Reduce medidas, disminuye la celulitis y tonifica tu cuerpo preparando tus propias vendas frías

Desde  hace  años  se  utilizan  las  vendas frías con el propósito de perder medidas y tonificar la piel en áreas problemáticas como el vientre, los muslos, los brazos, etc. o para reducir la celulitis, donde muchas veces la dieta no es suficiente.

Se basan en el principio de la crioteapia – terapia fría – la cual provoca una vasoconstricción superficial y a la vez  una vasodilatación profunda compensatoria ayudando a una mejor circulación sanguínea y aumento del metabolismo y nutrición de los tejidos. Por su parte la elastocompresión que generan las vendas ayudan a modelar el cuerpo .

Este tipo de tratamiento regularmente es costoso, pero tú puedes preparar la misma receta en tu casa de una forma económica y fácil.

Es importante recordar que para mejores y más duraderos resultados se recomienda complementar con una dieta saludable y ejercicios.

Beneficios del tratamiento con vendas frías

  • Elimina  grasa acumulada
  • Reduce medidas
  • Reafirma de forma natural los tejidos combatiendo la flacidez
  • Elimina toxinas
  • Disminuye la celulitis
  • Optimiza la oxigenación de la piel
  • Estimula el sistema linfático

Contraindicaciones

  • Trastornos de la presión arterial
  • Enfermedades autoinmunes
  • Enfermedad de Raynaud
  • Problemas reumáticos
  • Cardiopatías
  • Piel muy sensible
  • Diálisis renal
  • Diabetes
  • Urticarias

Se aconseja que antes de realizar un tratamiento de crioterapia consultar  previamente con su médico por si se tiene alguna contraindicación que no se conozca.

Receta para preparar las vendas frías

Ingredientes:

  • 1/2 litro  de alcohol isopropílico.
  • 10 cucharadas de mentol en cristal.
  • 5 cucharada de alcanfor o 5 pastillas de 50 gramos
  • 1m en  gotero de extracto de toronja, centella asiática o  romero
  • Vendas elásticas

Preparación

Se tritura el mentol cristalino y el alcanfor hasta que se vuelvan líquidos y entonces, se mezclan con el alcohol y se le añade el extracto elegido.

Se guarda en un envase con tapa en lugar fresco, pero no necesariamente en el refrigerador.

vendas frias

¿Cómo se aplican las vendas frías?

En el momento que vayamos a aplicar nuestro tratamiento, debemos disolver una taza de la solución que hemos preparado en medio litro de agua muy fría.

Empapa las vendas en este preparado, y procede a envolverte con ellas las zonas que quieras tratar, ya sea el abdomen, muslos o brazos.

Colocarlas siempre de abajo hacia arriba. Las vendas deben estar bien sujetas y con la presión justa, ni muy sueltas ni muy apretadas. Termina el tratamiento con una envoltura de papel plástico o nylon para evitar que el líquido se evapore.

Es aconsejable que te cubras con una bata o una manta, para que te sientas cómoda mientras recibes tu tratamiento.

Déjalas puestas durante   30  a  40  minutos por sesión.   Debes esperar 2 horas para bañarte después del tratamiento.

Se aconseja hacerlo 3 o 4 días a la semana. Este tratamiento puede hacerse uno o dos meses seguido, pero, hay que esperar por lo menos un mes antes de aplicar un nuevo ciclo de tratamiento.

Recomendaciones generales

  • Tomar mucha agua (8 vasos diarios)
  • Seguir una dieta balanceada

• No debe colocarse cuando se está sudada

• Puedes estar acostada o sentada mientras tengas las vendas puestas.

• No se debe hacer ejercicios con las vendas puestas

  • Si el preparado te produce algún tipo de alergia, lava la zona dode lo has aplicado y suspende el tratamiento

Fotografías: Cellublue; Mercado Libre

Te invitamos a visitar:

Rebaja 5 kilos en una semana sin pasar hambre con la dieta del pepino

15 Remedios caseros para las manchas

Síguenos en facebook para recibir valiosos consejos