Jabón casero para combatir las líneas de expresión

La naturaleza nos provee de maravillosos recursos para cuidar de nuestra belleza y salud.

Hoy les traemos una fómula para que prepares tu propio jabón hecho de productos naturales y que no contiene productos químicos que resulten agresivos para la piel.

Este jabón ayuda a combatir las resequedad y las líneas de expresión con productos naturales. Lo puedes usar tanto en el cuerpo como en la cara porque es altamente humectante y ayuda a regenerar la piel.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua
  • 2 bolsitas de té verde
  • 1 jabón de glicerina mediano
  • 10 gotas de aceite de almendras
  • 6 gotas de aceite de argán virgen
  • 4 gotas de aceite esencial de rosa o lavanda

Preparación

Hierve el agua y agrega las dos bolsas de té verde. Una vez que que el té se haya integrado al agua, vaciar en un recipiente y colocarlo a baño maría. Troza el jabón en cuadraditos pequeños y añádelos al té.

Cuando el agua de la olla comience a hervir, revuelve  constantemente con una cuchara de madera. Una vez que esté todo bien integrado, coloca los tres aceites uno a uno sin dejar de revolver.

Por último, vierte el jabón en moldes de tu preferencia, previamente aceitados con aceite neutro o vaselina. Deja que se endurezca toda la noche.  Desmolda y listo, ya tienes el jabón que te ayudará a eliminar las líneas de expresión.

Este jabón puedes utilizarlo diariamente.  Para terminar, aplica  sobre el rostro tu crema humectante.

Propiedades

Té verde: es antioxidante por lo que previene el envejecimiento de la piel

Aceite de almendras: Es humectante, suavizante, y desinflama

Aceite de Argán: Es hidratante y regenerador de la piel. Es capaz de prevenir el envejecimiento y de luchar contra el acné leve.

Aceite esencial de rosa o lavanda: Le imprimen aroma de manera natural

Jabón de glicerina: Es un jabón neutro sin perfume que no reseca la piel.

Imagen: quotidiano sostenibile

Te invitamos a visitar:

Como fomentar la producción de colágeno para una piel tersa y lozana

La vitamina E, ¿El secreto para mantenerse jóven?