Tag Archives: dieta del tipo de sangre

La dieta según el tipo de sangre

Hace casi treinta años, el naturópata James D´Adamo llegó a la conclusión de que el tipo de sangre que posee cada persona – A, B, AB y O, lo hace más tolerante o más vulnerable a los diferentes alimentos.

Estos hallazgos los publicó en su libro “El alimento de un hombre” (One Man´s Food) en  1980.

Su hijo Peter D´Adamo siguió sus pasos y estudió más a fondo la conexión entre los tipos sanguíneos y la dieta más recomendada para cada uno de ellos.

Ellos  establecen tres tipos de alimentos para cada grupo.

Los  que  son  perjudiciales,  los  beneficiosos  y  los  neutros. Aseguran  que  muchas  enfermedades pueden deberse al consumo de alimentos no adecuados para cada grupo sanguíneo. Otros, en cambio, ayudarían a sanar.

A que se debe esto?

Su tesis;  que puede ser discutida- es la de que cada grupo sanguíneo hizo su aparición  en diferentes momentos de la historia y es el resultado de un momento de la propia evolución humana.

En que consiste esta teoría?

Sangre tipo O

Es el grupo sanguíneo más antiguo y más extendido- tendría más de 40.000 años de existencia y procedería de la época cuando los hombres se dedicaban a la caza, por ende, su alimentación se basaba en las proteínas de la carne.

Se recomienda una dieta basada en carnes, aves y pescados, además de frutas y vegetales.

Lo que debes limitar son productos lácteos, quesos y huevos.  Están en cambio,  permitidos  la  mantequilla, los quesos frescos magros y los quesos de soja.

Se recomienda eliminar todo producto que contenga trigo y limitar los que contienen maíz, legumbres y cereales, las bebidas gaseosas, las colas y el café;  prefiriendo el té.

Sangre tipo A

El grupo A fue el segundo en aparecer, cuando ya el ser humano estaba   asentado   y   cultivaba   los   alimentos   e   ingería   cereales  y  vegetales.

Por  eso,  los  alimentos  más  recomendados  son  los vegetales, pescados, fruta, legumbres y cereales.

Para   perder   peso   se   debe   limitar   el   consumo   de  carne   y lácteos.  Se  recomienda  basar  su  dieta  en  el  consumo  de  fruta, cereales, legumbres y verduras.

Consumir  pescado  sólo en pequeñas cantidades  (carpa, mero, bacalao,  merluza,  salmón,  sardina,  trucha) excluyendo los pescados planos como el lenguado y la platija.

Limitar el consumo de carne y evitar los embutidos,  la  leche y otros productos lácteos.

Sangre tipo B:

Este grupo se desarrolló primero en Asia,  cuando  la  dieta  estándar ya incluía carnes y lácteos por lo que puede llevar una dieta variada y equilibrada.

Se  recomienda  consumir  abundantes  frutas  y  hortalizas  de hoja verde y carnes magras pero evitando las de pollo y cerdo, así como los embutidos.

Puede consumir pescado pero evitar los mariscos. También se recomienda consumir huevos, leche y productos lácteos.

Debe  limitar  los  productos  a  base  de  trigo  y  maíz,  así  como  las semillas y frutos secos.

Sangre tipo AB:

Este es el tipo de sangre más nuevo, que surge por la mezcla de grupos humanos de Asia con otros grupos, especificamente del grupo A y B, por tanto, tiene las características de ambos grupos sanguíneos.

Este grupo puede comer pescados, pero evitar los mariscos. En caso de que no haya una intolerancia, puede consumir leche, lácteos y quesos.

Puede consumir  vegetales y se recomienda las grasas vegetales – especialmente el aceite de oliva- pero evitar el vinagre.

No se recomiendan los productos a base de harina de trigo, el maíz, las semillas, los cereales, los alimentos ahumados, cafeína y bebidas alcohólicas.

Muchas celebridades la han probado con éxito;  si otras dietas no surgieron efecto, porque no hacer la prueba?

20 Tips infalibles para que tu dieta tenga éxito

Las capas, tendencia este 2017