Tag Archives: recetas de belleza caseras

Mascarilla de maicena con efecto botox

Las arrugas pueden arruinar el maquillaje más bonito. Es cierto, que son principalmente, productos de la edad y acompañan  viviencias y experiencias personales, pero si podemos atenuarlas, sería una muy buena noticia.

Estamos continuamente combatiéndolas con cremas, tratamientos estéticos e incluso cirugías.

Hoy compartimos una receta que promete hacerlas disminuir de manera dramática utilizando elementos de nuestra cocina y sin ningún tipo de riesgo.

Ingredientes

 

 

  • 1 cucharada de maicena
  • 5 cucharadas de jugo de zanahoria
  • 1 cucharada de yogur natural sin sabor
  • 1 taza de agua
  • 1 brocha de maquillaje

PreparaciónMISTURA

Usa unas dos cucharadas del agua para disolver la maicena y reserva.

Por otro lado pon a hervir el resto del agua en una olla pequeña. Cuando empiece a hervir, baja el fuego y añade la maicena que ya está disuelta. No dejes de mover para evitar que se hagan grumos.

Deja hervir a fuego lento unos dos a tres  minutos hasta que sientas que está cocida. Apaga el fuego y deja enfriar.

Cuando esté fría,  agrega el yogur y el jugo de zanahoria, mezcla bien hasta formar una pasta suave y homogénea.

Aplicación

Limpia tu rostro terminando con agua fría.

Aplica la mascarilla con la brocha empezando desde el cuello, con movimientos desde abajo hacia arriba.

Déjala puesta por unos 15 minutos, hasta que esté bien seca.

Enjuaga bien con agua fría y termina con una crema humectante.

Verás mejoría después de la primera aplicación. Puedes ponerte esta mascarilla dos o tres veces por semana para obtener mejores resultados a largo plazo.

Te invitamos a visitar:

Como producir colágeno de forma natural para mantener tu piel jóven

14 increíbles usos del Listerine que te hacen la vida más fácil

 

Antiguos secretos de belleza aún vigentes y que puedes preparar tu misma

La búsqueda de la belleza y la juventud ha sido una preocupación del ser humano desde sus  inicios  y a través  de  estudios arqueológicos y de los manuscritos  encontrados de épocas lejanas  perteneciente a culturas que vivieron en paises del medio oriente o en la India se ha ido conociendo los diferentes rituales de belleza que, utilizaban en aquellas épocas remotas.

Muchos de los ingredientes que se usaban en esos tiempos remotos, son incorporados hoy en día en la cosmética moderna porque se ha comprobado que en realidad éstos poseen muchas y beneficiosas propiedades embellecedoras.

Hoy te tremos algunos secretos de belleza muy antiguos que puedes preparar tu misma.

Baños de leche

Cleopatra es conocida como una de las bellezas de la antiguedad y sus baños con leche de burra son famosos. La leche tiene muchos usos en el campo de la belleza.

La leche es humectante y contiene un ingrediente excelente para mantener la piel joven. El ácido láctico presente en la leche, es un ácido alfa hidróxido que actúa como exfoliante, mejora la textura de la piel eliminando las células muertas, la hidrata y promueve la producción de colágeno.

Hoy en día puedes obtener los mismos resultados usando una mascarilla de yogur. Este  ácido se multiplica cuando ésta se fermentaso por lo que el yougur contiene más cantidad que la leche.

Prepara tu propia mascarilla de ácido lástico con yogur natural -sin sabor y sin azucar – Cubre la piel limpia por unos 20 minutos, luego enjuaga y termina con una crema humectante.

Agua del mar muerto

Las mujeres egipcias de la clase alta en la antiguedad usaban agua del mar muerto para darse baños de belleza.

Esta agua es excelente para para desintoxicar la  piel,  remover las células muertas y relajar el cuerpo.

Hoy en día,  tú  puedes darte éstos baños utilizando sales de baño perfumadas, sales de Epsom o con sal del Himalaya.  En una bañera, echar dos cucharadas de sal y  si es un producto comercial, sigún las indicaciones y  luego sumergir el cuerpo al menos durante 20 minutos.

Pasta de cúrcuma

En los antiguos textos védicos de la India hablan de que las antiguas mujeres hindúes aprendieron a preparar un unguento hecho de cúrcuma que aplicaban sobre la piel de todo el cuerpo para conservarla hermosa y jóven por más tiempo.

Hoy se sabe que la cúcuma  es excelente para usar en tratamientos de belleza ya que regenera y nutre la piel, le dá luminosidad y ayuda a combatir manchas y arrugas.

Tu puedes hacer tu propia mascarilla de cúrcuma para mantener tu piel radiante.

Ingredientes

  • 1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 cucharada de cristal de sábila

Aplasta los cristales de sábila hasta formar un gel, agrega la cúrcuma y mezcla bien.

Aplica en el rostro por unos 20 minutos y luego enjuaga con agua templada. Termina con tu crema habitual.

Esta mascarilla la puedes usar una vez a la semana. Es ideal para pieles secas y sensibles.

Henna

La Henna  es  un  arbusto originario  de  Egipto  y  desde  tiempos inmemoriales, ha sido utilizado por las mujeres para tratamientos del cabello.

Las mujeres hindúes y del medio oriente aprendieron a preparar una mezcla con agua que aplicaban en el cabello creando unos reflejos rojizos o marrones en su pelo.

No  cambia  la  estructura del  pelo,  por lo que  no lo maltrata, por  el contrario,  cubre  cada  hebra  de  cabello  con  una  fina capa protectora  que le  aumenta  el grosor y lo hace más resistente y brillante.

En la actualidad aún se utiliza como tratamiento de belleza natural.

Tu misma puedes preparar tu propia crema para darle color a tu cabello sin utilizar productos químicos.

Ingredientes:

  • 100 gramos de henna en polvo
  • 5 clavos de olor
  • 1/2 cucharada de limón
  • Agua caliente suficiente para hacer una pasta

Colocar en un recepiente de vidrio, una taza de agua, agregar la henna en polvo y mezclar hasta formar una pasta. si es necesario añadir más agua hasta lograr una pasta consistente.

Agregar el limón al final y mezclar bien.

Se recomienda usar guantes de goma para evitar manchar las manos. Aplicar la pasta sobre el cabello . Dejar actuar un mínimo de dos horas. Puedes aplicar el secador para fijar mejor el color los últimos 20 minutos.

A medida que vayas usando la preparación el cabello irá tomando un color más rojizo.

Un cabello hermoso y brillante con recetas naturales

Lo Sí y los No para un abdomen plano

El aceite de oliva y sus propiedades de belleza

Todos conocen los grandes beneficios del aceite de oliva en nuestra cocina, pero quizás no sabías que tiene excelentes propiedades que nos ayudan en el cuidado de la piel y el pelo.

Propiedades

  •  El  aceite  de  oliva   es   uno  de  los  hidratantes  naturales  más efectivos   que  existen.   Usado  habitualmente  para  tratar  la  piel  seca  y maltratada, las las uñas frágiles y quebradizas  o  el  cabello   dañado  potencia   la   hidratación   y   ayuda  a  combatir  la resequedad.
  • Uno  de  los  beneficios del aceite de oliva es su capacidad para reparar  los   tejidos  dañados  de   la   piel,   por  eso   es   muy  recomendable  en  casos  de  piel  seca,  marcas  o  cicatrices, aportando  hidratación   y  vitaminas  a  la  dermis  para   favorecer  su  recuperación.
  • Debido  a  sus ácidos grasos  naturales  y  a  su  aporte  de  vitaminas  E  y  K,  el  aceite  de oliva  es  una  excelente  alternativa para luchar contra el envejecimiento prematuro de la piel,  permitiendo  que  la  misma  mantenga  su  elasticidad natural y su apariencia suave y lozana.

Tratamientos

1 –  Facial intensivo

Lava tu rostro minuciosamente hasta que esté limpio. Mezcla dos partes de aceite de oliva con una de vinagre. El vinagre combate la decoloración y las bacterias de la piel. El aceite de oliva la humecta. Aplica la mezcla y déjala actuar durante la noche. Enjuága la cara a la mañana siguiente con agua templada..

2 – Humectación facial

Fricciona  aceite  de  oliva  sobre  tu  rostro  limpio  con  movimientos circulares.  Déjalo  actuar  durante  la  noche.  Enjuaga  a  la  mañana siguiente.

3 – Cabello seco

3.1 -Aplícate aceite de oliva tibio en el pelo. Cúbrelo con una gorra de ducha. Déja actuar durante por dos o tres horas.  Lava  bien  para eliminar el exceso de aceite. Tu cabello puede lucir sin vida o graso durante uno o dos días. Sin embargo, finalmente se verá más suave, brillante y más fuerte que antes, ya que se ha hidratado de manera profunda.

3.2  Mezcla 2 cucharadas de aceite de oliva con una yema de huevo, colócalo  en  tu cabello seco  y  cubre la cabeza con un gorro plástico para que penetre la cutícula. Lava  como de costumbre.

3.3  Para tener un cabello brillante: mezcla dos cucharadas de aceite de  oliva  con medio aguacate bien maduro.  Aplícalo  desde el cuero cabelludo y dejalo actuar 20 minutos. Lava como acostumbras.

4 – Manos resecas

Antes de acostarte, aplica aceite de oliva en las manos limpias. Colócate  guantes  de  goma.  Déjalos  durante  la  noche.  Enjuaga  a la mañana. La piel de las manos estará más suave, especialmente si lo haces de manera periódica.

5 – Pies agrietados

Antes  de  acostarte,  fricciona  aceite  de  oliva  en  los  pies.  Cúbrelos con un  plástico  y  ponte  unos  calcetines  para  dormir.  Enjuaga a  la mañana siguiente. haz este tratamiento, dos o tres veces a la semana, verás resultado al cabo de algunos tratamientos.

6 – Exfoliante

Humedece tu rostro con agua y masajea el aceite de oliva directamente sobre el mismo. En la palma de tu mano, coloca bicarbonato de sodio. Restriega el bicarbonato sobre el rostro por unos minutos. Enjuaga con agua, así eliminarás las células muertas y secas y le dará un brillo natural y saludable a tu rostro.

7 – Labios partidos

Para aliviar y prevenir los labios partidos frótalos con un poco de aceite de oliva antes de acostarte.

8 – Desmaquillante

Pasa una bola de algodón empapadaa en aceite de oliva sobre tus párpados para retirar el maquillaje. El aceite de oliva puede retirar fácilmente el maquillaje resistente al agua. Si usas lentes de contacto, quítatelos antes de aplicar aceite de oliva alrededor de tus ojos.

9- Lineas de expresión

Masajea el aceite de oliva sobre las líneas de expresión y las arrugas. Concéntrate en los puntos secos. Esto humectará el área y ayudará a mejorar la apariencia en general.