Tag Archives: cuidados del pelo con planchita

Tips para usar la planchita y mantener tu pelo saludable

La planchita para el pelo es un maravilloso invento que no sòlo nos permite lucir un cabello lacio y con brillo por un largo tiempo sino que usabdo otros aditamentos podemos crear diferente looks según nuestro gusto

Pero el uso de este instrumento puede llegar a causar daño en el pelo si no lo hacemos con el debido cuidado.

Aquí te damos algunos consejos a tener en cuenta cuando se utiliza la plancha para presrvar la salud de tu cabello.

1. Compra una plancha de buena calidad

Hay muchos tipos de planchas en el mercado y a la hora de elegir cúal comprar,  debes tener en cuenta lo siguiente:

Busca calidad; mira la compra como una inversión, a fin y al cabo se trata de tu pelo. No tiene que ser la más cara, ten en cuenta lo siguiente:

Tipos de planchas

Cerámica: Distribuyen mejor el calor por su base, lo que hace menos  probable la posibilidad de quemar el cabello. Como es un material suave podrá deslizarse deslice suavemente disminuyendo la fricción  Asegúrate que la placa esté  hecha de cerámica y no solo cubierta con cerámica, de esta mamera durará más.

Turmalina: Las placas de turmalina generan iones negativos y rayos infrarojos que cierran la cutícula del pelo dejándolo más suave y brillante, además que lo proteja contra el frizz. Se recomienda para aquellos cabellos que suelen encresparse, esponjarse o padecen de frizz.

Titanio: Las planchas que llevan este tipo de planchas son más caras, pero son más duraderas y  tienen la propiedad de calentar más rápido y de manera uniforme. Son más recomendables para el cabello  grueso o abundante.

2. Control de temperatura

Elije una que te permita ajustar la temperatura según tu tipo de cabello.

Para el pelo fino se recomienda empezar  con 80 °C  (176F) e ir aumentando la temperatura de a poco si no obtienes el resultado deseado. En todo caso, no debería ser superior a los 94 °C (200F)

Para el cabello  grueso puedes usar mayores temperaturas, pero nunca debería estar por arriba de los 200 °C (395 °F).

3. Úsala en el pelo seco

Nunca uses la planchita en el pelo mojado ya que puede quemnarse. Siempre úsala en el pelo seco, ya sea de manera natural o con secador.

4. Usa protectores

Usar un protector de cabello antes de pasarte la plancha lo protege de futuros daños.

Por lo general contienen silicona, ceramidas,  queratina o aceites humectantes.

En este caso, lo más caro no significa, necesariamente, lo mejor, compra el que sea más adecuado para tu pelo  – seco, teñido, fino, crespo, etc –

Puede usarse sobre el cabello seco o mojado, lee siempre las instrucciones del producto.

Algunos  de los mejores son:

Thermal Creations Heat Tamer Leave en Spray y Keratin Smooth Flat Iron Smoothing de   Tresemme

Supreme Smooth  y Thermo Cell Repair de Loreal

Liso Intenso de la línea Elvive de Loreal

Frizz Ease Heat Defeat de John Frieda

Osis de Schwarkopf

Ciment Thermique de Kérastase

Heat Seal de Paul Mitchell

Uniq One de Revlon

5. No sobrecalientes el pelo

No dejes la plancha sobre el pelo por mucho tiempo. Sobrecalentar el pelo lo puede quemar.

Para   evitar   ésto  debes  mantener  la   plancha   en   movimiento,  asegurándote  de  no  someter   un  mismo mechón de pelo a más     de  2 o 3 segundos de calor.  Es mejor pasar dos  veces  la  plancha     sobre la misma sección.

6. Acondiciona profundamente tu pelo

 

Además de los acondicionadores que usas cada vez que te lavas el pelo según tu tipo de pelo; si usas la plancha habitaulamente aplica tratamientos profundos  para reestablecer la humedad y los nutrientes perdidos.

Hay muchos para elegir en el mercado, pero también puedes prepararlos tu misma con ingredientes que tienes en tu cocina.

Tratamientos profundos caseros

1- Almendras y aguacate

1/2 taza de almendras
1 aguacate bien maduro

Mezclar todo en una batidora y aplicarlo sobre el cabello seco. Ponerse un gorro plástico y dejarlo por 20 minutos. Lavar el pelo de manera acostumbrada.

2- Aceite de oliva y miel

1/ taza de aceite de oliva
1/2 taza de miel
Calentar un poco la miel para que quede líquida y mezclar bien con el aceite de oliva. Dejar que se enfríe a temperatura ambiente y aplicarlo sobre el cabello seco. Ponerse un gorro plástico y dejarlo por 20 minutos. Lavar el pelo de manera acostumbrada.

3. De huevo y aceite de almedras

1 yema de huevo                                                                                                                 2 cucharadas de aceite de almendras

Integrar el aceite con la yema de huevo hasta forma una crema homogénea. Aplicar en el pelo seco, dejar actuar unos 25 minutos Puedes usar un gorro plástico para producir calor y facilitar la penetración en la hebra del pelo. Terminar lavando el cabello de manera habitual.

7. Usa un champú que lo  proteja

Debes extremar los cuidados del pelo para mantenerlo en condiciones favorables.

El proceso de planchado lo deshidrata por lo que  debes ayudarlo usando  productos diseñados para pelo delicado que no sean agresivos para tu cabello.

Busca un champú que no contenga sulfatos que lo deshidratan y que por el contrario, contenga ingredientes emolientes.

Más abajo una guía de lo que es  recomendable contenga un champú, según tu tipo de cabello. Esto no es excluyente, es decir, que  puede contener varios de estos ingredientes, sólo te da una idea de lo que necesita cada tipo de cabello.

Normal o graso: Ingredientes neutros como colágeno o queratina.

Seco: Extracto de gérmen de trigo, vitamina E, pantenol, proteínas de la leche o aceites como el de coco, jojoba, argán o aguacate.

Cabellos teñidos: Proteínas de seda o  vitamina E.

8. Deja descansar tu pelo

Usar la planchita de manera frecuente puede llegar a dañar tu pelo.

Lo recomendable es no hacerlo más de dos o tres veces a la semana. Si te lavas el pelo diariamente, puedes probar un peinado que no necesite la plancha para no tener que planchártelo todos los días.

Lo recomendable es no usarlo más de dos o tres veces a la semana.

9. Pelitos levantados

Muy a menudo sucede que los pelitos más pequeńos se levanten y ericen. Si son unos pocos no es importante, pero cuando son muchos, pueden arruinar tu look.

Para corregir ésto, puedes untar un poquito de un producto pesado y pasarlo por los pelito – ojo, solamente – por los pelitos que sobresalen, de otra forma, el pelo puede volverse grasoso o pastoso. Puedes usar gomina o crema de cacao. Pon un poquito en tu mano y pasa por los pelitos rebeldes para aplastarlos.

Tambien puedes usar laca.

10. Limpia las placas de tu planchita

Mantén limpia las placas de tu plancha para evitar que se acumulen  residuos que impididan que la plancha haga su función de manera apropiada y que terminen ensuciando el pelo.

Te invitamos a visitar:

Como fortalecer las uñas frágiles. Recetas y consejos

60 peinados de noche que te harán lucir fabulosa