¿Conoces las propiedades del ginseng para mantenerte saludable, joven y bella?

El ginseng es una planta, pero es su raíz la que se consume, ya que es rica en nutrientes como los ácidos esenciales linoleico, linolélico, palmítico, oleico y palmítico; aminoácidos como arginina, todos considerados ingredientes antienvejecimientos.

También  contiene  vitaminas  del  grupo  B  y  minerales  como potasio, calcio, fósforo, hierro y magnesio y una sustancia única llamada,   ginsenósido  Rb1 y Rg1,  que  según  varios estudios  ayuda  a reparar las células cerebrales, además de que poseee propiedades antioxidantes  y  regeneradoras de la piel.

Hay diferentes tipos de ginseng, pero el más recomedado es el ginseng panax, también conocido como ginseng rojo coreano.

A éste, se le atribuyen propiedades para la salud en general que combaten los síntomas de la vejez, así como otras específicas que actúan sobre la piel.

Propiedades antienvejecimientos del ginseng

Aumenta la energía

Mejora la memoria al aumentar la circulación cerebral

Estimula el sistema inmune

Disminuye los niveles de azúcar en sangre

Controla los niveles de la presión arterial

Disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos

Incrementa la producción de glóbulos rojos

Protege del la oxidación a nivel celular

Aumenta la potencia sexual masculina

Efectos antienvejecimiento sobre la piel

Activa el metabolismo de la piel

Libera la piel de los radicaes libres

Ayuda a aumentar la producción de colágeno, logrando una piel más firme, elástica y tonificada

Disminuye las lineas finas del rostro

Ayuda a hidratar la piel

Regenera las células de la piel

Aumenta la oxigenaciòn de la piel

Promueve un cutis más luminoso y tonificado

Reduce las manchas oscuras de la piel

Aplicado como mascarilla ayuda a disminuir la inflamación de los párpados

Estimula el crecimieno del cabello y evita la pérdida del mismo

Precauciones

Puede presentarse reacciones alérgicas, y en esos casos debe suspenderse su consumo

No debe ser usado en mujeres embarazadas o lactantes

Lo recomendable es usarlo por períodos de dos a tres semanas y luego suspenderse, para continuar el ciclo aproximadamente en unos dos meses.

Si tienes alguna condición médica o tomas medicamentos regularmente, se recomienda consutar antes con un médico antes de empezar a consumir.

Forma de consumirlo

Lo puedes consumir de diferentes maneras y todas son muy efctivas. Puedes hacer tés con la raiz de la planta, tomarlo en polvo, líquido,  en cápsula. Lo importante es que leas bien las instrucciones del fabricante para saber la dosis y la forma de tomarlo.

Independientemente de la forma que elijas, lo ideal es tomarlo por ciclos, descansar y luego empezar otra vez,  para aprovechar de manera óptima los beneficios de este marvilloso producto natural.

fuentes: mifarmacia.es; cuidadosdesalud.com

Usa vinagre de sidra de manzana y cambia tu piel en un mes

Conoce la esponja Konjac, que exfolia, limpia a profundidad y deja la piel radiante