Como evitar que tu ropa pierda color con los lavados y se vea como nueva por largo tiempo

Todas hemos pasado por la pena de haber comprado una prenda que nos ha encantado y a la primera lavada ver como pierde el color de tal forma, que no la podemos volver a usar.

Generalmente tenemos la intuición de que esto puede pasar con una determinada pieza, especialmente si está confeccionada con fibras naturales como el algodón o el lino.

Hay varias  formas de  evitar  que  no  ocurra  este percance  usando recetas sencillas con productos que tenemos al alcance en nuestras cocinas.

1. Agua de sal

Antes de la primera lavada, prepara un agua de sal en una proporción de cuatro cucharadas de sal por cada litro de agua fría.

Déjala en remojo por unos 20 a 30 minutos. Dale vuelta a la ropa un para de veces para que la pieza completa absorba la solución.

Luego lava tu ropa de manera normal.



2. Vinagre blanco

Otra receta para evitar que la ropa destiña es el vinagre blanco. Agrega una taza de vinagre blanco en un recipiente que contenga cinco litro de agua y deja remojar por 15 minutos. Luego lava con un detergente suave.

3. Acido bórico

Como en los casos anteriores, remoja la prenda en dos litros de agua a la que hayas agregado una cucharadita de ácido bórico en polvo.
El ácido bórico lo puedes encontrar en los supermercados o farmacias. Asegúrate de que sea el adecuado para lavar ropa.

4. Alumbre

Otra receta que funciona es hacerlo antes de usar la prenda. Mojar la  prenda en agua, exprímirla y luego ponerla a remojar por una hora en una solución de agua con alumbre. Una cucharada de alumbre por cada litro de agua. No la enjuagues. Exprímela y ponla a secar.

Consejos para conservar el color de tu ropa

Por más cuidado que tengas con la ropa, con los contínuos lavados puede ir perdiendo color. Sigue estas consejos para cuidar tu ropa y lograr que el color y el brillo dure por más tiempo.

1. Trata de espaciar los lavados.

Si después de usar una pieza de ropa no está sucia o tiene ml olor. cuélgala en una percha y póntela otra vez. Así disminuyes los lavados. especialmente aquellas que se ponen sobre otra como los sweters o pantalones.

2. Lava la ropa con agua fría.  

Evita el agua tibia o caliente que suelta los colores.

3. Separa la ropa de color de la ropa blanca antes de lavarla

La ropa blanca, por lo general necesita agua tibia o detergentes más fuertes e incluso cloro.

4. Dále vueltas a la ropa antes de lavarlas.

La fricción entre la ropa puede desteñir los colores.

5. Si es una prenda muy delicada, trata de lavarla a mano, de lo contrario, usa el ciclo delicado y agua fría.



6. Usa detergente con protector de color.

7. Prefiere los detergentes líquidos en lugar de los detergentes en polvo.

8.  Cierra las cremalleras y los botones antes de poner la ropa en la lavadora para disminuir la fricción.

9. No deje en remojo la ropa que destiñe.

10. Pon a secar la ropa en la sombra, nunca la expongas a la luz del sol.

 

El secreto de las mujeres japonesas para tener una piel de porcelana

50 hermosas ideas para decorar tu árbol de navidad en diferentes estilos

 

<