Estudios confirman que esta sustancia combate las células cancerosas

En la Universidad de Nottingham, inglaterra, en la incesante búsqueda de una cura contra el cáncer, se han realizado numerosas investigaciones  y han  llegado  a  una  conclusión  extraordinaria;  Un compuesto presente en el ají picante, puede ser la clave para una nueva generación de medicamentos contra el cáncer; ya que mata los tumores, sin efectos sobre células sanas.

La  capsaicina,  el  componente  activo  del  ají , h a producido  efectos “sorprendentes” en pruebas para acabar con una variedad de células tumorales, incluido el cáncer de páncreas, uno de los tipos de cáncer más difíciles de curar.

Los  científicos  observaron  que  la  capsaicina  ayuda  a  combatir el cáncer  de  dos  formas;   una  de ellas es que frena la actividad de un mecanismo  alterado  en  las  células cancerosas y la otra es que este componente picante de los chiles redujo  la formación de  una proteína que a menudo  es  producida  en  altas cantidades por los tumores de próstata y que puede señalar la presencia del tumor en hombres.

Para lograr el efecto anticancerígeno deseado,  según estos estudios, una persona de unos 90 kg de peso – aprox. 200 libras – debe ingerir unos  400   miligramos  de  capsaicina  3  veces  a  la  semana.  Esto es el   equivalente  a  lo  que  aportan  de  tres  a  ocho  chiles  habaneros frescos,   dependiendo   de   la  carga  picante   que   contengan;   más picante, más presencia de capsaicina.

Los  ajíes  del  tipo habanero son los que tienen un mayor contenido en capsaicina, según la escala Scoville. se estima que este tipo de ají contiene  más   de  300.000   unidades;   otras  variedades  como  los jalapeños,  pueden  contener  sólo  entre   2.500  y   8.000  unidades Scoville.

Y  aunque  el estudio  recomienda  el  consumo de  entre  tres  y  ocho chiles  habaneros  frescos  a la semana, existe una controversia sobre si altas cantidades de ají picante pueden elevar las probabilidades de padecer   cáncer   de   estómago,   por   lo  que  lo   más  acertado  sería bajar la cantidad de ají a dos o tres a la semana, mientras los estudios sean más concluyentes.aji y el cancer

Este  tipo  de  ají  o  chile  es  extremadamente  picante  y  puede  que algunos paladares no  lo soporten. Lo más recomendable es obtener la  capseína,   de  otras  fuentes, aunque no contengan la misma proporción de capsaicina. Podemos consumir, también.

  • Pimiento Morrón o pimentón: Tambien contienen capsaicina, en menor  proporción,  pero  no  son  picantes. Se  pueden  usar  en ensaladas a las que aportan un sabor particular.
  • Tabasco: esta salsa comercial se prepara con los pimientos picantes de la variedad Tabasco, añadiendo vinagre y sal.
  • Comino: aunque es mucho menos picante que los anteriores, contiene capsaicina y puede dar un gran sabor a tus comidas.
  •  Curry: uno de los ingredientes principales es la cúrcuma, que le da el color amarillo y que contiene pequeñas cantidades de capsaicina.
  •  Capsaicina en cápsulas: En ese caso, debes tomar en cuenta la cantidad que ingieres diariamente y hacer un balance con los alimentos que la contienen.

Trucos para suavizar el sabor picante

Si deseas  consumir el ají  directamente y te resulta muy fuerte el sabor picante que contiene, hay algunos trucos para suavizarlo.

  • Consúmelo son alimentos con almidón, como son las papas, el pan o el maiz.
  • Mézclalo con leche o crema de leche. Resultará en una exquisita salsa para tus guisos.
  • Prepara una salsa con miel, tendrás un salsa agridulce nutritiva y saludable.
  • Muele el ají, agrega un poco de azúcar y jugo de limón y podrás usarla como aderezo para algunos platillos.
  • Cómelo con queso, éste suaviza el sabor picante que del ají

Imagen: Medciencia

También puedes visitar:

Plan para fortalecer el sistema inmunológico

Elixir de juventud