Recetas para quitar 17 tipos de manchas en la ropa

Muchas  veces  las  manchas  son  tan  rebeldes  que  pareciera   que   arruinarán nuestra ropa para siempre y no habrá forma de quitarlas. Sim embargo, antes de rendirte prueba estas prácticas recetas para que tu ropa se mantenga intacta por más tiempo.

En algunos casos hay más de una opción, usa la que te sea más fácil o si intentas con una y no te dá los resultados esperados, prueba con la otra.

1. Manchas de lápiz labial

Haz una pequeña bola con un pedacito de pan y utilízala para borrar la mancha. El resto se irá con el lavado.

2. Manchas en la parte de las axilas

a) Prepara una mezcla con una cucharadita de detergente, media cucharada de agua oxigenada y dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Pon esta mezcla sobre la mancha, dejándola actuar durante una hora. Luego lava normalmente.

b) Mezcla un limón con una cucharadita de bicarbonato de soda, déjalo por unos minutos y procede a lavarla.

3. Manchas de maquillaje

Sumerge la prenda en agua con vinagre antes de lavarla como acostumbras.

4. Manchas de vino tinto

a)  Vierte un poco de vino blanco sobre la mancha y déjala actuar, luego lava de manera habitual.

b)  Otra opción es echar rapidamente un puñado de sal sobre la mancha, luego lavar con agua y jabón.

c)  También puedes sumergir la zona manchada en una mezcla de agua fría con amoníaco por un par de minutos y lueo lavarla de la manera acostumbrada.

5. Manchas de vino tinto en la ropa blanca

Sumergir tu prenda en leche hirviendo. Luego lavar como de costumbre.

6. Manchas de desodorante

Frota la mancha con un trapo humedecido en suavizante para ropa

7. Manchas de óxido

Tiens tres opciones para hacerlas desaparecer:

a)  Empapar las zonas manchadas con jugo de limón hasta que vayan desapareciendo las manchas, y después aclarar con agua.

b)  Aplicar un poco de vinagre sobre la misma y luego lavar.

c)  Frotar la mancha con jugo de limón con sal o bicarbonato, dejarlo actuar durante una hora, y luego lavar la prenda.

8. Mancha de quemado con la plancha

Mezcla un poco de alcohol y agua oxigenada y viértelo sobre la mancha. Observa la mancha, cuando esté clara, procede a lavar la pieza.

9. Manchas de moho

Dos recetas:

a)  En 1/2 taza de vinagre  agregar bicarbonato de soda hasta hacer una pasta. Aplicar esta pasta sobre la mancha y dejar unos 30 minutos a continuación lavar la pieza.

b)  Colocar la prenda en leche a temperatura ambiente durante 2 horas. Repite esta operación si es necesario. Si aún quedan algunas manchas, poner sobre éstas agua con lejía por unos minutos, siempre observando para evitar que se dañe la tela,  y luego lavar.

10. Manchas de sangre

Si la sangre está fresca utiliza agua fría y jabón de manos.

Si está seca

a)  Remoja algodón en agua oxigenada y aplícala sobre la mancha. Déjala actuar unos 30 minutos y luego lava de manera habitual.

b)  Vierte una mezcla de agua y amoníaco  sobre la mancha,  déjala unos 15 minutos y luego lavar.

11. Manchas amarillentas en ropa blanca

Sumerge la pieza en un litro de agua a la que se le ha echado 1/2 taza de agua oxigenada. Dejar una hora y luego lavar.

12. Manchas de tinta

Cubre la mancha con un poco de pasta dental, deja actuar el producto por 10 minutos y luego lávala.

13. Esmalte de uñas

Limpia la mancha con tinner, hasta que la veas desaparecer, luego lava con agua fría.  Siempre que uses tinner recuerda probarlo antes en una parte no visible de la tela.

14. Manchas de bolígrafo (lápiz de pasta)

Sumerge la parte manchada en leche tibia o jugo de limón durante una hora y luego  aclarar con abundante agua.

15. Manchas de café

a) Frota la mancha con vinagre y alcohol a partes iguales, deja secar y lava tu prenda como lo haces habitualmente.

b) Remoja la prenda toda la noche en una mezcla hecha de 1 litro de agua y una taza de vinagre, luego lávala con jabón.

16. Manchas de césped

Prepara una mezcla con dos cucharadas de agua oxigenada y una cucharada de detergente, y ponla sobre la mancha. Deja actuar una hora, luego lava de manera habitual.

17. Manchas de cera

a)  Si aún está líquida, deja que se enfríe y solidifique, puedes apurar este paso colocando la prenda durante un rato en el congelador.

Cuando la cera ya esté sólida, retira el exceso con una espátula o un cuchillo. No presiones muy fuerte o puedes malograr la tela. Ahora, quita los restos frotando con alcohol.

b)  Coloca la zona afectada entre dos papeles de seda o de mantequilla o dos servilletas, calienta la plancha con poco calor y  pásala sobre los papeles, para que absorba los restos. Cambia el papel las veces que sea necesario. Las aureolas que quedan las puedes retirar con alcohol metílico.

Fotografía:  Hogar Total

15 usos del agua de sal que no son tan conocidos

Té de apio para perder grasa y adelgazar tu cintura

Síguenos en facebook para recibir valiosos consejos