Tag Archives: cuidados del cutis

20 hábitos que aceleran el envejecimiento y te hacen lucir mayor

“Una bella ancianidad es,  la recompensa de una bella vida”  Esto lo dijo Pitágoras hace muchos años. Nuestro estilo de vida tendrá mucho que ver en que tan rápido nos hagamos viejos o cuanto tiempo conservemos nuestra juventud.

Hay hábitos que sin darnos cuenta nos hacen daño a largo plazo por lo que debemos evitarlos. Hoy te recordamos  20 de esos hábitos  que deberías evitar, si quieres lucir joven por más tiempo.

1 – Vivir bajo Estrés

Estar sometida a estrés  produce  un daño a la salud altamente conocido, pero a veces no se hace hincapié en que algunos de estos daños nos hacen lucir mayores y aceleran el proceso de envejecimiento. No manejar el estrés a largo plazo provoca incluso pérdida de memoria. Respira  profundamente por  las mañanas, por las noches y cada vez que tengas un segundo para ti durante el día.

2 -Una vida sedentaria

Debes moverte, aunque sea caminando. lo ideal es que hagas ejercicio de l tipo  aeróbico,  al  menos,  tres  veces  por  semana  para mantener sano  tu sistema  circulatorio y cardiovascular y al menos, dos veces   por  semana  hacer   ejercicios  de  fuerza  para  mantener  los músculos  en  buenas  condiciones.  El no hacer  suficiente  ejercicios aumenta   la   probabilidad   de   desarrollar  prematuramente  enfermedades como la diabetes, cáncer, hipertensión y osteoporosis.

3 -No ponerse protector solar varias veces al día

El protector solar  debe ser reaplicado cada tres o cuatro horas. Los rayos  del  sol  causan más envejecimiento prematuro que cualquier otra cosa, causando arrugas y líneas de expresión.

4 – No dormir lo suficiente

Lo ideal es dormir, como mínimo, unas  7  horas cada día. La falta de un sueño reparador aumenta la concentración de factores oxidantes en el cuerpo, lo cual se refleja directamente en el rostro y durante el sueño  se  libera  la hormona del crecimiento, que estimula la formación de más tejidos. Dormir menos afecta la salud y una de las cosas  que  más  se  resiente  es  la  calidad  de  tu   piel,  ya  que  le pueden salir arrugas, ojeras y bolsas en los ojos.

5- No comer suficiente frutas y verduras

Estos alimentos están cargados de antioxidantes que luchan directamente contra el proceso de envejecimiento.

6 – Fumar

El tabaquismo es uno de los peores hábitos que puede tener una persona. lo  expone  a  diferentes  enfermedades  y  le da un aspecto más envejecido.  Dejar  de   fumar  puede  ser  difícil   pero  no imposible, debes hacerte el serio propósito de dejarlo y buscar el método que más te acomode para que puedas lograrlo.

7 -Cambios bruscos en el peso

Subir y  bajar de peso hace que la piel esté sometida a estiramientos rápidos y luego a bajones de peso que hace que la piel pierda elasticidad y eventualmente aparezcan estrías y flacidez.

8 -Exceso de azúcar

Consumir  muchos  alimentos  azucarados  produce  daños   en   el colágeno,  una  proteína  encargada  de  darle  elasticidad  a  la piel. Cuando se daña el colágeno, la piel se vuelve flácida y opaca. Trata de disminuir  el  azúcar que consumes, sustituye el azucar por frutas o azucar artificial.

9 -Pasar demasiado tiempo sentada

Si llevas mucho tiempo sentada tu cuerpo comienza a depositar azúcar en  tus  células.  Esto  provoca  diversos  daños  como  mala circulación,  exceso  de  peso  e  incluso arrugas en la piel.  Levántate cada media hora aunque sea para caminar unos 5 minutos antes de volver a sentarte otra vez.

10 – Tomar alcohol en exceso

Si  bien  una  copa de vino tinto de vez en cuando puede ser beneficiosa,   beber grandes cantidades de alcohol es un hábito que te envejece rápido.  Provoca  dańos,  entre  otras  cosas  a  las arterias, haciéndolas más estrechas, al hígado y a la piel. Además se corre el riesgo de padecer alguna enfermedad mental.

11 – No cuidar adecuadamente la piel

La piel necesita de unos cuidados básicos para mantener su elasticidad  y  luminosidad.  Lo  primero  es  una  buena limpieza todas las noches para retirar  el  maquillaje, las toxinas, polvo y bacterias y  lo segundo es mantenerla hidratada para evitar arrugas por causa de la resequedad. Lo ideal es agregar a esta rutina una crema regenadora para mantener la juventud por más tiempo.

12- Comidas fritas o con mucha grasa

Una  dieta con exceso de grasas y aceites afectan tu hígado y además te  hacen  ganar  peso, lo que tiene efectos negativos en tu salud y en tu piel, haciendo que envejezcas rápido. 

13 – Enojarse con facilidad

De acuerdo con la Dra, Jennifer Landa, de BodyLogicMD, cuando alguien  se  enoja  aumentan  los niveles de cortisol, una hormona que contribuye  al  aumento  de  peso,  la  presión arterial,  el nivel de azúcar en la sangre y el riesgo de padecer diabetes.

Cuando sientas que  estás  molesta por algo,  respira profundamente y busca pensamientos positivos para alejar el enojo de tu mente.

14. Escuchar música o la televisión muy fuerte

Si  sometes  a  tus  oídos  de  manera constante a sonido muy altos, con el tiempo irá disminuyendo tu audición y cuando te des cuenta habrás perdido un gran porcentaje de tu capacidad de audición.

15 –  No consumir suficientes proteínas

Las proteínas representan los componentes básicos de la estructura del músculo, por lo que si queremos conservar nuestra piel tonificada es necesario que las consumamos. En general, las proteínas de origen animal contienen proteínas completas  y alimentos como el huevo o las carnes magras son las fuentes por excelencia,  pero también se obtienen de otros alimentos como son la soya, la avena o las nueces.

16- Saltarse el desayuno

Esto  provoca  que  disminuya   el  nivel  de   azúcar  en  sangre,  lo  que  genera  un  suministro  insuficiente  de  nutrientes  en  el cerebro. El cuerpo reacciona  consumiendo  sus propias proteínas, se auto-devora lo que  disminuye el colágeno que a su vez causa arrugas,  flacidez  y  envejecimiento  prematuro.

17 – Consumir sal en exceso

El exceso de sodio provoca la retención de líquidos lo que se traduce en inflamación lo quel afecta las células de la piel. Existen estudios que  aseguran  que  quienes padecen hipertensión arterial tienen la densidad  capilar de la piel significativamente  más  baja que los no hipertensos.

18 -Nutrición deficiente

Además de representar una amenaza a tu salud, si no te alimentas bien, tarde o temprano tu piel sufrirá los estragos de la carencia de vitaminas y minerales que te aporta una alimentación balanceada. Tu cuerpo necesita cada día porciones de todos los tipos de alimentos, como granos, vegetales, frutas y proteínas, además de mucha agua para mantener tu piel sana y si no los recibes, no sólo sentirás los resultados, también los verás.

19 – Tomar café en exceso

Dos  o  tres  tazas  de  café al día son beneficiosas para la salud, pero cuando aumentamos su consumo, se vuelve perjudicial.

La cafeína en exceso provoca el envejecimiento prematuro de la piel al causar deshidratación.

20 – Consumir grasas trans o grasas hidrogenadas

Aumentan el riesgo de enfermedades del corazón y son perjudiciales para la  piel,  causando  inflamación  y  haciéndola mas susceptible al sol,  lo  cual  provoca  envejecimiento  de la misma. los alimentos que más  grasa- trans  contienen  son  la margarina, donas, papas fritas industriales y los alimentos fritos.

Imagen; Bienestar 180

Te invitamos a visitar:

El vinagre te hace más bella

Toma este jugo para quemar grasa y desinflamar tu abdomen

Síguenos en facebook para recibir valiosos consejos

Mascarillas caseras para un cutis hermoso según tu tipo de piel

En el mercado existen una infinidad de mascarillas comerciales para todos  los  tipos  de  piel  que  actúan  de  manera  rápida, pero éstas tienen ingredientes químicos que pueden afectar nuestra salud u ocasionar alergias.

Además, al preparar nuestra propias mascarillas ahorramos dinero.

La naturaleza nos provee de todo lo necesario para tener un cutis en perfectas condiciones.

Aquí les traemos algunas recetas para diferentes tipos de cutis que  dejan la piel luminosa y nutrida o si es el caso, ayudan con el exceso de grasa o a calmar una piel irritada.

Excepto con las mascarillas para pieles secas, debes evitar colocarla en el área de los ojos. Pueden poner dos rodajas de pepinos o algodón empapados en té de manzanilla para ayudar a desinflamarlos.

Antes de aplicar cualquier mascarilla, debes hacer una exfoliación para eliminar las células muertas y permitir que éstas penetren mejor. Esta exfoliación puede hacerse una vez a la semana.

Mascarillas exfoliadoras

1- De azúcar y miel

  • 1 cuchara de azúcar
  • 2  cucharas de miel

Mezcla los ingredientes hasta formar una pasta, Limpia tu rostro con desmaquillante, humedécelo y aplica en tu mano la mezcla. Frótala suavemente por unos minutos en tu rostro con movimientos circulares, no hace falta aplicar fuerza.

2- De bicarbonato

  • 2 cucharadas de bicarbonato

Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con un poco de agua para formar una pasta espesa y aplica sobre el rostro haciendo movimiento circulares ejerciendo un poco de presión. Enjuagar con agua templada.

3- De zanahoria

  • 1 zanahoria mediana

Limpia y pela muy bien una zanahoria, trocéala y métela en la licuadora con un poco de agua, el resultado será una pasta con textura. Aplica durante 15 minutos. Esta es un exfoliante suave para cutis delicados.

4- De papaya

  • 1 pedazo de papaya mediana

Cortar la papaya en trozos y colocar en la licuadora para hacer un puré . La papaya contiene una enzima llamada papaína, que disuelve la grasa y las células muertas de la piel.

5- De aspirinas

  • 2 aspirinas

Disolver las aspirinas en agua, impregnar un algodón y extenderlo por la cara con suavidad. Dejar por 20 minutos. El ácido acetilsalicílico del que está hecho la aspirina. es un excelente exfoliante.

Piel seca                                                                                                                                                              

Las personas con la piel seca deben hidratarla de manera continua. Estas recetas ayudan a humectar la piel.

1- De aguacate o palta

  • 1/2 aguacate
  • 1 cucharadita de aceite de oliva

Aplastar el aguacate hasta conseguir una masa cremosa.  Agregar unas gotas de aceite de oliva virgen. Aplicar sobre el rostro y cuello. Dejar actuar durante 20 minutos y pasado ese tiempo, eliminar con agua templada.

2- De yema de huevo y aceite de oliva

  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharadita de aceite de oliva 

Integra la yema de huevo con el aceite lentamente hasta formar una crema. Aplicar sobre el rostro. Dejar actuar durante 20 minutos y pasado ese tiempo, eliminar con agua templada.

3- De avena

  • 3 cucharadas de avena en copos
  • 1/4 de taza de leche entera          

                                                                                                             

Mezcla la avena con la leche. Permite que los copos se hidraten en el líquido por cerca de 10 minutos, el resultado debe ser una capa con cierto espesor. Aplícala en tu rostro y deja actuar durante unos 15 minutos. Retírala con agua templada.

4- De calabaza (auyama, zapallo)

  • 1 pedazo pequeño de calabaza
  • 1 cucharada de leche en polvo
  • 1 cucharada de miel

Cocer la calabaza durante diez minutos, para después machacarla hasta conseguir un puré. Una vez hecho, añadir poco a poco el resto de ingredientes. Aplicar en el rostro y dejarla actuar unos 20 minutos,  retirar con agua templada.

Piel grasa

1- De pepino y manzana

  • 1/2 manzana roja
  • 1/2 medio pepino
  • 1 chorrito de limón

Se raya la manzana y el pepino y se mezcla con el limón. La mezcla se guarda en el refrigerador por unos 30 minutos. Cuando esté fría se aplica en la cara, se deja actuar durante 20 minutos para luego retirar con agua tibia.

2- De yogurt, naranja y zanahoria

  • 1 naranja
  • 1 zanahoria
  • 1/2 taza de yogur

Se mezclan el jugo de la naranja, la zanahoria licuada con el yogur y se aplica en la cara de 10 a 15 minutos y se retira con agua tibia.

3- De clara de huevo y tomate

  • 1 clara de huevo
  • 1 tomate maduro
  • 1 cucharada de levadura de cerveza

Bate una clara de huevo hasta punto de nieve y añádele un tomate maduro, pelado y machacado y la levadura de cerveza. Mezcla todo bien y aplícalo en aquellas zonas donde tu piel sea especialmente grasa como frente, pómulos, barbilla. Deja reposar durante un cuarto de hora y lávate el rostro con agua tibia.

Cutis opaco

 1- De mango

  • 1 mango maduro, mediano
  • 1 cucharada de azúcar

Machacar bien la pulpa hasta crear una pasta. Agregar el azúcar, incorporarla bien. Aplicar por unos 15 minutos. Retirar con agua templada y aplicar crema nutritiva.

2- De banana y miel

  • 1 banana mediana
  • 1 cucharada de miel

banana

Aplastar bien la banana hasta crear una pasta. Agregar la miel, incorporarla bien. Aplicar por unos 15 minutos. Retirar con agua templada.

3- Papaya (lechoza) y miel

  • 1 pedazo mediano de papaya madura
  • 1 cucharada de miel

Licúa la pulpa de la papaya hecha puré y agrega la cucharada de miel. Pon la mascarilla por toda la cara y deja unos 10 minutos. Lava con agua fría.

Piel con acné

                                                                                                                                                     La mayoría de nuestras amigas ya no tienen edad para el acné pero de vez en cuando nos sale uno o dos granitos que nos afean el cutis. para esas ocasiones, estas mascarillas

1- De papa y limón

  • 2 papas
  • 2 limones

Hervir las papas con todo y cascara , una vez bien cocidas retira la cascara bajo un chorro de agua fria , y prepara un puré espeso, agrega el jugo de los limones. Mezcla y aplica en la zonz afectada por 20 minutos. retira con agua fría.

2 – De bicarbonato de sodio y limón

  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de limón

Mezclar bien y aplicar en la parte  mas grasa por unos 15 minutos. Retirar con agua templada.

Piel delicada

1- De melón y avena 

  • Un pedazo de melón
  • 3 cucharadas de avena

Licuar  el melón en un poco de agua. Agregar un puñado de avena. Remover durante un minuto y aplicar inmediatamente sobre el rostro. Dejar actuar por 20 minutos y enjuagar con agua templada.

2 – De manzanilla y sàbila (Aloe vera)

  • Una cucharada de hojas de manzanilla o una bolsita de manzanilla
  • Una hoja de sàbila

Hervir, durante 3 minutos la manzanilla en 1/2 taza de agua.  Dejar refrescar,  colar  y  agregar  1  cucharada  del  cristal  de  sàbila.  Batir hasta que  quede  bien  integrada.  Empapar  una  bolita  de  algodón con esta preparación  para  quitar el maquillaje diario. Este remedio deja el rostro libre de impurezas y tiene propiedades calmantes.

También puedes visitar:

¿Sabías que la pimienta negra puede ayudarte a perder peso?

Prevee el envejecimiento y mantén tu piel joven con este jugo natural

El secreto de las mujeres japonesas para tener una piel de porcelana

Una de las características más conocidas de las japonesas es la, belleza de su cutis, que muchos describen de ‘porcelana”.

Ellas cuidan muy bien de él y al contrario de las mujeres occidentales lo  cuidan  del sol  y  ésto  es bien sabido lo que no se sabía mucho era sobre un secreto de belleza milenario que por sus bondades se sigue usando hasta el día de hoy y se trata del arroz

Las mujeres  japonesas usan el arroz de diferentes maneras para embellecer su cutis debido a las multiples cualidades de este cereal.

Propiedades del arroz

  • Frena el envejecimiento de la piel:  Contiene una sustancia llamada  inositol  que  estimula  la  circulación  sanguínea nutriendo la piel, lo que combate las arrugas.
  • Regenera e hidrata la piel: Por la presencia de ácido linoleico, que contiene poderosos antioxidantes fomentan la producción de colágeno y además es rico en vitamina B que es excelente para nuestra piel ya que estimula su regeneración, su suavidad y su fortaleza frente a elementos externos.
  • Exfoliante natural; Contiene  ácido pítico el cual exfolia naturalmente la piel  produciendo un rejuvecimiento del rostro.
  • Ayuda a eliminar manchas gracias a su propiedad exfoliante.
  • Protege la piel del sol

Tónico de arroz

  • 2 tazas de agua
  • 3 cucharadas de arroz a ser posible de marca de buena calidad y aún mejor si es orgánico
  • Colador

Colocar el agua en  un  recipiente  y luego  agregar el arroz.  Remover durante un par de minutos hasta que veamos que el agua se enturbia y  se  queda  blanca,  esto  es  porque  los  nutrientes  del arroz se han quedado  en  el agua.  Colar  y  pasar a otro recipiente limpio. Ya  está listo para ser usado.

Se puede aplicar de dos formas y  se recomienda aplicar  dos  o tres veces por semana.

1 – Empapar  un  poco  de  algodón con el tónico  y aplicar directamente sobre el rostro. Deja secar al aire para que los nutirentes queden en la piel.  Aplicar tu crema habitual.

2- Tomar una hoja de papel de cocina, hacerle dos agujeros para los ojos y uno para la boca para luego  usarla para hacer una máscara. Empaparla con el tónico de arroz y colocarla sobre el rostro. Dejarla secar  en el rostro, durante unos treinta minutos. Secar suavemente.

Hidratante de arroz

  • 1 taza de arroz 
  • 4 gotas de aceite de palmarosa
  • 1 vaso de agua
  • Colador

Revolver  el  arroz  en  el agua  y  dejar reposar  10  minutos. Veremos que el agua se pone blanquecina, luego colar para obtener el agua de arroz.   Calentar  un  poco  el  agua  de  arroz  y  añadir  el  aceite  de palmarosa. Revolver bien.  Coloca en un frasco de vidrio  y guarda en el refrigerador. No guardarlo por más de una semana.  

Propiedades

 El aceite de palmarosa  estimula la regeneración celular e hidrata y humecta  la  piel.  Además  estimula  la  circulación  y  es  un  tónico natural.

Modo de uso

Empapar un poco de algodón  con el tónico  y  aplicar directamente sobre el rostro. Deja  actuar durante 20 minutos y luego secar suavemente para no quitar todo el producto de la piel y aprovechar todos sus nutrientes.  Si tienes la piel muy seca  aplicar una crema humectante para terminar.  Puedes usarlo 3 o 4 veces a la semana.

Te invitamos a leer:

Elimina manchas y reafirma tu piel con este tónico natural

Como fomentar la producción de colágeno para una piel tersa y lozana

 

Mascarilla exfoliante y tonificante de pepino y bicarbonato de sodio

Exfoliar la piel es una rutina de belleza que deberíamos realizar  una vez por semana. Para  ésto,  los productos naturales son ideales ya que al no contener químicos, protegen nuestra piel

Hoy les presentamos un exfoliante de pepino y bicarbonato de sodio,  ambos excelentes para nuestra piel.

El bicarbonato es suavemente abrasivo lo que hará que las células muertas se desprendan sin rallar la piel y  el  pepino  es altamente hidratante y tonificante por lo que tu piel quedará radiante.

Ingredientes

  • Un tercio de un pepino mediano
  • Una cucharada de bicarbonato

Preparación

Ralla  el pepino y agrega la cucharada de bicarbonato. Mezcla  los  ingredientes  para  que  formen  una  pasta  compacta.

Aplica la mezcla en tu rostro con movimientos circulares suaves. Déjala actuar por cinco minutos y retira con agua fría.  Luego aplica tu crema hidratante regular.

Tu cutis se verá de inmediato más radiante.

Fotografía: Bonne Mine

Te invitamos a visitar:

¿ Quieres un cambio radical de imagen? Opta por un nuevo color de pelo

Tips para lograr un maquillaje perfecto

Poderosas cremas antiarrugas que puedes hacer tu misma

La  piel del rostro es  fina y está  sometida  a constantes  agresiones externas  como  el  frío,  el  viento,  el  solo la  sequedad  ambiental;  y esta zona no posee glándulas sebáceas que la mantengan lubricada; por lo que es una de las primeras zonas del cuerpo donde se nota la edad.

Debemos observar un cuidadado especial para esta parte del cuerpo si queremos conservarla joven y tersa por mucho tiempo.

Hoy te presentamos dos cremas que tu misma puedes preparar para prevenir las arrugas,  así como para atenuar las ya existentes.

Están elaboradas con los mejores productos naturales para la piel con la ventaja de que son sencillas de elaborar, no contienen preservativos y son más económicas que las de venta comercial.

1. De caléndula y semillas de uva 

Ingredientes

  • Un puñado de flores secas de caléndula
  • 30 ml. de aceite de caléndula
  • 8 gotas de aceite esecial de semilla de uvas
  • 50 grs. de crema de cacao

Preparación:

Agregar una taza de agua hierviendo sobre las flores secas de caléndula. Tapar  y  dejar  reposar  unos  5  minutos  y  luego  pasar  por  un colador  fino. Resevar  el  agua.

En una olla derretir a fuego lento la crema de cacao y luego apagar, dejar  refrescar  un  poco,  cuando aún esté líquida,  agrega los otros ingredientes incluyendo el agua de las flores y mezcla bien.

Cuando la crema de cacao se enfríe completamente, tomará una consistencia más dura y entoces estará lista.

Usarla todas las noches sobre la cara y el cuello limpio. Si tienes la piel muy grasa, evita las zonas donde tengas más grasa, pero trata de untarla en las áreas más vulnerables a las arrugas como los ojos, comisura de la nariz y la boca, así como el cuello.

2. De aceite de argán, Vitamina E y aceite de zanahoria

Ingredientes

  • 50 grs. de aceite de argán
  • 50 grs, de crema humectante de consisitencia sólida como la Nivea
  • 3 cápsulas de vitamina E
  • 8 gotas de aceite de semillas de zanahoria

Preparación

Mezclar todos los ingredientes muy bien hasta que se forme una crema homogénea.

Usarla en la mańana y en la noche sobre el rostro limpio, abarcar la zona del cuello.

El uso de estos ingredientes potenciará las propiedades de tu crema y la convertirá en un excelente antiarrugas.

El aceite de argán es uno de los mejores productos naturales para regenerar la piel y tratar las arrugas.

El aceite de zanahoria está cargado de antioxidantes que protegen a la piel de los radicales libres y retrasan la aparición de  arrugas.

La vitamina E es un antiarrugas por excelencia ya que provee a la piel de elasticidad y firmeza.

Te invitamos a leer:

Elimina manchas y reafirma tu piel con este tónico natural

Dos jugos que limpiaran tu organismo y aplanarán tu vientre

Síguenos en facebook para recibir valiosos consejos

 

 

Mascarilla de colágeno para rejuvenecer la piel del rostro

El colágeno es la proteína que, junto con la elastina mantiene la piel tersa y joven.  Este  se  piede  a medida que vamos cumpliendo años, pero también por causas externas como la exposición al sol, bajar de peso súbitamente, ejercitarse de manera extrema, el alcohol o el estrés. Hay formas de mantener y renovar el  colágeno a nivel cutáneo con unguentos tópicos como cremas o mascarillas.

Hoy te traemos la receta de una mascarilla que puedes preparar tu misma en casa.

Ingredientes

  • 1 taza de Agua de rosas
  • 2 cucharadas de colágeno marino
  • 2 cápsulas de vitamina E
  • Envase plástico redondo
  • Frasco de vidrio

Preparación

Mezcla el colágeno con el agua de rosas en el envase plástico hasta formar una pasta,  agrega  las  cápsulas de vitamina  E y mezcla bien. Luego  coloca  la  mezcla  en  el  envase  de  vidrio  y  guárdalo  en  el refrigerador. Puede permanecer fresco unos dos meses. Cuando te pongas  la  mascarilla,   guarda  siempre  el  resto,  otra  vez  en  el refrigerador, ya que la mezcla dá para varias aplicaciones.

Aplicación

Limpia bien tu cara y entonces aplica la mascarilla con una brocha. Dejar actuar por 15 minutos. Retira con agua templada o algodón humedecido en agua y luego ponte tu crema hidratante.

Imagen; A Womens Club

Si te interesa el tema, te invitamos a visitar:

Mascarilla natural para prevenir y eliminar las lineas de expresión

Cortes de pelo, sexys y femeninos

Puedes seguirnos en Facebook dando me gusta en nuestra página