Obtén una piel jóven y fresca con esta mascarilla exfoliante e hidratante

Exfoliar la piel es una rutina de belleza que deberíamos realizar  una vez por semana.  Para  ésto,  los productos naturales son ideales ya que al no contener químicos, protegen nuestra piel.

Hoy les presentamos un exfoliante de pepino y bicarbonato de sodio,  ambos excelentes para nuestra piel. El bicarbonato es suavemente abrasivo lo que hará que las células muertas se desprendan sin rallar la piel y  el  pepino  es altamente hidratante y tonificante por lo que dejará tu piel más hidratada y lozana.

Ingredientes

•  Un tercio de un pepino mediano

  • Una cucharada de bicarbonato

Preparación

Ralla  el pepino y agrega la cucharada de bicarbonato. Mezcla  los  ingredientes  para  que  formen  una  pasta  compacta. Aplica la mezcla en tu rostro con movimientos circulares suaves. Déjala actuar por cinco minutos y retira con agua fría.  Luego aplica tu crema hidratante regular. Tu cutis se verá de inmediato más radiante.

Propiedades

El bicarbonato es suavemente abrasivo lo que hará que las células muertas se desprendan sin dañar la pie.

El pepino es altamente hidratante y tonificante por lo que dejará tu piel más hidratada y lozana.

Fotografía:  Plurielles

Te invitamos a visitar:

El secreto de las mujeres japonesas para una piel de porcelana

Tratamientos de belleza con aspirina