Category Archives: Mundo Laboral

Como cultivar el arte de conversar, una excelente herramienta para conseguir el exito en el plano social y laboral

Tener buenas habilidades para conversar nos ayuda a comunicarnos mejor con la personas y eso abre las puertas y  facilita el  éxito en todos los campos de nuestras vidas.

No todas las personas son conversadoras innatas, a algunas se les hace difícil ya sea empezar una conversación o mantenerla de manera posisitva. La buena noticia es que esta habilidad se puede desarrollar, tomando en cuenta algunos puntos.

Puede ser una simple conversación en una actividad social donde el único objetivo  es entretenerse, una conversación con alguién que te gusta donde el objetivo es causar una buena impresión o en una entrevista de trabajo donde lo que se desea obtener es la posición que se ofrece.

Hay reglas generales para sostener una buena conversación que se aplican en todos los aspectos de la vida.

1. Identifica el objetivo de la conversación

Primero reconoce qué buscas en la conversación, si es solamente un compromiso social, si buscas un empelo, caerle bien a tus suegros,  hacer amigos o reconquistar un nuevo amor.

2. Mira a los ojos

Para establecer una buena comunicacio4n, es necesario que establezcas contacto visual. Si de manera natural quitas los ojos de los de tu interlocutor, haz un esfuerzo consciente y retén la mirada. estao da confianza a la persona con la que hablas y la conversacio4n se torna más fluída y agradable.

3. Pon atención a lo que te dicen

Es muy común que cuando dos o más personas están sosteniendo una conversación, apenas pongan atención a lo que las otras persona  están diciendo.

Lo correcto es que demuestres interés en lo que te cuentan. Haz preguntas o alguna exclamación de simpatía, sorpresa o pena para hacer sentir a la otra persona que están escuchando lo que dice.

4. Cede la palabra

No monopolices toda la conversación. se supone que es un intercambio de ideas, por lo tanto todas las personas, deben tener la misma oportunidad para poder hablar. No interrunpas mientras otros están habalndo, puedes hacer un comentario, pero no cambiar de tema, lo que pone a la otra persona en una situación embarasoza.

5. Habla para que te entiendan

Hablar muy rápido, con jergas o expresiones poco comunes, harán que la otra persona no te entienda y por lo tanto tu mensaje no llegue.

5. Evitar hablar de forma monótona

Si hablamos sin expresión o sin cambiar de tono, la otra persona se aburre y perderás atención en lo que dices.

6. Prudencia

Dependiendo de quien sea nuetro interlocutor, no sobrepases la linea de la prudencia. Evita preguntas muy íntimas o impertinentes para evitar que la otra persona se sienta incómoda y rehuya de la conversación.

Evita algunos temas. A no ser que sean amigos íntimos, evita tocar temas como la religión, política, dinero, relaciones sexuales o sobrepeso.  Pueden ser temas muy sensibles para algunas personas y no querrás iniciar un momento embarasoso.

7.  Haz cuplidos

No importa con quien  estés conversando, a las personas le gustan los cumplidos.  Si quieres llamar la atencióm de alguien y mantenerla atenta , dile algún cumplido que suene sincero, es decir que tenga base lo que digas.  Me encanta el color de tu pelo, o me encanta la forma en que te expresas o tu hijo es exclenete en el fútbol, pudiera parecer trivial, pero este tipo de comentario, inclina la balanza para que tu interlocutor le agrede lo que dices y te preste atención. Debes tener cuidado de no exagerar, para que luzca sincero.

8. Fijate en los detalles

Hay momentos donde estás con personas como en la espera de los niños en el colegio o en la mesa de un restaurante y donde muchas veces se abre un silencio incómodo, evítalo tratando de entablar una conversación ligera. Puedes hablar sobre  temas neutros, como el tiempo, pero de manera tal que se pueda abundar sobre ello, como por ejemplo. Este año ha llovido menos que años anteriores o preguntar si le gusta el clima que está haciendo, o  noticias deportivas como que pena si  – el nombre de un jugador- – no tuvo un buen desempeño en el último partido.

Una buena técnica es fijarse en los detalles del lugar y comentarlos, es una fuente inagotable de temas. Fíjate en  el color de las paredes, las música o la cantidad de gente en el lugar y haz un comentario sobre eso, muy probablemente sigan la conversación a partir de ese punto de manera espontánea.

9.Evita algunos temas

A no ser que sean amigos íntimos, evita tocar temas como la religión, política, dinero, relaciones sexuales o sobrepeso.  Pueden ser temas muy sensibles para alhunas personas y no querrás iniciar un momento embarasoso.

10. Saber manejar las situaciones

Si debemos tratar un tema en particular y no es el mejor momento,  trata  de mejorar el ambiente antes de empezar. Habla en forma calmada, empieza con …”.tengo confianza en que todo saldrá bien…”, ponle la mano en el hombro o toma una postura relajada. Todo ésto ayudará a que la otra persona se calme y la conversación  transcurra de una manera más fluida y exitosa.

En el campo laboral

Los 10 principios anteriores son válidos en el campo laboral, pero de manera especial hay algunos que son relevantes cuando se está en una entrevista de empleo o en una reunión de trabajo.

1. Trata de caerle bien a tu entrevistador

No se trata de coquetear i encontar una nueva amiga, pero si la persona que te está evaluando siente buena vibración contigo, el reusultado,  estará a tu favor.  Trata de ser equilibrada, pero no muy seria, contestar de vez en cuando con una sonrisa,  producirá una buena vibraciòn. Trata de dar la impresión de que eres una persona amable y simpática.

2. No te muestres nerviosa

Respira hondo antes de la entrevista para relajarte y contesta de una manera precisa, pero tampoco en monólogos, porque se creará un ambiente de tensión que no te favorecerá.

3. Muestra seguridad

Lo primero que debes hacer es prepararte para la entrevistas según tu experiencia y el cargo ofrecido, será de gran ayuda. Trata de contestar a todo lo que te pregunten y evita usar las mismas palabras o muletillas. Sé breve pero elocuente. No trates de evitar el tema, hablando de otra cosa. Si no estás segura de algo, dá una respuesta corta.

4. Cuida tu lenguaje corporal

Generalmente el entrevistador no es un técnico en la materia que tu conoces o del puesto que se oferta sino  alguien de recursos humanos, por lo que te harán preguntas o tests de corte psicológico para determinar tu personalidad y tu disposición al trabajo, por lo que es importante la señal que transmitas con tu lenguaje corporal; por lo que debes prestar atención a enviar las señales correctas. Asentir con la cabeza, mirar a los ojos o  sonreir sutilmente dará la impresión de que estás poniendo atención y de que estás de acuerdo con lo que dice o por el contrario,  mover la manos o los pies  o cambiar de postura constantemente son señales de que estás nerviosas.

5.  Demuestra tus habilidades

Haz énfasis en lo que conoces bien, pero sin sobrepasarte.

Si conoces perfectamente el tema que te preguntan, abunda sobre él,  utiliza  palabras  técnicas  y  habla  de  tus  propias  experiencias  al respecto.

Te invitamos a seguir:

Sencillo ejercicio japonés que te hará perder grasa de la cintura

¿Qué te dicen los astros para este mes de diciembre?

Consejos para quedar bien en una entrevista de trabajo

Si se tiene la suerte de ser llamada para una entrevista de trabajo, se deberá observar una serie de reglas de comportamiento y vestimenta. La imagen que se transmite a los demás es muy importante y dice mucho de la persona. Una buena imagen proveerá y a la vez reflejará seguridad. Una mala imagen no descarta de manera automática la aceptación de un candidato, pero sí puede condicionar su elección. Por eso, dentro de los factores importantes en una entrevista de trabajo es ir adecuadamente vestida.

Es obvio que un puesto de trabajo se obtiene por los conocimientos, experiencias, actitudes y destrezas que poseemos, pero en el mercado de trabajo enórmemente competitivo, debemos exhibir otras cualidades que nos destaquen de otros candidatos. Y la imagen que proyectemos sumará o restará a la hora de evaluarrnos.

La actitud y los conocimientos que demuestres acompañada de una buena imagen, serán en definitiva lo que te harán conseguir o no el puesto al que postulas.

Dicen que no hay una segunda oportunidad para una primera impresión, por eso es tan importante observar estos detalles:

1- Proyectar seguridadcita-de-trabajo

La actitud que demuestres durante la entrevista, causará una impresión que quedará marcada en la persona que te haga la entrevista. Por lo que desde que entres a la oficina donde serás entrevistada hasta la salida de la empresa, debes observar algunos detalles:

  • Caminar con pasos firmes y con la cabeza erguida, no encorvarte. Saludar extendiendo la mano y dar un apretón firme.
  • Hablar con voz pausada, pero que se oiga bien, no apagada
  • Hablar de manera calmada y clara
  • Mirar a los ojos al entrevistador
  • No cruzar las piernas durante la entrevista, especialmente si estás llevando una falda corta
  • Evitar entretenerte jugando con tus accesorios o con el pelo, es señal de inseguridad

2-  Presentar un buen formato del curriculum

La estructura básica que tiene que tener todo currículum y los datos más relevantes que no deben faltar son los siguientes:

2.1  Perfil general: Puede empezar con una frase resumida del perfil personal. Una primera impresión para el seleccionador, que condense el currículum vitae y despierte la inquietud de quien brinda el empleo.

2.1  Datos personales:  En la parte superior derecha colocar una fotografía reciente en color. Además, la primera información que debe figurar es , nombre completo, dirección, teléfono, número de identificación personal y correo electrónico.

2.2  Formación: Deben especificarse los últimos estudios cursados, con el nombre del lugar donde se impartieron – y el año en que se realizaron. Si son estudios superiores, no es necesario incluir los anteriores, ya que se sobreentiende que sin unos no sería posible acceder  a  los  siguientes.  Cualquier exceso o repetición de información no es recomendable en ningún caso. Es conveniente resaltar los estudios relacionados con el puesto al que se pretende acceder.

2.3  Formación complementaria: Cursos o maestría, que se hayan realizado. Igualmente, conviene realzar los relacionados con el puesto al que se pretende acceder. Hay que situarlos por orden cronológico

2.3  Experiencia laboral:  Es aconsejable dar realce a los trabajos realizados que tengan alguna conexión con el puesto solicitado..
Listarlos en orden cronológico -los más recientes en primer lugar-, así como el periodo durante el cual se ocupó cada posición.
Indicar la empresa contratante y el puesto que se ocupaba.
También conviene indicar las capacidades del candidato para trabajar en equipo y resolver problemas.
Aunque se hayan realizado trabajos que no correspondan con la oferta, es conveniente incluir cuantos se hayan llevado a cabo, ya que si no, quedarían periodos laborales
desiertos, algo muy poco recomendable.

2.4 Otros datos de interés: . Debe incluirse otras habilidades y conocimientos que se posee,  competencias que te distinguen de otros candidatos, como son Idiomas, conocimiento de informática, Carnét de conducir , si posee de vehículo propio, capacidad de trabajar en grupo o bajo presión, entre otras.

Otros tipo de actividades que puedan estar relacionadas con la oferta demandada y puedan resultar interesantes (cursos, estancias, voluntariados, etc.

2.5  Carta de presentación: No sólo el Currículum es importante. La carta de presentación puede brindarte un espacio estupendo para acercarte más a la empresa de forma directa. Debes tratar de demostrar que eres el candidato adecuado al puesto de trabajo, cómo tu experiencia profesional puede ayudar a la empresa y porqué eres mejor que el resto.

3- Usar la vestimenta adecuadaropa de trabajo

Una imagen profesional es un verdadero currículum, habla por ti, de tu personalidad, de tu profesionalismo y de lo que proyectas.

Naturalidad, discreción, prudencia y formalidad son las cualidades que se debe poner en práctica a la hora de elegir la indumentaria que se llevará a la hora de una entrevista.

Obviamente, el tipo de empresa y el puesto al que aspiramos van a pautar que tipo de ropa debemos llevar, pero siempre existe un marco general que nos hará quedar bien en cualquier ambiente.

Naturalidad:  Deberemos de dar una imagen de nosotras tal como somos, sin alardes, debemos llevar la ropa que nos haga sentir cómodas

Discreción y prudencia:  Huir de la ropa estrafalaria, de los colores chillones y peinados extravagantes..

Formalidad:  La vestimenta en general, debe verse de buena calidad. No tiene porque ser cara., una ropa bien limpia y bien planchada con los accesorios adecuados, siempre tendrá un tinte elegante. Vestirse de manera muy informal o con ropa para jovencitas te resta credibilidad.

Debes tener en cuenta el tipo de empresa y el puesto al que aspiras.

Documéntate sobre su política y si vas a llevar tu curriculum en persona toma nota del estilo que impera. Y si todavía no lo tienes claro, no temas preguntar a la persona que te ha llamado. Demuestra interés y te evitarás el bochorno de sentirte fuera de lugar o que entre el entrevistador y tú haya un abismo.

Otra regla de oro es que tengas en cuenta tu comodidad. Eligir algo acorde a tu estilo es importante. Te dará seguridad, de otro modo te sentirás disfrazada. De esta forma puedes elegir vestirte de manera formal o informal

Formal y muy Profesional.- Los conjuntos de falda o pantalón son la combinación ideal para una vestimenta formal. puede ser un vestido sencillo con un saco adecuado. Con zapatos cerrados.

Ejemplos de posiciones: Administradora, tesorera, contable, técnico en computadoras, recepcionista,  encargado de ventas o de recursos humanos.

Informal y Profesional.– En empresas que no sean tan formales, o el puesto no lo requiera, la vestimenta puede ser más relajada. Puede ser una falda o un pantalón con una blusa manga larga o un vestido sencillo, son las mejores opciones..

Ejemplo de posiciones: Para trabajar con niños, azafata de comida, , técnico en enfermería, peluquera, masajista.

Independientemente si vayanos vestidas de manera formal o informal, hay reglas generales:   falda-1

1-  Colores – Son mejores los colores lisos en algún tono azul o gris. Usar un color negro puede resultar demasiado serio. Si lo usas, asegúrate de llevar otro color cerca de tu cara para suavizar la imagen. El blanco es también una buena opción.

2-   Zapatos – Se puede usar zapatos de tacón alto, pero sin exagerar. lo ideal es que no sean más altos de 3” pulgadas. Lo ideal son los zapatos con punta cerrada.

3- Accesorios:  Simples y sencillos. Mientras menos mejor. Alguna joyería discreta o algún cinturón no muy ancho con una hebilla pequeña.

4. Maquillaje – Debe ser bien neutral, colores cálidos que vayan de acuerdo a tu tono de piel y  realcen  e ilumine el rostro, sin exagerarlo.

5 – Cabello:  El cabello es el marco del rostro, por eso tiene que lucir impecable: limpio, con un buen corte, y con el color adecuado.

6.- Uñas: las uñas deben estar bien cuidadas, limpias, no deben ser demasiado largas ni con decorados que incluyan brillantes y dibujos. Un esmalte de tonos claros es lo más recomendado. uniform-4

7-  Debes sentirte comoda con la ropa que elijas: No te alejes mucho de tu estilo, por más formal que sea el puesto si lo tuyo es el jeans, entonces puedes llevar unos pantalones de vestir con una blusa manga larga.

8- Perfume: Quizás una colonia suave con olores cítricos, sino, es mejor no usarlo, nunca sabemos si nuestro entrevistador le hacen daño los perfumes.

Si el  puesto al que aspiramos pertenece al campo de la belleza o el modelaje puedes ser más flexible. Sólo debes observar higiene y buen gusto.

 Los NO en una entrevista de trabajo 

  • Llegar tarde
  • Hablar mal de otras compañías
  • Demostrar estar nerviosa:  Evita tocarte el pelo constantemente.
  • Faldas muy cortas
  • Ropa muy ajustada
  • Pantalones de lona o jeans
  • Blusas con tirantes
  • Pantalones cortos u otro tipo de ropa muy casual
  • Pelo grasoso o sucio
  • Camisetas con frases, estampados o dibujos llamativos o de propaganda
  • Prendas   con  colores  demasiado  llamativos,    especialmente   colores cálidos como el rojo, el naranja o el amarillo. No importa cuál sea la tendencia de la temporada o si cierto color está de moda. Mejor pecar de clásico, que de demasiado arriesgado.
  • Accesorios demasiado grandes o llamativos

uniforme

Fotografías: Myjobcompany,  starmedia,  comunidad, emprego

26 maquillajes diferentes de ojos, para una mirada de impacto

Sigue estos 12 consejos y aumenta tu bienestar y felicidad, demostrado cientificamente

 

Colección Emporio Armani en la semana de la moda de Milán 2015

La casa Armani presento su colección en la Milán Fashion Week para la temporada primavera 2015.

Ha sido una colección cargada de colores, en general,  es una ropa ligera   y   casual,   aunque   hay  modelos   de   noche  con  vuelos  y transparencias.

Abundan los pantalones de corte ancho que llegan  sobre el tobillo y las chaquetas cortas.  El  azul eléctrico es el protagonista,  alternado con otros pocos colores como el gris, el blanco o el crema.  2014armani04armani - 00armani01armani09armani13armani07armani-11armani08armani10armani03armani12armani02