Mantén un cutis hidratado y luminoso preparando tu propio tónico de pepino

Para lucir un cutis hermoso y joven por más tiempo, es necesario cuidarlo y parte de esos cuidados es realizar una rutina nocturna,   básicamente de tres pasos: Limpieza, Tonificación, Hidratación y nutrición.

La tonificación  es muy importante ya que normaliza el pH de la piel si usamos jabón, aún éste sea suave y neutro y además, el tónico prepara la piel para ser hidratada y nutrida.

Un excelente tónico  es el de pepino que podemos preparar nosotras mismas y tiene las mismas funciones del mejor de los tónicos comerciales, sin la presencia de preservativos.

 

¿   Como prepararlo?

Ingredientes

  • 1 pepino mediano sin cáscara
  • 2 tazas de agua mineral o agua filtrada

Licuar los dos ingredientes hasta integrarlos totalmente. Colarlo con un paño o  gasa y  guardarlo en un envase. Puedes guardar el evase en la nevera para que te dure más, aproximadamente unos quince días, de lo contrario, sólo tendrá una duración de una semana.

 

¿ Como usarlo?

Antes de acostarte y despues de limpiarte bien la cara, empapa un pedazo de algodón o una gasa con el tónico y pásalo en toda la cara, incluyendo los ojos.

Aunque el pepino también actúa como hidratante, es bueno que para dormir, sobre el tónico, uses una crema humectante o nutritiva, especialmente si tienes el cutis seco, algunas arruguitas o líneas de expresión.

Si haces estos cuidados nocturnos de manera habitual, verás que tu cutis va a lucir más hidratado y lozano en poco tiempo.