Beneficios del agua alcalina; aprende a prepararla y mantente sana y bella

La sangre cumple dos funciones fundamentales, llevar los nutrientes a todas las células y a la vez retirar los residuos tóxicos y ácidos que producen.

Para poder realizar estas funciones de manera adecuada,  debe mantener un ligero nivel de alcalinidad.

Un cuerpo ácido presenta deficiencia de oxigeno, lo que provoca aparición de microorganismos dañinos, gérmenes, hongos y virus, creando un medio ambiente donde proliferan la dolencias y enfermedades de diversos tipos.

El grado de acidez o alcalinidad del cuerpo se mide mediante el valor del PH, ya sea de la sangre o de la orina.

En  una  persona  sana,   el  pH  de  la  sangre  estará   entre  los   7,35  y  los 7,45.  Cuando  la  acidéz aumenta,  el cuerpo debe mantener el equilibrio del Ph.  En primer lugar,  lo hace obteniendo alcalinidad de los alimentos y  en  segundo término debe recurrir a la reserva alcalina  de  los  huesos,  dientes y tejidos;  lo que produce descalcificación  y  desmineralización  del  cuerpo,  produciendo  desgaste  de los huesos,  degeneración  de  las articulaciones,  cabello  débil,  lesiones  en  mucosas, afecciones en vías respiratorias, entre otras afecciones.

Podemos ayudar a nuestro cuerpo en este proceso, consumiendo alimentos alcalinos y reduciendo los que provocan acidéz, pero también podemos facilitarle esta labor de alcalinización tomando agua alcalina.

Beneficios del agua alcalina

Neutraliza los desechos ácidos que se generan en el organismo

Ayuda a oxigenar las células

Combate la retención de líquidos

Regenera las células

Ayuda a prevenir  la diabetes

Dismiuye el ácido úrico, previniendo la gota y la artritis

Combate el insomnio

Previene el envejecimiento prematuro

Reduce los niveles de colesterol

Evita la obesidad

Mejora el asma bronquial

Incrementa la energía

Equilibral a presión sanguínea

Previene enfermedades como hepatitis, artritis crónica reumática, dolores de espalda, neuralgias, osteoporosis y  dermatitis

Métodos para preparar agua alcalina  

1- Productos comerciales para agregar al agua

Tabletas o gotas que se echan directamente en el agua.

2. Aparatos o filtros especiales

Son productos efectivos, pero pueden estar fuera del alcance de muchas personas. Uno que resulta más económico es el ionizador de agua que se usa en los acuarios y que produce burbujas alcalinizando el agua .

3. Hervir el agua

Este es el método más económico y  consiste en poner a hervir agua corriente durante 5 minutos. El  agua pasará de un pH  de  7,2  a uno de  8,4.

Luego,  debe  vaciarse  a  una  botella  de  vidrio  con  tapa  o  a un recipiente de acero inoxidable que se pueda tapar . Evita  las  botellas de plástico.

4. Sal del Himalaya

Llenar un envase de vidrio con un litro de agua, agregarle un limón lavado y cortado en 8 pedazos y terminar añadiendo una cucharadita de sal del Himalaya. Tapar y mantener en reserva por 12 horas a temperatura ambiente. Tomar dos vasos en ayunas.

5. Con bicarbonato de sodio

Agregar media cucharadita de bicarbonato de sodio a un vaso de agua. Con esto se obtendrá un agua con un pH aproximado  de 7,9.

Debes tomar esta agua, al menos una hora antes de comer.

Te invitamos a visitar:

10 usos de la papa que quizás no conocías

10 desayunos fáciles, ricos y con pocas calorías