20 hábitos que aceleran el envejecimiento y te hacen lucir mayor

“Una bella ancianidad es,  la recompensa de una bella vida”  Esto lo dijo Pitágoras hace muchos años. Nuestro estilo de vida tendrá mucho que ver en que tan rápido nos hagamos viejos o cuanto tiempo conservemos nuestra juventud.

Hay hábitos que sin darnos cuenta aceleran el envejecimiento del cuerpo por dentro y por fuera.. Hoy te recordamos  20 de esos hábitos  que deberías evitar, si quieres lucir joven por más tiempo.

1 – Vivir bajo Estrés

Estar sometida a estrés  produce  un daño a la salud altamente conocido, pero a veces no se hace hincapié en que algunos de estos daños nos hacen lucir mayores y aceleran el proceso de envejecimiento. No manejar el estrés a largo plazo provoca incluso pérdida de memoria. Respira  profundamente por  las mañanas, por las noches y cada vez que tengas un segundo para ti durante el día.

2 -Una vida sedentaria

Debes moverte, aunque sea caminando. lo ideal es que hagas ejercicio de l tipo  aeróbico,  al  menos,  tres  veces  por  semana  para mantener sano  tu sistema  circulatorio y cardiovascular y al menos, dos veces   por  semana  hacer   ejercicios  de  fuerza  para  mantener  los músculos  en  buenas  condiciones.  El no hacer  suficiente  ejercicios aumenta   la   probabilidad   de   desarrollar  prematuramente  enfermedades como la diabetes, cáncer, hipertensión y osteoporosis.

3 -No ponerse protector solar varias veces al día

El protector solar  debe ser reaplicado cada tres o cuatro horas. Los rayos  del  sol  causan más envejecimiento prematuro que cualquier otra cosa, causando arrugas y líneas de expresión.

4 – No dormir lo suficiente

Lo ideal es dormir, como mínimo, unas  7  horas cada día. La falta de un sueño reparador aumenta la concentración de factores oxidantes en el cuerpo, lo cual se refleja directamente en el rostro y es durante el sueño cuando se  libera la hormona del crecimiento, que estimula la formación de más tejidos. Dormir menos afecta la salud y una de las cosas  que  más  se  resiente  es  la  calidad  de  tu   piel,  ya  que  le pueden salir arrugas, ojeras y bolsas en los ojos.

5- No comer suficiente frutas y verduras

Estos alimentos están cargados de antioxidantes que luchan directamente contra el proceso de envejecimiento.

6 – Fumar

El tabaquismo es uno de los peores hábitos que puede tener una persona. Lo  expone  a  diferentes  enfermedades  y  le da un aspecto más envejecido.  Dejar  de   fumar  puede  ser  difícil   pero  no imposible, debes hacerte el serio propósito de dejarlo y buscar el método que más te acomode para que puedas lograrlo.

7 -Cambios bruscos en el peso

Subir y  bajar de peso hace que la piel esté sometida a estiramientos rápidos y luego a bajones de peso que hace que la piel pierda elasticidad y eventualmente aparezcan estrías y flacidez.

8 -Exceso de azúcar

Consumir  muchos  alimentos  azucarados  produce  daños   en   el colágeno,  una  proteína  encargada  de  darle  elasticidad  a  la piel. Cuando se daña el colágeno, la piel se vuelve flácida y opaca. Trata de disminuir  el  azúcar que consumes, sustituye el azucar por frutas o azucar artificial.

9 -Pasar demasiado tiempo sentada

Si llevas mucho tiempo sentada tu cuerpo comienza a depositar azúcar en  tus  células.  Esto  provoca  diversos  daños  como  mala circulación,  exceso  de  peso  e  incluso arrugas en la piel.  Levántate cada media hora aunque sea para caminar unos 5 minutos antes de volver a sentarte otra vez.

10 – Tomar alcohol en exceso

Si  bien  una  copa de vino tinto de vez en cuando puede ser beneficiosa,   beber grandes cantidades de alcohol es un hábito que te envejece rápido.  Provoca  dańos,  entre  otras  cosas  a  las arterias, haciéndolas más estrechas, al hígado y a la piel. Además se corre el riesgo de padecer alguna enfermedad mental.

11 – No cuidar adecuadamente la piel

La piel necesita de unos cuidados básicos para mantener su elasticidad  y  luminosidad.  Lo  primero  es  una  buena limpieza todas las noches para retirar  el  maquillaje,  toxinas, polvo y bacterias y  lo segundo es mantenerla hidratada para evitar arrugas por causa de la resequedad. Lo ideal es agregar a esta rutina una crema regenadora para mantener la juventud por más tiempo.

12- Comidas fritas o con mucha grasa

Una  dieta con exceso de grasas y aceites afectan tu hígado y además te  hacen  ganar  peso, lo que tiene efectos negativos en tu salud y en tu piel, haciendo que envejezcas rápido. 

13 – Enojarse con facilidad

De acuerdo con la Dra, Jennifer Landa, de BodyLogicMD, cuando alguien  se  enoja  aumentan  los niveles de cortisol, una hormona que contribuye  al  aumento  de  peso,  la  presión arterial,  el nivel de azúcar en la sangre y el riesgo de padecer diabetes.

Cuando sientas que  estás  molesta por algo,  respira profundamente y busca pensamientos positivos para alejar el enojo de tu mente.

14. Escuchar música o la televisión muy fuerte

Si  sometes  a  tus  oídos  de  manera constante a sonido muy altos, con el tiempo irá disminuyendo tu audición y cuando te des cuenta habrás perdido un gran porcentaje de tu capacidad de audición.

15 –  No consumir suficientes proteínas

Las proteínas representan los componentes básicos de la estructura del músculo, por lo que si queremos conservar nuestra piel tonificada es necesario que las consumamos. En general, las proteínas de origen animal contienen proteínas completas  y alimentos como el huevo o las carnes magras son las fuentes por excelencia,  pero también se obtienen de otros alimentos como son la soya, la avena o las nueces.

16- Saltarse el desayuno

Esto  provoca  que  disminuya   el  nivel  de   azúcar  en  sangre,  lo  que  genera  un  suministro  insuficiente  de  nutrientes  en  el cerebro. El cuerpo reacciona  consumiendo  sus propias proteínas, se auto-devora lo que  disminuye el colágeno que a su vez causa arrugas,  flacidez  y  envejecimiento  prematuro.

17 – Consumir sal en exceso

El exceso de sodio provoca la retención de líquidos lo que se traduce en inflamación lo quel afecta las células de la piel. Existen estudios que  aseguran  que  quienes padecen hipertensión arterial tienen la densidad  capilar de la piel significativamente  más  baja que los no hipertensos.

18 -Nutrición deficiente

Además de representar una amenaza a tu salud, si no te alimentas bien, tarde o temprano tu piel sufrirá los estragos de la carencia de vitaminas y minerales que te aporta una alimentación balanceada. Tu cuerpo necesita cada día porciones de todos los tipos de alimentos, como granos, vegetales, frutas y proteínas, además de mucha agua para mantener tu piel sana y si no los recibes, no sólo sentirás los resultados, también los verás.

19 – Tomar café en exceso

Dos  o  tres  tazas  de  café al día son beneficiosas para la salud, pero cuando aumentamos su consumo, se vuelve perjudicial.

La cafeína en exceso provoca el envejecimiento prematuro de la piel al causar deshidratación.

20 – Consumir grasas trans o grasas hidrogenadas

Aumentan el riesgo de enfermedades del corazón y son perjudiciales para la  piel,  causando  inflamación  y  haciéndola mas susceptible al sol,  lo  cual  provoca  envejecimiento  de la misma. los alimentos que más  grasa- trans  contienen  son  la margarina, donas, papas fritas industriales y los alimentos fritos.

El vinagre te hace más bella

Toma este jugo para quemar grasa y desinflamar tu abdomen

Agrega este ingrediente a tu café matutino y pierde peso adicional

La mayoría de las personas toma café en las mañanas para recargar energías al comenzar su día o bien lo toma al desayuno. El café forma parte de la rutina alimenticia matutina de muchas de nosotras.

Una forma fácil de ayudar al cuerpo a quemar más calorías y por lo tanto a quemar más grasas  es agregarle un poco de canela a esa tacita de café.

Le puedes espolvorear la canela o agregarle un palito a tu café, y estarás dando un toque extra de sabor.

Propiedades de la canela

  • Es termogénica, es decir aumenta la temperatura  corporal lo que activa  el metabolismo y se queman más calorías.
  • Estabiliza los niveles de azúcar en la sangre lo que evita episodios de hambre.
  • Gracias al cinalmaldehido que contiene, aumenta la circulación sanguinea periférica lo que ayuda a combatir la celulitis.
  • Disminuye los gases estomales.

12 sencillos detalles para que un amor sea duradero

22 hábitos que perjudican y envejecen la piel del rostro

Colorida colección en las pasarelas de Nueva York

Badgley  Miscka  es  un  dúo  de  diseñadores  que  ha  sido  incluido por  la revista  Vogue  en  la  lista  TOP  10  de  los  diseñadores  estadounidenses.  Sus  diseños   son   los  preferidos  de  muchas estrellas como  Taylor Swift,  katy Perry  o  Jessica  Alba.

Esta colección se destaca por sus  glamorosos vestidos  donde abundan los colores, los brocados y el estilo entallado.

1.jpg8.jpg14.jpg11.jpg12.jpg

3.jpg7.jpg20.jpg17.jpg21.jpg10.jpg2.jpg4.jpg

Imágenes: Hollywood News

Como saber si es el momento de salirse de una relación

5 puntos de acupresión para tener una piel más jóven y luminosa

¿No tienes que ponerte? Tips para renovar tu guardarropa con poco dinero

“No  tengo  nada  que  ponerme”  es  una  expresión  que la  mayoría  de las mujeres hemos  dicho  alguna  vez,  sin  importar  cuanta ropa tengamos en el clóset.

Algo que debemos tener claro es que un  clóset lleno de ropa no garantiza que andemos bien vestidas, ésto se consigue con buen   gusto y creatividad.

Si quieres tener un guardarropa de lujo, concéntrate en tener las piezas claves que te permitan crear looks bonitos y diferentes.

La buena noticia es que se puede lograr sin gastar mucho, aquí te damos algunas ideas.

1. Limpia y organiza

Gasto: 0

Generalmente mantenemos en el clóset ropa que ya no usamos ni vamos a usar nunca.  Esto dificulta encontrar lo que sí te puedes poner.

Empiez a haciendo  una  limpieza  de todo aquello que de manera consciente sepas que nunca vas a ponerte.

Separa por categoría:  Lo  que  no  tiene  remedio,   lo  que  no  te  gusta  pero  está  en buenas condiciones y lo que necesita alguna reparación o cambio.

Si encuentras prendas en  buen estado incluso con etiqueta, pero que nunca llegarás a ponerte, puedes venderlas a buen precio e invertir el dinero en tu nuevo ropero.



2.  Arregla tu ropa

Gasto: US$ 10

Revisa bien la ropa que has decidido conservar y restáurala. Si le das mantenimiento a tu ropa, puedes conservarla por años.

Pega los botones que falten, cose los ruedos, quita las pelusas o lava la ropa que huela a desodorante o aquellas que tengan manchas, visita Recetas para quitar 17 tipos de manchas en la ropa –  Lo importante es que la ropa la guardes en perfectas condiciones para que te dure por años.

3. Moderniza y actualiza

Gasto:  US$ 20 o menos

Empieza con aquella ropa que necesite pequeñas reparaciones como subir un ruedo o pegar un botón.  Sigue  con  las  que están  en buena forma  pero  quieres  refrescar.  Puedes  hacerles  pequeños cambios para actualizarla.

Un poco de encaje puede hacer grandes cambios. Lo puedes usar en el borde de una falda , sobre las piernas de unos jeans, o en la parte de abajo de un T-shirt; logrará convertir tus prendas en algo totalmente nuevo.

Compra uno o dos frascos de pintura para tela  y haz estampados sobre t-shirts o ropa de algodón.

Pegar cintas, mostacillas, lentejuelas, perlas o piedrecitas son otra excelente opción.

Para hacer la mayoría de estos cambios no necesitas máquina de coser; puedes hacerlo todo a mano.

4. Ordena la ropa por categoría

Gasto: 0

Puedes hacer un inventario de lo que tienes y ordenar la ropa por parte. Primero las blusas, luego las faldas, luego los vestidos y terminar con los abrigos. Esto te facilitará las cosas en el momento de elegir qué ponerte. Puedes visualizar lo que tienes y las combinaciones posibles.

Una buena idea es colocar las faldas y pantalones colgados de perchas, ocupan menos espacio y evitas que se arrugan.

Haz lo mismo con los cajones de la cómoda. Muchas veces tenemos la ropa echa un lío ocupando más espacio y no te permite ver todo lo que tienes en el cajón,  limitando tus posiblidades.

5. Haz una lista

Gasto: 0

Párate frente a tu ropero y piensa que te haría falta para combinar con lo que tienes ahí.

Haz una lista con lo que te hace falta y en la medida que puedas, ve adquiriendo. No compres por impulso,  puedes  terminar  con unos hermosos pantalones estampados que nunca te vas a poner.

Si vas a pagar  un  precio importante  es  mejor  que  sea por  piezas clásicas, de las que no pasan de moda tan fácilmente como t-shirts lisos, blusas camiseras o sweters de corte clásico.

6. Planifica lo que te vas a poner

Gasto: 0

Uno de los problemas que tenemos las mujeres es que nos paramos frente al clóset, momentos antes de ducharnos, con el tiempo arriba y no se nos ocurre nada bajo esa presión.

Si tienes alguna actividad especial, empieza a planear que ponerte, incluso días antes del evento. Esto te dará la oportunidad de ser más creativa y tener más ideas de las combinaciones que puedes hacer con lo que ya tienes y si tienes algo que necesitas lavar o planchar, tendrás el tiempo para hacerlo.

7. Prendas básicas

Gasto: desde US$ 20 a US$ 130

Para  cumplir  con  este  punto,  es  probable  que  tengas  que  gastar, pero es una inversión que vale la pena. no tienes que comprarlo todo junto;  puedes  comprar  una  prenda  por  mes.  Aprovecha la oportunidad de adquirirlas cuando estén en rebaja y gastarás menos.

Tener estas prendas significa multiplicar lo que tienes. Te dará mucho más posibilidades de combinar tu ropa sin que parezca repetido y lo más probable es que ya tengas alguna de ellas.

Puedes   ir  adquiriendo  de  a  poco,  blusas,  sweters,  faldas  o pantalones  que  combinen  con estas prendas básicas; que como son de colores neutros, puedes comprar piezas de los colores que prefieras consiguiendo unos looks espectaculares.

Trata  de que estas  piezas no sean de algodón 100% ya que son muy delicadas  y  tienden  a  durar  menos,  Es mejor que tengan al menos un  30 o 40% de fibras sintéticas como polyester o acrílico que además tienen mejor caída y se arrugan menos.

Blusa blanca de calidad – US$ 25. La puedes usar tanto para actividades informales como para grandes eventos, dependiendo con qué te la pongas.

Jeans – US$ 20 – Unos jeans clásicos son necesarios en el clóset de toda mujer moderna. Son versátiles y le sientan bien a todas. Con una blusa de seda y unos tacones, puedes ir a muchas actividades semi-formales y por supuesto, puedes usarlos para cualquier actividad informal. Ofrecen la gran ventaja de que combinan bien con todos los colores y texturas.

Vestido negro corto de corte básico – US$ 35 – Es una prenda elegante por excelencia y la puedes usar tanto para el día como para la noche y va bien con casi todos los colores. Puedes usarlo cuantas veces quieras y nunca se verá repetido. Lo puedes transformar usando chaquetas, cinturones o pañuelos y lo mejor es que siempre tendrás que ponerte en compromisos como una inauguración, un coctél o una boda.

Conjunto de chaqueta de falda o pantalón color negro – US$ 40 Lo puedes usar solo con unos accesorios y te verás espectacular, con una blusa o sweter abajo o por separado cada prenda y tendrás looks totalmente diferentes. Con este conjunto se multiplican las posibilidaes de combinación enormemente.

8. Visita tiendas de segunda mano

Gasto: US$ 40 o menos

En casi todas las ciudades existen las tiendas de ropa de segunda mano.

Debes ir sin prejuicios, pídele a una amiga que vaya contigo y te sentirás más cómoda. En estas tiendas puedes encontrar verdaderos tesoros o piezas únicas que le inyectarán aire nuevo a tu armario y te darán más posibilidades para combinar.

En este tipo de tiendas puedes darte el lujo de comprar piezas más extravagantes que le darán personalidad a tu look.

También puedes buscar este tipo de ropa on-line.

9. Adquiere accesorios

Gasto: US$ 40 o menos

Complementos  como  cinturones,  bufandas,  collares  o  pañuelos, pueden darle un toque diferente a un mismo look y si sabes buscar, los puedes encontrar a muy buenos precios.

10. Buenos zapatos

Gasto: US$ 100 o menos

Tu ropa puede ser muy bonita, pero unos zapatos que no se vean bien, puede echar todo a perder.

Es importante que tus zapatos sean buenos o al menos lo parezcan – puedes visitar –10 tips para que unos zapatos baratos se vean finos -No necesitas muchos, dependiendo de lo que tengas en el clóset; los colores y estilos de zapatos pueden cambiar, pero en general unos zapatos de tacón negro, unas sandalias beige y un par de zapatos bajos tipo balerina o deportivos, serán suficiente.

11. Infórmate

Gasto: 0

Puedes estar siempre bien vestida y hacer muchas combinaciones con lo que ya tienes,  si tienes ingenio para combinar.

Es de  gran  ayuda conocer cuales son las tendencias  y qué se está llevando.  Visita  sitios que  hablen  de  moda  y  te  den  ideas  que modernicen tu look  y como crear lindas combinaciones.

60 cortes y peinados favorecedores

10 desayunos fáciles, ricos y con pocas calorías

Como reconocer a una persona pasivo-agresiva y aprender a lidiar con ella

Quién  no  ha  escuchado  alguna  vez  una   frase  pasivo-agresiva, aquellas que nos dicen cosas fuertes de manera solapada.

La agresividad pasiva es una actitud y comportamiento con el que nos encontramos regularmente, y que de un modo u otro, siempre termina haciendo daño.

Muchas  veces  se  aprende  desde  pequeño  a  no  expresar abiertamente  los  sentimientos  negativos  que  se  están  sintiendo, pero de algún modo u otro, se dejan salir.

Hay quienes aprenden a hacerlo de una manera “civilizada” y aceptada por la sociedad, quienes explotan de tanto en tanto, y quienes los esconden detrás de una sonrisa forzada, dejando salir la presión cada tanto, a través de comentarios o acciones pasivo – agresivas.

Su característica principal es que no son agresivos hacia el exterior, pero tienen una forma pasiva de mostrar sus rasgos agresivos

Quizá sin saberlo estás sufriendo las consecuencias de tener que convivir con una persona que tiene un comportamiento pasivo-agresivo.  Para reconocer si una persona tiene este tipo de personalidad te daremos algunos ejemplos de sus rasgos de comportamiento más típicos:

  • Odian asumir responsabilidades y tratan de evitarlas.
  • No critican o muestran descontento de manera abierta, sino que lo hacen de manera indirecta.
  • Se quejan en murmullos con frecuencia.
  • Tienen momentos donde explotan y dicen todo lo que habían estado callando por tiempo.
  • Utilizan frecuentemente expresiones como “estaba bromeando’, “pensé que lo sabías”
  • Pasan por alto los plazos y posponen sus decisiones, sin pensar en las personas que dependen de ellos.
  • Suelen llegar tarde a las citas. Esto se hace porque quiere que los demás dependan de ellos.
  • Numerosas veces boicotean de forma  sutil  tus  planes   y proyectos.
  • No aceptan las críticas y reaccionan de mala manera a ellas.
  • Le echan la culpa a otros por lo que va mal en sus vidas.
  • Se quejan de no ser apreciados y entendido por su pareja o la familia.
  • Critican sin razón las figuras de autoridad.
  • A menudo se quejan en voz muy exageradas de lo desafortunado que son.
  • Odian la dependencia de la intimidad con los demás y por lo tanto, sacan a relucir las peleas para mantener la distancia.
  • Se convencen de que son víctimas de la opresión y que todo el mundo está contra  ellos. Si este comportamiento molesta a la gente, ellos se ponen aún más a la defensiva.

Si identificas más de la mitad de estos comportamientos en alguna de las personas de tu entorno, probablemente se trate de  una persona con este tipo de trastorno.

La buena noticia es que este comportamiento puede tratarse con ayuda psicológica, bajo terapia conductual, pero es necesario que la persona esté consciente de padecerlo y esté dispuesto a recibir ayuda.  Una vez tome conciencia de ello poder cambiar sus conductas. Si no se corrige, la inadaptación social se irá agravando, así como su apatía y desinterés, volviéndose cada vez peor a medida que envejece, y siendo frecuente que acaben refugiándose en el consumo excesivo de alcohol u otras sustancias sicodependientes.

Como lidiar con este tipo de personas

1. Junta las evidencias

Escribe las formas en las que piensas que esta persona es pasivo-agresiva.  Al  escribir  una  lista  de  incidentes  probablemente comiences a ver el patrón o de repente te darás cuenta de que estás exagerando. Si aún piensas que esta persona es pasivo-agresiva, continúa con los siguientes pasos.

2. Evita la tentación de pelear

En otras palabras, no seas pasivo-agresivo para “desquitarte”. Esto terminaría siendo una pelea continua que te hará perder energía y atención en ti misma.

3. Neutralízala

Cuando percibas una manipulación, reacciona.  Si  se  trata de una queja sobre si mismo, elogia sus puntos positivos y enfócate en esa línea.

4. Enfréntala

Si hace cosas que sean sutilmente agresivas, reacciona de manera pacífica y objetiva. Hazle saber qué hizo y porqué entiendes que está mal. Háblale de manera calmada para evitar una confrotación, pero debes hacerlo de manera clara y contundente..

5. Reprocha cualquier murmullo

Si dice cosas en voz baja, dile inmediatamente,   “no te escuché, ¿puedes repetirlo?”   Dirá algo como  “olvídalo”.,  pero tu debes insistir… “No, en serio quiero saber lo que tienes para decir”, … ¿Qué querías decirme?  Tu actitud de fortaleza lo hará pensar mejor antes de tener este tipo de actitudes.

20 Tips infalibles para que tu dieta tenga éxito

Los 6 mandamientos para el cuidado de la piel después de los 30 años

Cuales son los desórdenes alimenticios más comunes y conoce cuales famosas han reconocido públicamente haberlos padecido

Los trastornos alimenticios se producen  principalmente,  por la preocupación exagerada sobre el aspecto físico y la percepción, errada o no, sobre su propio cuerpo que tenga una persona.

La sola preocupación por el aspecto físico o cambios en el peso no significa que se padece un desorden alimenticio, para definirlo como tal, debe existir la práctica de hábitos alimenticios  que interfieran en el buen funcionamiento del cuerpo, la salud o las actividades diarias de una persona.

Cuando una persona sospecha que su relación con los alimentos está fuera de su control, debe hablar de ello; primero con sus cercanos. Amigos y familiares  pueden  convertirse en un gran apoyo.  Es importante reconocer  que se está frente a un problema.

En caso de ser necesario buscar ayuda médica y así obtener las herramientas necesarias para tratar estos desórdenes y lograr superarlos de forma definitiva.

Los desódenes más comunes son la Anorexia la Bulimia y los Trastornos por atracón.

1. Anorexia nerviosa

Sienten un miedo intenso a aumentar de peso

Suelen percibir que se  está “gorda” aún su peso esté por debajo de lo normal.

Comen muy poco y controlan sus alimentos, evitando aquellos que contienen más calorías.

Están por debajo del peso que les corresponde.

Problemas de salud asociados a la anorexia nerviosa:

  • Anemia
  • Presión sanguinea baja
  • deterioro de los huesos
  • desnutrición
  • Falta de concentración, ansiedad o mala memoria
  • Pérdida de músculo
  • Deshidratación
  • Problemas renales
  • Falta del período menstrual
  • En casos extremos puede llegar a producir la muerte

2. Bulimia

Suelen estar permanentemente ” a dieta” , pero de vez en cuando se dan un atracón y para compesar lo ingerido, recurren a mecanismos de compensación como inducir el vómito, ingerir laxantes, diuréticos, pastillas para adelgazar  o hacer ejercicios de manera exagerada y compulsiva.. Estos métodos de compensación representan serios riesgos para la salud de la persona.

No siempre presentan sobrepeso, por lo que a veces es difícil detectar, desde afuera  a las personas con este desorden.

Problemas de salud producidos por la bulimia:

  • Irregularidad de los latidos cardíacos
  • Inflamación y ruptura de las paredes del esófago
  • Deterioro de los dientes
  • Estreñimiento crónico por el abuso de laxantes
  • Úlceras pépticas y pancreáticas

3. Los trastornos por atracón

Las personas que padecen de este desorden viven episodios de consumo compulsivo de comida de manera recurrente.

Generalmente estos episodios son cortos. Pueden durar 1 o 2 horas y en este tiempo se come una cantidad exagerada  de comida sin control.

Generalmente se sigue comiendo aún no se sienta hambre.

Luego del atracón se siente culpa por haber comido tanto.

A diferencia de la bulimia, no se recurre a mecanismos de compensación como la inducción al vómito luego del atracón, no usan laxantes ni se realizan  ejecicios para compensar las calorías  ingeridas.

Las personas tienden a ganar peso.

Para ser diagnosticada con este desorden estos episodios deben presentarse al menos una vez a la semana por un período de tres meses.

Problemas de salud producidos por los atracones:

  • Presión arterial alta
  • Altos índices de colesterol
  • Diabetes Tipo II
  • Obesidad

Cada día se conocen más casos de personas famosas que han sufrido de estos transtornos al hacer públicas sus experiencias  y especialmente lo hacen para darle visibilidad a estos problemas y así ayudar a gente que las padece.

Entre estas celebridades están:

Lady Gaga

Confesó en la red social Little Monster que padeció de anorexia y bulimia desde que tenía  15 años y que superó la bulimia, especialmente para salvar sus cuerdas vocales.

En la actualidad la cantante ayuda a personas con problemas de salud a travez de su fundación “Born this way”

Victoria Beckham

Ella misma cuenta en su biografía publicada en el 2001 que sufrió de anorexia cuando pertenecía a las Spice Girls debido a las presión que sentía para mantenerse delgada.

Aunque dice haber superado esa etapa, se le ve con frecuencia con una extrema delgadez lo que parece ser un fantasma que aparece repetidamente en su vida.

Demi Lovato

Sufrió bulimia y anorexia y en el año 2010 recibió tratamiento para estos desórdenes. Hoy le habla a mujeres jóvenes sobre su propia experiencia.

Amy Winehouse

La excepcional cantante británica, falleció por su adicción a las drogas y el alcohol, pero su padecimiento de anorexia nerviosa había debilitado su cuerpo.

Lindsay Lohan

Padeció de bulimia en el año 2006. Cuenta que se sentía muy enferma y terminó buscando ayuda cuando sus amigos le llamaron la atención por la delgadez que sufría y le aconsejaron cuidarse y que de otra forma terminaria muerta.

Jane Fonda

Fue una de las primeras en reconocer públicamente que sufrió de desórdenes alimenticios.

Cuenta que sufrió bulimia pasado los 40 años y que a esa edad es más dificil recuperase. Dice que superó estos problemas hace 30 años cuando decidió que quería vivir.

Angelina Jolie

Aunque no lo ha corroborado ella misma, frecuentemente se le ve con una delgadez extrema. Se le vio con una gran pérdida de peso en el 2007 que ella atribuyó a la pérdida de su madre, pero luego de su divorcio se le volvió a ver muy delgada, lo que parece es una constante  que aparece de manera recurrente en la vida de esta reconocida actriz.

Calista Flockhart

La acriz cuenta que la presión que sufrió mientras protagonizaba la serie Alli McBeal la llevó a no tener orden en sus hábitos alimenticios lo que le provocó transtornos y pérdida de peso extremo. Dice que ahora cuida mejor de su salud.

Lady Di

Hace 23 años la princesa Diana habló de su problema con la bulimia en aquella famosa entrevista con el periodista Martin Bashir.

Según ella misma contó los problemas en su matriminio y la vida en palacio la llevaron a sufrir de bulimia.

Luego de la entrevista algunos amigos se acercaron a la princesa y le ayudaron a superar la enfermedad.

Fuente: National Eating Disordes Association

Que nos ofrece la cosmética moderna para rejuvenecer la piel

¿Sabías que al inhalar esta planta se aumenta la memoria en un 75%?

Como aprovechar la cáscara de huevo

Solemos botar la cáscara de los huevos, así como botamos muchas otras cosas de nuestros alimentos, pero que tienen muchos usos prácticos.

La cáscara de huevo está compuesta por cerca de un 90% de calcio y además, contiene otros minerales como magnesio, fósforo, hierro, potasio, cobre, zinc, flúor, manganeso y cobre.

Hoy te decimos como puedes aprovechar este fabuloso sub-producto natural.

1. Para una tiroide sana

Ingredientes

  • La cáscara de 6 huevos
  • dos limones
  • 1/2 litro de ginebra
  • dos cucharadas de miel

Preparación

Lavar bien las cáscaras, secar y triturar. Exprimir los limones y echarlo sobre las cáscara trituradas. Guardar en la nevera dos o tres días para que el ácido del limón actúe. Al cabo de ese tiempo, colar y mezclar con la ginebra y la miel.

Guardar en la nevera y  tomar una cucharada de este remedio dos o tres veces al día.

2. Para nutrir y tensar la piel

Ingredientes

  • La cáscara de 3 huevos
  • La clara de un huevo

Preparación

Tritura la cáscara de tres huevos, mézclalo con la clara de un huevo y ponlo en la licuadora. Aplíca esta mezcla sobre la piel limpia del rostro y deja actuar por unos 20 minutos. Enjuaga con agua fría y termina aplicando tu humectante.

3. Para fortalecer la uñas

Tritura bien la cáscara de un huevo hasta que quede en forma de polvo. Mezcla con tu esmalte de uñas y pinta tus uñas de la manera acostumbrada.

4. Abono para tus plantas

Ingrediente

  • La cáscara de 3 o 4 huevos
  • 1 litro de agua

Preparación

Trituras las cáscaras de los  huevos ligeramente con las manos y ponlas en la licuadora,  agrega el agua y tritura bien. Ya tienes un fertilizante para tus plantas cargado de calcio.

5. Suplemento de calcio

La cáscara de huevo posee un 90% de calcio. Una forma económica de preparar un suplemento de este mineral es triturar la cáscara de huevos y guardarlo en la nevera, luego espolvorear una cucharadita al día ya sea en un jugo, una batida de fruta o un yogur.

12 amuletos para atraer el dinero, el amor y la buena suerte

Con sólo 6 minutos al día de este sencillo ejercicio, aplana y tonifica tu vientre en un mes

10 alimentos que ayudan a evitar los gases y la hinchazón estomacal

La mayoria de nosotras hemos tenido el vientre hinchado alguna vez, y sabemos lo incómodo que es esto. Si el problemas se presenta sólo rara  vez,  es  normal  que  pase,  pero cuando es algo que padecemos frecuentemente  ya  se  convierte  en  un  problema  al cual debemos ponerle atención.

Lo primero que debes preguntarte es si los intestinos funcionan normalmente, es decir si no padeces de estreñimiento o por el contrario, de diarreas  con  frecuencia,  en  caso de padecer cualquiera de estos dos  extremos,  deberías  visitar  al  médico  para saber  si hay algún problema de salud.

Si no padeces de ningún trastorno de salud, el estreñimiento se puede controlar  consumiendo  alimentos  que  contengan fibras, principalmente frutas y verduras.

En  caso  de  que  el estreñimiento sea muy severo te puede ayudar consumir  ciruelas o higos secos, semillas de lino o salvado de trigo y tomando mucha agua.

Hoy te hablaremos de algunos alimentos, tés o especias que ayudan a eliminar o a disminuir esos gases, ya sea ayudando a  tener una buena digestión o eliminando directamente los gases.

Si padeces de este problema, te recomendamos agregarlos a tu rutina alimenticia.

1. Infusión de anís

El anís ayuda a quitar los gases y el dolor estomacal causado por éstos. Hervir el anís durante 5 minutos, dejarlo reposar y tomarlo. Si se toma cada día se notará una gran mejoría e incluso su desaparición.

2. Vinagre de manzana

Ayuda a producir ácido clorhídrico, que ayuda a digerir las grasas, los carbohidratos y las proteīnas, por lo que aligera ese proceso.

3. Té de manzanilla

Este té, también ayuda a relajar nuestro abdomen; por lo qué tomarlo antes y después de comer, es ideal para disminuir los gases.

4. Jengibre

Para  evitar  la  formación de gases, mastica un trocito de jengibre fresco después  de  cada  comida. También  puedes  agregar jengibre fresco a tus recetas. Igualmente, puedes hacer un té que es una excelente manera de controlar la formación de gases en el interior  del  estómago.  Para  hacerlo,  toma  una  cucharada  de jengibre rallado y ponlo a hervir en agua durante unos minutos. Bebe esta infusión dos o tres veces al día.

5. Té de hinojo

Es, sin duda, uno de los mejores ingredientes disponibles en tu cocina para brindar rápido alivio a la hinchazón causada por el exceso de gas estomacal.

Añadir unas semillas de hinojo en una olla de agua caliente, Dejar hervir durante 5 minutos a baja temperatura. Colar y tomar. También puedes masticar las hojas del hinojo fresco.

6. Ajo

El ajo ayuda a estimular la digestión al activar las enzimas del hígado por lo tanto ofrece alivio en casos de flatulencia. La sopa de ajo puede reducir el volumen de gas en el estómago. También puedes tomar un poco de ajo machacado   junto   con   una  pequeña  cantidad   de   pimienta  negra  y unas semillas de comino, hervir todo en agua durante unos minutos. Colar y dejar que llegue a temperatura ambiente. Tomar esta solución 2 a 3 veces al día.

7. Alimentos con probióticos

Los  probióticos ayudan a la digestión y reducen la hinchazón. Los alimentos que los aportan son yogur, kefir y chucrut (repollo cocido).

8. Mangos

Según un estudio hecho por la Universidad Estatal de Oklahoma en Estados unidos,  consumir mangos de manera habitual, ayudaría a mejorar las funciones intestinales, controlar  el azúcar en la sangre y a reducir la grasa corporal.

9. Alcachofas

Contiene cinarina, un fitonutriente que ayuda a la formación de bilis en el hígado lo que facilita la digestión; además de ser diurético y evitar la formación de cálculos de vesícula.

10. Piña

Esta fruta contiene bromelina que es una enzima que ayuda a romper las cadenas de proteínas que muchas veces resutan difíciles de digerir lo que contribuye a disminuir la formación de gases.

Nota

Una ligera caminata después de una comida pesada  puede  ayudar a mejorar la digestión y por lo tanto a reducir la hinchazón de abdomen.  Recuerda  no  exagerar ya que el exceso de movimiento después de comer, puede producir cólicos.

 

6 consejos para superar el período de estancamiento en la dieta

El rodillo de Jade, la herramienta que nos llega desde China y promete una piel más jóven y luminosa

Como evitar los gases y el abdomen hinchado

La mayoria de nosotras hemos tenido el vientre hinchado alguna vez, y sabemos lo incómodo que es esto. Si el problemas se presenta sólo rara  vez,  es  normal  que  pase,  pero cuando es algo que padecemos frecuentemente  ya  se  convierte  en  un  problema  al cual debemos ponerle atención

Lo primero que debes preguntarte es si los intestinos funcionan normalmente, es decir si no padeces de estreñimiento o por el contrario, de diarreas  con  frecuencia,  en  caso de padecer cualquiera de estos dos  extremos,  deberías  visitar  al  médico  para saber  si hay algún problema de salud.

Si no padeces de ningún trastorno de salud, el estreñimiento se puede controlar  consumiendo  alimentos  que  contengan fibras, principalmente frutas y verduras.

En  caso  de  que  el estreñimiento sea muy severo te puede ayudar con ciruelas o higos secos, semillas de lino o salvado de trigo y además tomando mucha agua.



¿ Que cosas pueden causar hinchazón?

1 – Comer en exceso

Cuando se come demasiado el estómago se extiende produciendo hinchazón. Lo ideal es pararnos de la mesa cuando ya no tenemos hambre y nos sentimos saciadas o satisfechas.

2 – No masticar bien los alimentos

La primera fase de la digestión se produce al masticar los alimentos, si no los trituramos  bien al  estómago  se  le  dificulta  la digestión lo que a su vez provoca hinchazón y gases.

Algunas personas tragan aire al masticar, debes poner atención para ver si es lo que te está sucediendo.

3 – Comida con mucha sal

El  sodio  produce  distensión  del vientre. Reduce la cantidad de sal que consumes en los alimentos, además de  los alimentos altos en sodio como algunos enlatados y congelados. Lee la etiqueta y fíjate si contiene muchos sodio.

4 – Estrés

El estómago es uno de los órganos que se resiente cuando estamos sometidos  a estrés  y entonces no digiere los alimentos de manera adecuada produciendo hinchazón, entre otros síntomas.

En estos casos notarás que la hinchazón no  está  relacionada con lo que comes, sino que te sucede los días que sienten más tensión emocional. Si piensas que esa es una de las causas de tu problema, debes tratar de evitar estresarte. Una buena técnica es hacer una pausa en tus   tareas, cerrar   los   ojos   y   respirar   profundamente  por  unos minutos.  Si  el  problemas  del  estrés  permanece, debes hacer revisiones más profundas sobre tu estilo de vida y seguir algunas técnicas de relajación.

Te invitamosa visitar: Guía para vivir sin estrés

5 – Intolerancias alimenticias

Hay  personas  que  tienen  intolerancias  a  determinados  alimentos. pero no están conscientes de ello. Las más comunes son al gluten y la lactosa. Si sospechas que puedes estar sufriéndolas deberías realizar los análisis correspondientes.

Una  manera  más  sencilla de comprobarlo sería eliminando esos alimentos de tu dieta durante un mes, y posteriormente introducir uno a la vez para ver si vuelves a sentir la hinchazón.

6 – Cenas muy abundantes o pesadas

La cena debe ser la comida más ligera del día, ya que por la noche el organismo ya no tiene tanta energía para dedicarle a la digestión. . Si nos acostamos o nos levantamos por la mañana con hinchazón deberíamos cambiar las cenas. Es preferible ingerir alimentos ligeros como sopas o cremas, o yogur con frutas, que son de fácil digestión.

7- Comer chicle

Al comer chicle tragamos aire y esto provoca gases en el estómago.

Alimentos que provocan gases

8 – Comidas fritas

Los alimentos con altas concentraciones de grasa permanecen en el estómago más tiempo, lo que causa que el estómago produzca más gases.

9 – Las bebidas con gas

Un  burbujeante  refresco  puede  tener un sabor delicioso y refrescante, pero tu vientre puede tener problemas para digerirlo – y el resultado podría ser un gas estomacal muy incómodo. La carbonación en los refrescos y bebidas no es más que aire, lo cual puede resultar  en  gas  incómodo  y excesivo especialmente cuando se ingiere junto con las comidas. Intenta tomar agua o té con las comidas.

10 – Los frijoles

Los frijoles crean un exceso de gas por dos razones.  En  primer  lugar, tienen un contenido alto de rafinosa – el mismo azúcar que causa gas en ciertos vegetales y en segundo lugar, también contienen fibra soluble, cuya digestión libera el gas intestinal.

Una buena forma de disminuir su capacidad de priducir gases es:

  • Antes de cocinarlos, déjalos en agua, al menos unas 4 horas
  • Cuando estén hierviendo, rompe el hervor, colocando hielo en el olla.
  • Agregar comino, jengibre o hinojo a la cocción
  • Hacerlas puré, al menos, la mitad que esté cosinando.

11 – Productos lácteos

La leche y otros productos lácteos contienen un azúcar llamado lactosa,  que  puede  ser  difícil de procesar por el tracto digestivo si tu cuerpo no contiene suficiente enzima lactasa. Algunos derivados de la leche como el queso o el helado de crema también la contienen.

12 – Repollo, acelgas, cebollas, garbanzos y habas

Son alimentos que tienden a producir gases. Como al mismo tiempo son  muy  saludables  no  es  recomendables  eliminarlos  de  la  dieta, pero si es bueno no consumirlos juntos y un tip para evitar los gases al consumirlos es agregar algunos condimentos al cocinarlos como comino,  jengibre o hinojo. Lo mismo que podemos hacer al cocinar los frijoles.

Como evitar los gases

Siempre puedes ayudarte con ciertas rutinas o tomando tés e infusiones que ayudan a disminuir este molesto problema.

Infusión de anís: El anís ayuda a quitar los gases y el dolor estomacal causado por éstos. Hervir el anís durante 5 minutos, dejarlo reposar y tomarlo. Si se toma cada día se notará una gran mejoría e incluso su desaparición.

Té de manzanilla: Este té, también ayuda a relajar nuestro abdomen; por lo qué tomarlo antes y después de comer, es ideal para disminuir los gases.

Jengibre :  Para  evitar  la  formación de gases, mastica un trocito de jengibre fresco después  de  cada  comida. También  puedes  agregar jengibre fresco a tus recetas. Igualmente, puedes hacer un té que es una excelente manera de controlar la formación de gases en el interior  del  estómago.  Para  hacerlo,  toma  una  cucharada  de jengibre rallado y ponlo a hervir en agua durante unos minutos. Bebe esta infusión dos o tres veces al día.

Té de hinojo: Es, sin duda, uno de los mejores ingredientes disponibles en tu cocina para brindar rápido alivio a la hinchazón causada por el exceso de gas estomacal.

Añadir unas semillas de hinojo en una olla de agua caliente, Dejar hervir durante 5 minutos a baja temperatura. Colar y tomar. También puedes masticar las hojas del hinojo fresco.

Ajo: El ajo ayuda a estimular la digestión y por lo tanto ofrece alivio en casos de flatulencia. La sopa de ajo puede reducir el volumen de gas en el estómago. También puedes tomar un poco de ajo machacado   junto   con   una  pequeña  cantidad   de   pimienta  negra  y unas semillas de comino, hervir todo en agua durante unos minutos. Colar y dejar que llegue a temperatura ambiente. Tomar esta solución 2 a 3 veces al día.

Alimentos con probióticos:  Los  probióticos ayudan a la digestión y reducen la hinchazón. Los alimentos que los aportan son yogur, kefir y chucrut (repollo cocido).

Una ligera caminata: Una corta caminata después de una comida pesada  puede  ayudar a mejorar la digestión y por lo tanto a reducir la hinchazón.  Recuerda  no  exagerar ya que el exceso de movimiento después de comer, puede producir cólicos.

Fotografía: Revita

Jugo quemagrasa para reducir tu abdomen

Consejos de maquillaje para lucir un cutis radiante

Tratamientos de belleza con aspirina

La  aspirina   tiene   más   de  cien  años   y  aún   se  recomienda  para variadas dolencias,  pero no  es  tan conocido que es excelente para el   cutis  ya  que  posee  ácido  salicílico  que  es  un  ingrediente que  se  utiliza  en  muchos  productos  y  tratamientos  de  belleza por su capacidad de producir una exfoliación en la piel y promover la renovación celular.

Si  usas  esta  conocida  pastilla  de  aspirina  directamente en  la  piel puedes  obtener un  maravilloso  producto de belleza  y  que  además es muy  económico.

mascarilla-aspirina-300x215

1. Mascarilla rejuvenecedora

Ingredientes
  • 4 aspirinas
  • agua tibia
Preparación:

Mojar los comprimidos con un poco de agua tibia para que se deshagan e ir aplastando hasta formar una pasta.

Aplícar en  la  cara  limpia con  movimientos  circulares  haciendo una suave  presión  para  promover  la  exfoliación. Concéntrate en  áreas ásperas o con acné.  No se  recomienda  usar  en  el  área  de  los  ojos Dejar de 5 a 10 minutos y luego enjuagar bien con agua fría.

Poner  tu  crema  hidratante  normal.  Esto dejará tu piel muy suave y brillante, e incluso un poco más tonificada.

Puedes usarla una o  dos veces  a la semana.

2. Mascarilla blanqueadora

No se recomienda usar en pieles sensitivas.

Ingredientes
  • 4 aspirinas
  • Dos cucharadas de agua tibia
  • El jugo de un limón
Preparación

Exprimir el limón en las dos cucharaditas de agua y reservar.

Usar un poco de la mezcla anterior para poner las aspirinas en remojo  y  formar una pasta un poco espesa. La  cantidad  de  agua  y limón que uses,  depende  de l tamaño  de  las  aspirinas  y  que  tan espesa quieras la mascarilla.

Aplicar en el rostro limpio y dejarla por 5 minutos, la primera vez que la  uses,  luego  aumentar  el  tiempo  a 10 minutos.  Después  de  este tiempo  enjuagar  y  aplicar  tu  crema  humectante Puedes usarla tres a cuatro veces por semana. Si notas irritación, enjuagar inmediatamente.

3. Mascarilla antiacné

Ingredientes
  • 4 aspirinas
  • Agua oxigenada al 10%
Preparación:

Disuelve  los comprimidos con un poco de agua oxigenada  al 10 % y mezcla para formar una pasta suave.

Aplícar  en  la  cara  limpia y  dejar  unos 15 minutos y luego  enjuagar bien con agua.  Usar esta mascarilla cuatro días a la semana, dejando un día de por medio entre cada aplicación.

Puedes usarla una o dos veces a la semana.

Te invitamos a visitar

El vinagre te hace más bella

30 alimentos con calorías negativas