usar la crema humectante adecuada

Nuestra  piel  tiende a resecarse  a  medida  que  vamos cumpliendo  años por lo que  mantenerla  hidratada  se  hace  más y más importante. Para tu cara usa una ligera crema humectante que no asfixie tus  poros.  Aplícala  inmediatamente  después  de  lavarte  el rostro o de ducharte. Sin una buena crema hidratante el maquillaje se verá reseco y agrietado.

La gente le llama “el resplandor de la juventud” a ese aspecto fresco y jugoso de la piel jóven. Una piel seca, representa lo contrario. Se ve pálida, amarillenta y escamosa, lo que  te hace lucir más vieja. Este es un resultado directo de no usar la crema hidratante correcta.

Para saber cual es la que te conviene conversa trata de ir a una tienda por departamento donde hay vendedoras entendidas y mejor si puede llevarte muestras.

Siempre ponte crema hidratante, incluso cuando no tengas tiempo de hacer una limpieza facial completa. Limpiar e hidratar tu piel están dentro de los componentes más importantes para lucir un piel juvenil.

2. Manchas en la cara

Si hay algo que nos hace lucir mayor son las manchas. Pueden aparecer en la cara o en las manos.  Debemos  tener constancia para combatirla, ya que éstas son producto de años de exposición solar o debido a  cambios hormonales, por lo que eliminarlas no es tarea fácil, pero con constancia podemos lograrlo. Una vez aclaradas pueden volver a salir, por lo que hay que estar siempre pendiente. Es vital usar un protector solar con un factor de protección superior a 50.

Existe un procedimiento muy efectivo para eliminar las manchas usando retinol para provocar primero un peeling y luego pomadas que contengan hidroquinona, pero debe ser recetado por un médico especialista, porque hay pieles sensibles a esos medicamentos y además hay países donde es necesario que sea prescrito por un facultativo.

Pero, también existen remedios caseros bastante efectivos para este problema.

Mientras las tratamos debemos usar un corrector lo más parecido al tono  de  nuestra  piel  para disimularlas,  nunca  salir  con  ellas  al descubierto.

Te invitamos a leer: Como eliminar las manchas de tu cara con agua oxigenada

3. Raíces con canas

Este detalle nos añade, al menos unos cinco años a nuestra apariencia. Es algo con lo que no se puede ser flexible. En el mercado existen productos  especiales para pintar las raíces en forma de spray, polvos o cremas o también puedes utilizar los que usas para tus cejas. Elige el color más parecido al color de tu propio pelo. No se recomienda usar rimel ya que éste es muy espeso y se ve pegajoso.

4. Dientes amarillentos

Este detalle nos agrega años y es bastante fácil corregirlo. Ya los tratamientos de blanqueamientos tienen precios más accesibles y aclaran dos o tres tonos a los dientes, pero si no puedes costearlos, puedes usar remedios caseros, que pueden ayudar.

Enjuaga los dientes cada noche, después del cepillado con una tapita de peróxido al 10%.  Dejarlo  trabajar  un  minuto  y  luego expúlsalo. No enjuagar. Funciona como excelente enjuague bucal. Hacerlo hasta que notes los dientes más blancos.

Otro remedio es cepillar los dientes con una mezcla de bicarbonato de sodio y peróxido al 10 %.

5. Peinados muy elaborados

Los peinados con muchos rulos o muy rígidos endurecen las facciones por lo que agregan años.

Favorecen

  • Los peinados sueltos y con movimiento
  • Algunas mechas más claras para iluminar el rostro
  • Las ondas grandes y no estructuradas
  • Las extensiones con clips que lucen muy naturales

Evitar

  • Los peinados de corte recto
  • El pelo demasiado largo, especialmente si ha perdido grosor y espesura
  • Los rulos demasiado definidos, opta por ondas más suaves y naturales que proporcionen movimiento
  • El rubio platino
  • El negro azabache
  • El rojo fuego,  a menos que sea tu color natural. Si el tono te favorece prefiere los colores vinos.
  • Los peinados rígidos y acartonados

6 Mucho rimel en las pestañas inferiores

Cuando eres jóven,  el rímel en las pestañas inferiores hace que tus ojos  se vean  más  grandes. Cuando te haces mayor,  además de resaltar las líneas en esa área, hace que los ojos se vean caídos y  centran la atención  en  las  llamadas  “patas de gallo”, haciendo que los ojos parezcan más pequeños y cansados.

En  este caso debes enfatizar en las pestañas superiores.  Rízalas y aplícales  máscara de pestañas negra.

7. Cara con brillo

El brillo en el rostro puede favorecernos, pero sólo en ciertas zonas.

Una cara brillante  sólo logra destacar  defectos  como  arrugas  o depresiones.

Si tienes el cutis graso  usa polvos sueltos y aplicarlos con una brocha grande, evita los polvos compactos porque estos hacen que las pequeñas arruguitas se noten más y que la piel se vea seca y opaca.

8. Teñirse el pelo de un color incorrecto

Hay colores que mejor evitar

  • El pelo muy negro porque endurece las facciones.

El rubio platino porque tiende a resecar y empobrecer el pelo

  • Tonos cenizos o pasteles
  • El rojo fuego,  a menos que sea tu color natural. Tiende a resaltar las manchas e imperfecciones. Si te gusta ese  tono prefiere los colores caoba, cobrizos o vinos.

Favorecen

  • Los tonos castaños desde los claros al chocolate
  • Rubios dorados
  • Reflejos suaves que aporten luz al rostro

9. Delinear los labios

Si tienes los labios muy finos, puedes pintar justo sobre el borde de los labios con un lápiz del color exacto de tu labial.

Nunca hacerlo con un color más oscuro o más allá del borde porque envejece la imagen.

10. Cejas muy finas

Las cejas muy finas dan un aspecto pasado de moda y esto hace lucir mayor. Si es posible, déjalas  crecer  de  a  poco.  Empieza por los vellitos más cerca del ojo, hasta conseguir el aspecto que deseas.

No lo hagas todo junto, porque vas a verte desaliñada.

Si las cejas ya no te crecen, trata de arreglarlo con maquillaje. Usa sombra en vez de lápiz ya que da un aspecto más suave.

También  puedes  recurrir al  tatuado  de  cejas – que no es permanente, sólo dura unos 6 a 7 meses. Trata de que sea del color lo más parecido a tu  tono  natural  y  si no lo encuentras, usa uno un poquito más claro, así lucirás más fresca que usando un tono más oscuro.

Para  proteger los vellos más pequeños y evitar que se caigan, ponte un poco de aceite de ricino en las cejas 3 veces por semana antes de irte a dormir.

 

 11. Tener soprepeso

Muchas  mujeres  no  se  molestan  en cuidar su  peso  una vez que llegan a cierta edad.

Un cuerpo con sobrepeso te hace parecer mayor. Por lo tanto es vital  hacer  ejercicio  regularmente  y  alimentarte  de  manera  saludable para mantener un buen peso.  Un cuerpo en forma parece más joven, además de que es bueno para la salud.

 

12. Mucho Bronceado

Un ligero bronceado a todos nos sienta bien,  pero pasarse,  además de acelerar el proceso de envejecimiento de la piel,  hará resaltar las arrugas, que generalmente quedan de un color más claro.

Por eso es importantísimo  usar  protector solar a diario,  sin excepción. Y, cuando se pueda, usar lentes de sol para proteger la piel fina de los ojos, donde se marcan muy fácil las arrugas.

13. Pocas Pestañas    

Asociamos la cantidad de cejas y pestañas con la juventud.  Las pestañas hacen que los ojos y la cara se vean más jóvenes pero las vamos perdiendo con la edad.

Para prevenir la pérdida, es importante que las trates delicadamente en todo momento. A la hora de desmaquillarte –si usas máscara– utiliza productos suaves y evitarás perderlas.

Antes de dormir, aplica vaselina, aceite de ricino o de linaza para fortalecerlas y humectarlas

Si ya has perdido muchas, hay productos en el mercado para promover el crecimiento como Li lash o Talika.

14. Uñas gruesas y amarillas

El color amarillo está asociado con enfermedad y envejecimiento. La deficiencia  de  ciertas  vitaminas  hace  que  esto  ocurra.  Tomar un suplemento con biotina es bueno para darles fuerza.

Para ayudar a blanquearlas, mete las manos en agua con 4 gotas de aceite del árbol del té  (Tea tree oil)  lo que ayudará a matar cualquier bacteria que las esté dañando. Este aceite lo encuentras en tiendas naturistas. También lo puedes aplicar directamente.

Otro remedio es remojarlas en agua con limón por 10 minutos una o dos veces a la semana.

También puedes utilizar un esmalte de un color neutro como crema o rosado pálido.

 

Mascarilla rejuvenecedora del rostro

Lo Sí y los No para un abdomen plano