Los increibles beneficios de consumir limón congelado

La cáscara del limón tiene maravillosas propiedades y penosamente, solemos botarla cuando usamos el jugo de esta pequeña fruta.

Contiene más vitamina C que el propio jugo, alta concentración de minerales como potasio, magnesio  y calcio y una sustancia llamada pectina que actúa como fibra natural.

La mejor forma de consumir la cáscara de limón y aprovechar sus propiedades es lavar un limón, congelarlo y luego proceder a rallarlo, así aprovecharás las propiedades tanto de su jugo como de la cáscara.

Puedes rociar esta ralladura  sobre las ensaladas, postres, helados, agua fría y jugos de fruta o sobre platos calientes como sopas y guisos. En ese caso agrégala a los platos justo al momento en que lo vayas a comer para que no  pierda sus propiedades.

Propiedades

Fortalece el sistema inmunológico

Ayuda a mantener la elasticidad de la piel

Mejora el estreñimiento

Disminuye el colesterol

Desintoxica el hígado

Protege las células del cuerpo de la oxidación

Disminuye los gases intestinales

Alcaliniza la sangre

Controla las reacciones alérgicas

Regula los niveles de azúcar en la sangre

Fortalece los huesos

Contrarresta el crecimiento de células cancerígenas

Previene el hígado graso

¿Cuanta consumir?

Es recomedable consumir esta ralladura de una a  a tres veces al día, mezclada con otris alimentos.

No se recomienda  cantidades mayores ya que los oxalatos presentes en la cásccara del limón pueden llegar a causar piedras en los riñones, de hecho  se recomienda que las personas propensas a producir estas piedras,  no la consuman.

Toma esta receta con vinagre de manzana y pierde grasa de tu cintura

Secretos de las famosas para mantenerse jóvenes y bellas