Sigue estos sencillos consejos y proyecta clase y elegancia sin invertir mucho dinero

La clase es una palabra difícil de definir.  Es  un  concepto  subjetivo, que puede confundirse con otros como estilo, moda, lujo. La clase no está asociada al dinero.  No  toda  la  gente con dinero tiene clase  y muchas mujeres con presupuestos ajustados, la tienen.

La clase es, ante todo, una actitud. Hay personas que parecen haber nacido con ella, que todo les queda bien,   pero aunque no lo parezca, la  clase  es  un  concepto  que  puede  aprenderse  y que puede obtenerse poniendo en práctica algunas sencillas reglas.

1 – Emana seguridad en tí misma

Tener confianza en ti misma  te proporcionará  un halo especial, que los demás notarán.

2 – Menos es más

No uses demasiados accesorios ni muchos estampados juntos. Si alguna vez tienes dudas sobre si estás recargada, entonces, no te lo pongas.

3 – Postura

Trata siempre de estar derecha, sentarte con las piernas juntas y no dejarte caer en la silla. Un brassiere del tamaño adecuado, mejorará tu andar y tu postura. Mírate en un espejo y estudia tu forma de caminar, de pararte, moverte y sentarte y corrige lo que no se vea bien.

4 – Cuidado personal

Es primordial que estés siempre impecable. Que tu pelo se vea sedoso,  tus uñas luzcan en perfectas condiciones, tu piel esté luminosa.  No tienes que gastar mucho dinero para ésto, sólo prestarle muchos cuidados y atención.

5 – Cuidado de la ropa

Es fundamental que todo lo que uses esté en perfectas condiciones. Asegurate de no tener hilachas, ruedos descosidos, manchas, ropas con arrugas, zapatos descoloridos o con tapillas gastadas.

6 – Elementos claves

Hay cuatro cosas en las que es recomendable invertir un poco más: accesorios, carteras, calzado y perfume.

7 – Elige la ropa de tu talla

Evita las prendas demasiado ajustadas, representan todo lo contrario a la elegancia.

8 – Buenos modales

No tienes que dejar de ser tú  misma,  pero una voz chillona,  usar palabrotas,   gesticular de manera exagerada al hablar o no comer correctamente ,  le quitan todo asomo de clase y elegancia a nuestra apariencia.

9 – Maquillaje

Debe ser a su justa medida , si nos sobrecargamos es el peor error, y si vamos a cara lavada perdemos la femineidad.  No a los tonos nacarados o perlados en el maquillaje de día,  preferiblemente los colores discretos y pasteles. De noche se puede usar un maquillaje más dramáico, pero siempre  debe ser el toque justo para no perder la naturalidad y lograr un look femenino y distinguido. 

10 -Telas de brillo en el día

El brillo es para la noche y siempre debe ser discreto, pero cuando se usa de día hace deslucir cualquier atuendo y quita todo vestigio de clase o buen gusto.

11. Evita la ropa demasiado provocativa

Lo sexy está muy cerca de lo vulgar y lo vulgar es lo opuesto a la clase.

Si te gustan los escotes, úsalos discretos, si te gustan las minis, evita las exageraciones. Usa algo provocativo a la vez, no todo junto. Si usas transparencias, no lleves mucho escote o si llevas  una falda corta, cubre la espalda. No cruces la línea de lo elegante a la lo vulgar.

12. Algo de misterio

No andes contando todas tus intimidades. Deja que la gente quiera saber más.

Un aura de misterio te hace  inalcanzable para la mayoría de la  gente y eso te coloca en un status superior.

El rosa palo, un color femenino y elegante que arrasa estos días

Como ayudar a tu tiroides a funcionar correctamente de manera natural

Leave a Reply