Plan para fortalecer el sistema inmunológico y alejar las enfermedades

Mantener nuestro organismo sano es la base para una vida feliz.

El cuerpo cuenta con su propio sistema para mantenerlo lejos de las enfermedades. El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y los virus. A través de una reacción bien organizada, el cuerpo ataca y destruye los organismos infecciosos que lo invaden.

Los enemigos de nuestro sistema inmune pueden ser externos como:

  • la contaminación
  • los químicos tóxicos
  • las bacterias
  • los virus y hongos

Provenir de nuestro estilo de vida como:

  • una alimentación desequilibrada
  • tabaquismo
  • estrés
  • dietas muy estrictas
  • sedentarismo
  • exceso de ejercicio físico

También pueden venir desde nosotros mismos y éstos, muchas  veces son más difíciles de cambiar  como:

  • las preocupaciones
  • aumento de la edad
  • pérdidas personales como la muerte de un ser querido o la ruptura con la pareja
  • procedimientos médicos o cirugías.

Todos estos factores provocan que nuestro organismo y sistema inmunológico se debiliten, facilitando el contagio de infecciones y una mayor duración de las mismas.

Para mantener un sistema inmune sano es importante tener un plan adecuado para fortalecerlo.

Más abajo una guía de lo que puedes hacer para fortalecerlo.

1- Tener hábitos saludables:

Tomar suficiente agua

Recuerda tomar bastante agua diariamente, unos 8 vasos. La orina debe ser de de color amarillo pálido, si no es así, es que no está tomando suficiente agua.

Buena alimentación

Debes consumir asegurarte de consumir suficiente cantidades de vitaminas y minerales, proteínas y oligoelementos. por lo general una alimentacion que contenga, frutas y verduras de todos los colores, carnes magras,  granos y legumbresla provee.

Calidad del sueño

Asegúrate de dormir lo suficiente. Cada uno sabe cuántas horas necesita de sueño mínimo. Si te sientes cansada cuando te levanta en la mañana, es que no estàs durmiendo lo suficiente.

Acividad al aire libre

Sin importar la estación del año, tómate el tiempo para salir al aire libre y si es para hacer ejercicio, mejor.

Cuidar el estómago

Un estómago crónicamente inflamado puede jugar un papel importante en problemas que van desde enfermedades cardiacas y cáncer hasta desórdenes autoinmunológicos . Trata de evitar la acidez con productos alcalinos como verduras de color verde, agua de papas, algas verdes, ajo, té verde, y jenegibre.

Reir lo suficiente

La risa aumenta significativamente la actividad de las células T y otros marcadores de una sana función inmunológica. Si podemos reir, automáticamente disminuimos nuestros niveles de estrés. Busca oportunidades de reirte, como júntarte con personas que te hagan reír, mirar programas divertidos en la tv o leer revistas de chistes.

Evita el estrés

Eestar sometido por largo tal estrés produce daños a la salud, evítalo. Si quieres puedes leer : Guía para vivir sin estrés 

Alimentos que fortalecen el sistema inmune

Ajo

Es uno de los mejores antibióticos naturales, ayuda en la prevención de las más comunes resfriados hasta para prevención de enfermedades gastrointestinales; el mismo contiene  alicina que es un aceite volátil sulforoso que inhibe el desarrollo de bacterias, hongos y estimula el flujo de las enzimas digestivas

Yoghurt

Un estudio alemán demuestra que los probióticos  que posee, pueden reducir los efectos de los resfriados en menos de 2 días; en el estudio se concluyó que solo las bacterias lactobacillus casé y lactobacillus reuteri demostraron poseer efectos sobre el sistema inmunológico;

Hongos

Contienen beta-glucano que ayudan en el proceso de defensa del organismo; este hidrato de carbono se conecta a los macrófagos activándolos para el combate contra virus, bacterias y células cancerosas, aquí los blancos y frescos son una buena fuente natural para proteger al organismo.

Té Verde

Contiene el antioxidantes que reduce el riesgo de la mayoría de los tipos de cáncer; también inhibe el crecimiento de bacterias dañinas en el intestino.

Chiles o Pimentón

Estimulan el metabolismo; también actúan como un afinador natural de la sangre y ayuda a liberar endorfinas, además son ricos en beta-caroteno, que se convierte en vitamina A en la sangre y combaten las infecciones. Se cree que tienen propiedades anti-cáncer de próstata y es excelente ayudando a despejar la nariz en procesos gripales.

Jengibre  

Contiene el componente activo Gingerol, un supresor particularmente eficaz en la lucha contra el cáncer de colon; también es bueno para el resfriado común o gripe.

Cúrcuma      

Se ha utilizado durante siglos como parte de la Ayurveda y la medicina tradicional de China, además de ser utilizada para cocinar; tiene fuertes propiedades que combaten el resfrio y la gripe.

Frutas cítricas y cerezas

Las frutas de la familia de los cítricos como los limones, naranjas, toronjas así como las cerezas, están cargadas de vitamina C, que fortalece el sistema inmune. Se recomienda consumirlas crudas, ya que el calor destruye la vitamina C.

Canela      

Esta es una especia de primera necesidad en cualquier cocina hindú; la canela es rica en antioxidantes que inhiben el crecimiento bacteriano y la coagulación de la sangre; también ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre reduciendo así el riesgo de contraer diabetes de tipo 2; además combate el colesterol malo y a controlar la mala respiración.

Carne de res magra  

Repleta de hierro y zinc, dos nutrientes que le ayudan a protegerse contra las infecciones bacterianas, los virus y los parásitos. Además, la carne de res es una excelente fuente de proteínas que ayudan a construir y reparar tejidos y también de selenio, un poderoso antioxidante.

Batata (Camotes, Sweet Potato)    

Contienen glutatión, un antioxidante que puede mejorar el sistema inmunológico y el metabolismo de nutrientes, así también protege contra enfermedades hepáticas, fibrosis quística, Alzheimer, Parkinson, VIH, cáncer, infartos y diabetes.

Ostras    

Posee un  alto contenido de zinc; el cual funciona en más reacciones enzimáticas que cualquier otro mineral, haciéndolo indispensable para el sistema inmunológico.

Tomates    

Son excelentes en la lucha contra el herpes y ayudan en la protección ante enfermedades degenerativas por la presencia del licopeno, poderoso antioxidante,  además contiene vitamina C.

Higos    

Esta fruta contiene potasio, magnesio y antioxidantes, el higo también ayuda en el soporte de un nivel adecuado de pH en el cuerpo, haciendo más difícil la posibilidad que el cuerpo sea invadido por agentes patógenos; la fibra en el higo puede bajar los niveles de insulina y azúcar en la sangre, reduciendo el riesgo de contraer diabetes y síndrome metabólico.

3-  Algunos  productos naturales recomendados son:

La Equinacea o Echinacea

Sus principios activos preparan al organismo para cuando lleguen los agentes infecciosos, de esta forma el cuerpo tiene una mayor cantidad de glóbulos blancos para defenderse. Además acorta el periodo de convalecencia, por lo que un resfrío puede significar algo muy corto y sin complicaciones.

Propóleo

El propóleo, un subproducto de las abejas puede ser preventivo. Es una resina amarga que impide que se multipliquen bacterias u otros agentes como hongos, pues actúa como una barrera que las abejas usan para proteger su panal.

Lo ideal es tomarlo una vez al día durante la mañana, ya sea en tabletas o en gránulos. Si ya tenemos algún síntoma de resfrío se puede tomar dos a tres veces al día, lo que ayuda a recuperarse más rápido.

Shock de vitaminas A, C, D y K

El consumo habitual de vitaminas es esencial para mantener un sistema inmune sano, pero en situaciones especiales como estrés, gripe o comienzo de la temporada fría, se recomienda tomar una mezcla de vitaminas, en dosis mayores. Estas vitaminas las venden en farmacias en forma de vacuna oral.

Aromaterapia

Los aceites esenciales son particularmente eficaces para mejorar el sistema inmunológico. Hay algunos aceites que se recomiendan de manera especial como, el arbol de Té, Ravensara, Eucalyptus radiata, Eucalyptus glóbulos, Pino, Romero, Pinabete y Geranio.

Aqui una receta recomendada por agunos expertos:

  • 120 ml de aceite de almendras, de oliva o glicerina
  • 20 gotas de cada uno de estos aceites esenciales: Limón , Frankincense y Palo Santo

Mezclar todo bien y frotar un poco entre las palmas para calentar el aceite y luego distribuírlo por los brazos, piernas, abdómen y planta del pie.  Es mejor hacerlo después de la ducha.

Vacunas homeopáticas

Se les denomina vacunas orales y son parte de las ofertas que la homeopatía tiene. Están compuestas de productos homeopáticos diluidos. En general, son indicadas a la gente que está más expuesta, como las personas asmáticas y adultos mayores. “Lo que hacen es activar el sistema inmunológico no específico. Se recomienda tomarlas una vez al mes, durante los tres o cuatro meses en los que ocurren los mayores cambios de temperatura. En el caso de los niños o mujeres embarazadas lo ideal es consultar antes con el médico

Fotografías: Farmatur, consulta click

Te invitamos a leer:

Receta casera para mantener alejadas las enfermedades

El secreto de las japonesas para tener una piel de porcelana

Leave a Reply