La cura del agua, una forma natural de combatir las enfermedades

Las curas con agua fueron ampliamente conocidas y practicadas por los pueblos antiguos, ésta terapia esta volviendo a ser popular una vez que se ha observado lo beneficiosas que pueden ser y de hecho en Japón ha  sido  aprobada  por  la  asociación  médica  de  ese  país,  la  Japan Medical Association.

La sociedad médica japonesa afirma que esta terapia es efectiva combatiendo las siguientes enfermedades o síntomas: dolores de cabeza y cuerpo, sistema cardíaco, artritis, latido rápido del corazón, epilepsia,  obesidad,  bronquitis,  asma,  tuberculosis,  meningitis,  enfermedades  de  los  riñones  y  urinarias,  vómito, gastritis, diarrea,  hemorroides,  diabetes,  estreñimiento,  todas  las  enfermedades de los ojos, útero, cáncer y trastornos menstruales, enfermedades de oído nariz y garganta.

Es fácil de poner en práctica, barata y no tiene efectos secundarios aparte de los síntomas de desintoxicación que se pueden sentir en el momento que el cuerpo empieza a eliminar toxinas.

¿Como funciona esta terapia?

El  consumo  de  agua  en  forma normal  purifica  el  cuerpo  humano. La  terapia  del  agua  hace  que  el  colon  funcione  de  una  forma mucho  más  eficaz  para  formar  una sangre nueva y fresca, conocida   en  los  términos  médicos  como  “Hematopaises”.   Si  el colon está  limpio,  los nutrientes  de  las comidas  que  tomamos  son  absorbidos  por  la  acción  de  los  pliegues  de  la  mucosa  y se convierten  en  sangre  fresca.

¿Como se hace la cura?

1 – Al levantarte en la mañana y antes de lavarte los dientes o tomar nada, bebe 1.5 litros de agua  (unos 5 vasos grandes llenos).

.2 –  Lávate la cara y cepíllate los dientes, pero no comas ni bebas nada por 1 hora.

3 –  Después de 1 hora puede comer y beber normalmente.

¿ Cuánto debe durar el tratamiento?

Dependiendo  de l tipo de dolencia,  será  el  tiempo de duración.   La siguiente  lista  nos  da el número de días  de tratamiento que se requiere para curar,  controlar  o  reducir  algunas  enfermedades:

  • Acidez:  3 días
  • Estreñimiento : 5 días
  • Gastritis – 10 días
  • Presión Alta – 30 días
  • Diabetes – 30 días
  •  Cáncer – 180 días

Notas

  • Aquellas personas que no puedan tomarse los  1.5 litros de agua, al  principio,   pueden  comenzar  por tomar  un  vaso  de  agua  y gradualmente  aumentar  la  cantidad  hasta  1.5  litros  por  día. Es difícil al principio beber 1.5 litros de agua en unos minutos, pero te acostumbrarás gradualmente.
  • Este tratamiento no sólo es curativo  sino  que aquellas personas  que no  están  enfermas  podrán  prevenir  enfermedades.
  • El  agua  debe estar  a  temperatura ambiente o tibia.  No puede contener flúor u otros químicos, así que si vives en Estados Unidos o cualquier lugar donde le agregan químicos al agua, es bueno utilizar un filtro de agua.
  • Al comienzo orinarás muy seguido, incluso puedes tener una orina de un color amarillo brillante lo cual indicará el inicio del proceso de desintoxicación.
  • No tomar ninguna bebida alcohólica la noche anterior al tratamiento, y por los días que éste dure.
  • Puede suceder que sientas síntomas de desintoxicación lo que es totalmente normal y ocurre  cuando el cuerpo se está limpiando (eliminando toxinas)  o  combatiendo  organismos  dañinos.

Estos síntomas pueden ser: picazón,  mareo,  nausea,  dolor de cabeza,  malestar estomacal,  ansiedad,  diarrea,  fatiga,  cansancio, mal humor,  entre otros..  No te preocupes, no todo el mundo sufre estos síntomas  y suelen durar  entre unos días a unas semanas dependiendo de que tantas toxinas estés eliminando de tu cuerpo. Deja que tu cuerpo se encargue de los síntomas, o sea, déjalos pasar de forma natural ya que bloquearlos con medicamentos también bloquearía el proceso de curación.

Contraindicaciones

Esta terapia del agua no está recomendada para todos, hay personas con determinadas enfermedades o problemas de salud que no deberían utilizarla, como aquellas que padecen de  incontinencia  intestinal,  enfermedades contagiosas,  sensibilidad  al  calor  o  humedad,  hipotensión,  diálisis por  insuficiencia  renal,  sistema  inmune  comprometido o convulsiones. Si piensas que tienes alguna condición delicada de salud, te recomendamos consultar antes con tu médico.

Porque comemos de manera compulsiva y qué hacer para evitarlo

La excelentes propiedades de las semillas de Chía