Infusiones naturales para perder peso que seguramente no conocías

Hace millones de años el hombre debía recurrir a las  plantas para tratar las diferentes enfermedades y hoy por hoy la industria farmacéutica las utiliza para la elaboración de medicamentos,  descubriéndo cada día  nuevas aplicaciones.

Las infusiones pueden llegar a ser una ayuda en las dietas para perder peso ya que poseen indistintamente propiedades saciantes, diuréticas, depuraticas, desintoxicantes, laxantes, ansiolíticas o lipolíticas (quemagrasas).

Lo ideal es tomarlas calientes ya que de este modo producen una mayor sensación de saciedad y además se potencia la acción quemagrasas.

 

 

Se recomienda, como siempre que se consume medicinas naturales,  consultar con el médico si existen problemas metabólicos como presión alta, niveles de azúcar elevados, de riñones, etc. o si nota algún síntoma no usual después de tomarlas.

Aquí les traemos 6  infusiones que serán grandes aliadas a la hora de perder peso.

Deben tener en cuenta que para lograr y mantener el peso adecuado, se debe llevar un estilo de vida saludable que incluya alimentación equilibrada y un plan de ejercicios.

1 – Té de amaranto

Este té produce saciedad lo que  ayuda a tener menos apetito y posee sustancias antioxidantes que ayudan  a  perder  peso naturalmente.

Preparación

  • 2 cucharadas de hojas y flores de amaranto
  • 1 litro de agua.

Hervir el agua. Colocar las flores y hojas de amaranto.  Dejar hervir  por 10 minutos. Sacar del fuego y  dejar reposar.

Se puede tomar una taza, después de las comidas. Hasta tres tazas diarias.

2 – Té de Centella Asiática

Tiene propiedades  diuréticas por lo que actúa eliminando los excesos de líquidos retenidos en el organismo. Sus efectos sedantes actúan aumentando los niveles del ácido gama-amino butírico (GABA), que le  otorga propiedades sedantes y ansiolíticas  que ayudan a reducir la ansiedad por comer. Tiene efectos muy positivos sobre la circulación sanguínea, por lo que se le atribuyen propiedades anticelulíticas.

Preparación                                                                                                                                                                                                                            

  • 2 cdas de centella asiática
  • 1 litro de agua

Colocar las dos cucharadas de centella asiatica en el agua hirviendo, prardejar unos minutos. Colar.

Se puede tomar una taza, después de las comidas. Hasta tres tazas diarias.

No se recomienda su uso en embarazadas ni en madres que estén amamantando,  Puede llegar a causar erupción cutánea. Si esto ocurre, interrumpir el consumo.                                                                                                                                  

3 – Té de Valeriana

Tiene propiedades calmantes, por lo que es excelente  para aquellas personas que sufren ataques de ansiedad por la comida. De hecho, es considerada una de las mejores ansiolíticas que existen.

Preparación

  • 20 gramos de raíz de valeriana
  •   1  litro de agua

Echar la raíz de valeriana en el agua hirviendo. Dejar reposar por diez minutos. Colar.

Tomar una taza, después de las comidas. Hasta dos tazas diarias.

 

4 –  Té de Bardana

Por su contenido en inulina tiene un efecto saciante  que contribuye a disminuir  el hambre. Tiene  propiedades depurativas y diuréticas lo que ayuda a eliminar líquidos.

Preparación

  • 20 gramos de raíz de Bardana
  •   1  litro de agua

Echar la bardana en el agua y dejar hervir durante 5 minutos.    Retirar del fuego. Dejar reposar por 10 minutos. y colar.

Tomar  una taza  15 minutos antes del almuerzo y cena. Se  puede tomar dos tazas al día .                                                                                                                                     

5 – Té de Jengibre

Ayuda a digerir mejor la comida si lo tomas antes de cada alimento. 468276-10626-12Estimula los jugos gástricos para que todo pase más rápido y no se fermente en tu tracto digestivo. Tiene propiedades lipolíticas (quemagrasas) y saciantes. Disminuye la inflamación y el gas lo que provoca que el   abdomen se vea más plano . Ayuda a regular los niveles de glucosa.

Preparación

  • 1 cucharada de jengibre rallado
  • 1 litro de agua

Echar el jengibre en el agua hirviendo. Reducir el fuego y dejar hervir por 15 minutos. Apagar y esperar 5 minutos .  Colar.

Tomar una taza  antes del desayuno y del almuerzo . Se puede tomar dos tazas al día.

6 – Té de sen    

Tiene una gran capacidad digestiva y es altamente laxante, disminuyendo el tiempo que los alimentos permanecen en el tracto digestivo lo que ayuda a reducir el abdómen abultado.

Preparación

  • 1 cucharada de hojas de Sen
  • 1 litro de agua

Colocar las hojas de Sen en el agua hirviendo. Dejar hervir por 5 minutos. Retirar del fuego. Dejar reposar. Colar.

Tomar una taza de té en ayunas.

Este té no debe tomarse por un período mayor de un mes porque pudiera interferir con el mecanismo peristáltico natural del cuerpo.

 Te invitamos a visitar:

Pierde de tres a cuatro kilos en tres días con la dieta del atún

Rico batido para perder grasa localizada

 

<